Una dolida crítica a Maripuchi

Anda la cosa bastante revuelta y con muchas aristas en la relación, hasta ahora bastante fraternal dentro de la discrepancia, entre blogueros y blogueras simpatizantes o militantes del PSOE y otros de IU y del resto de la izquierda. El motivo, como no podría ser menos, es las críticas que desde este último campo están lloviendole al PSE-PSOE por la prácticamente anunciada decisión de gobernar en solitario en Euskadi con el apoyo del PP. Algunos blogueros del PSOE (partido que reúne en cualquier circunscripción y en cualquier elección muchas veces más votos de los que puede reunir el resto de la izquierda, incluida IU) están molestos porque se ponga en entredicho la "pureza" de esa decisión y cargan contra el resto a como dé lugar, sacándose argumentos de debajo de las piedras.

Quizás los lugares en que más extremada he visto esta tirantez sea en las bitácoras de don Rafa y don Javier, por un lado, y de Maripuchi (a quien apeé el tratamiento por expreso deseo y petición suya hace ya bastante tiempo), por otro. Los argumentos de los primeros no los voy a comentar, porque me identifico con la mayoría de ellos y por tanto resulta innecesario extenderme. Sin embargo, sí quiero referirme a los de Maripuchi porque siempre la he considerado como una persona valiente y de criterio bastante independiente y, por tanto, merece, en mi opinión, una respuesta desde el mismo espacio personal.

Maripuchi ha usado diferentes argumentos en estos últimos días respecto al tema que nos ocupa. Además, esos argumentos han ido creciendo, creo yo, en acritud y contundencia (me refiero a la dureza y no al fundamento de los mismos). Ha pasado de un post en que las buenas formas imperan por doquier y en que se nota la generosidad del triunfador hacia los perdedores (lo digo sin ironía, como simple exposición) y una distancia saludable respecto a los oponentes a su partido; a otro (el último en el momento de empezar a escribir esta entrada) en que yo noto una rabia y un revolverse a zarpazos que no creo justificados.

Sobre todo, no están justificados los argumentos que utiliza. Porque si alguien me dice que dentro del actual sistema político cualquier partido tiene derecho a intentar gobernar con el apoyo puntual o permanente de otros, independientemente de su adscripción ideológica, yo le reconoceré que sí, porque no hay discusión posible. Los derechos son cosas relacionadas con las leyes (no hay derecho a nada que no esté así legislado) y esas son las que son, por más que a uno le parezca que deberían cambiar. Pero si me dicen que además de derecho tiene legitimidad, entonces no, no estoy de acuerdo. Porque la legitimidad es subjetiva, y para mí una fuerza que pretenda ser de izquierda no debe apoyarse para gobernar en una de derechas, sobre todo en una tan de derechas como el PP. No está legitimada para ello.

Dicen Maripuchi y otros que piensan como ella que el PNV es igual de derechas que el PP y que eso parece que no lo vemos quienes criticamos a Patxi López. No sé quién padecerá esa ceguera, pero desde luego, yo no. Claro que considero al PNV tan de derechas como al PP, y por eso me he quejado siempre de que el PSOE haya buscado en otros momentos sus apoyos en ese caladero. Precisamente el problema que yo veo con las varias siglas que se cobijan bajo el ala común del PSOE es que sistemáticamente buscan sus apoyos más en la derecha que en la izquierda. Es el PSOE quien empezó gobernando con el PNV, otras fuerzas de izquierda han sido segundas en llegar a esa meta.

Pero es que, además, "no hay tal izquierda", viene a decirnos Maripuchi. Y no es verdad. Al menos, no lo ha sido siempre, y sin embargo la búsqueda del PSOE siempre ha ido en direcciones opuestas. Por no hablar de horizontes más lejanos, en la propia Euskadi ha habido izquierda y abundante, lo que ocurre es que el socialismo sólo ve factible hablarse (no digo ya formar gobiernos conjuntos) con quienes ostenten un pedigree reformista realmente puro. En Navarra se les vio el plumero sobradamente, cuando prefirieron dar el gobierno a los entonces socios del PP antes que comprometerse con la izquierda.

Por otra parte, Maripuchi afea a "muchos socialistas de Miranda para abajo" que se escandalicen "ante la posibilidad de que el PP apoye al PSE para la investidura". No sólo mantiene, pues, sus diatribas a ese pequeño magma que se encuentra supuestamente a su izquierda, sino que también las lanza contra gente afín a su adscripción política, y el argumento tiene creo yo bastante poco trapío: PNV y PP son los dos de derechas, el PNV no tiene la rémora franquista, pero tiene la suya propia y, como consecuencia... prefiere al PP. Pues vale, pero no le veo la lógica por ningún lado. Por si queda alguna duda, no soy de Euskadi (ella enlaza en esta entrada a un señor que vive allí pero que razona su rechazo a este nombre y a cualquier otro que no sea "Tierra de Vascas", lo cual me acongoja, con argumentos de tan escasa entidad como los que lanzan muchos españoles sobre los ingleses cuando van a Inglaterra: "es que no saben comer y además, hablan raro"), pero no me hace falta para saber lo que pasa allí, hay más formas de saberlo, como hay formas de saber lo que ocurre en China sin vivir diez años allí.

Y para remate, Maripuchi ofrece otro argumento que me deja de piedra: la aproximación al PP se da en buena medida a causa de la afinidad provocada por una cosa que ambos partidos, PSE-PSOE y PP tienen en común: los muertos en sus filas producidos por atentados de ETA. Que me perdonen los familiares y amigos de esas víctimas, pero jamás he escuchado argumento tan peregrino. Con ese mismo argumento, sin cambiarle un pelo, se justifica y habría que aplaudir algo enormemente criticado por el propio PSOE durante décadas, cual es la proximidad que en las filas nacionalistas se ha dado siempre a ciertos niveles entre los miembros del PNV y los de ETA. Los muertos que en ambos partidos produjeron el franquismo y los primeros gobiernos de la democracia (incluido, por supuesto, los del PSOE de Felipe González con los GAL y con la intervención directa de las fuerzas del supuesto orden) dan para justificar eso y mucho más, y además empezaron a darse (los del franquismo) antes que los que ETA produjo.

Pero es más, amparados en tal argumento, hay que pararse en seco y antes de seguir hombro con hombro con quien creía uno tener a su lado, hay que preguntar: ¿qué muertos producen más afinidad, los más cercanos en fecha o los más sangrantes en injusticia? ¿Con quién debería sentirse más unida la gente del PSE-PSOE, con quienes comparten con ellos muertos asesinados por ETA, o con quienes comparten con ellos muertos asesinados por los ascendentes directos del PP? ¿Qué memoria histórica hay que reivindicar primero?

Yo no creo que haya que dar prioridad a ninguno de esos muertos, porque no creo en la política pensada y organizada en torno a los cementerios. La confrontación política e ideológica ha sido, a través de la historia, una fuente inagotable de dolor y muerte, de destrucción y vidas rotas, pero los programas políticos basados en la contemplación de esas muertes han acabado siempre siendo un programa de venganza y no de política. Quien pretenda que las muertes unen tanto como para obviar todo lo que debería separar a unos de otros, mejor que no esté en política; flaco favor se hará a sí mismo si alguna vez tiene poder en sus manos, y mucho más flaco se lo hará a quienes por él sean gobernados.

Y más allá de estas salidas de tono, quiero recordar a Maripuchi que los problemas no acabarán cuando Patxi López sea investido lehendakari (si lo logra finalmente); entonces será cuando empiecen.

Por último, quisiera explicar por qué escribo todo esto en mi blog, en lugar de hacerlo como comentario de respuesta en el suyo, en la entrada de hoy. La razón no es sólo ni principalmente la longitud de la respuesta, sino una frase particularmente lapidaria que ella contesta a un comentarista de su post: "Perdone, Carmen, pero en mi casa no suelo ser yo la que templo las gaitas". Yo creo que siendo así, mejor no arriesgarme a que Maripuchi no quiera templar gaitas y vaya usted a saber cómo me responda, que es de armas tomar.

Han escrito también sobre este tema, aparte de las y los ya mencionados, que yo conozca:

Animal Político
Don Ricardo
Don Javierm
Doña Jessi
Don Hugo Martínez Abarca
Don Júcaro
Don Javier Ortiz
Yo

Comentarios

Maripuchi ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maripuchi ha dicho que…
Legitimísima su réplica, pero insisto: aquí las cosas no se ven igual que allí. Te lo digo por experiencia.
Por otro lado, como sabe, ya que hace mucho tiempo que nos conocemos, siempre me he mantenido un poco al margen de disputas partidistas entre nosotros... y sólo ha sido hace poco cuando he comenzado a defenderme de las críticas que considero injustas por parte de IU (generalizando la sigla) hacia mi partido. Evidentemente, esto también es legítimo. No es hacer leña del árbol caído. Eso es algo que tendrán que meditar ustedes, por qué están donde están..

Un beso
AF ha dicho que…
Maripuchi, siempre me ha parecido que tienes el don de hacer unas críticas cercanas y, por así decirlo, muy cálidas. Eso tiene la ventaja de que uno no se siente incómodo siendo criticado, porque reconoce a dónde va la crítica (a los argumentos, no a las personas) y puede relajarse y discutir de lo que hay que discutir.

Si en esta ocasión me "he metido" contigo (perdona por la expresión) es porque sinceramente creo que estás reaccionando de manera acalorada, como quien está contra la pared. Y no eres tú, no sois vosotros quienes estáis contra la pared. Reconozco que en términos más a largo plazo, el entorno de IU tenemos que plantearnos muchas cosas, porque para nosotros sí que la pared está cercana. Pero eso es una cosa que no sé si tendrá solución ni cuál será, y otra es lo que nos ocupa. Patxi no tendrá más ni menos razón en hacer lo que haga por el hecho de que IU haya hecho las cosas mal.

Un saludo.
RGAlmazán ha dicho que…
Hay dos cuestiones que no quiero dejar pasar por alto. La decisión por encima y debajo de todo de que Patxi sea Lendakari es legal. Pero es legal con el 43% de los votos (de los que el 14% son del PP), no con la mayoría social de Euskadi, por mucho que lo repitan, aunque sí con la mayoría de los diputados.
La otra cuestión es el estómago que hay que tener para pactar con quien hasta hace poco les llamaba: proetarras, amigos de asesinos y cuántas cosas más que podemos sacar de las hemerotécas. ¿Cómo va a ser lo mismo el PNV y el PP? Yo no pondré en duda que el PNV es de derechas, pero no lo compararé con el PP. ¿Dónde están los insultos del PNV? ¿Dónde están los casos de corrupción del PNV?
Ahora bien, si se trata de tomar el poder a pesar de los pesares, vale, pues eso.

Salud y República
Anónimo ha dicho que…
De entrada debo reconocer que no he leido los artículos de la tal maripuchi, ni se quién es. Veo que en el primer comentario no le acusa de falsear ni manipular ninguno de sus argumentos, que, por otro lado, son todos ellos del argumentario oficial del Psoe en esta cuestión.

Se me ocurren muchas cosas que comentar pero seleccionaré sólo dos.

Primero, el cálculo del PSE no es suyo, es el del PSOE. Creo que es el siguiente. La decisión es con qué pacto pierdo meno votos en el conjunto del Estado (porque van a perder hagan lo que hagan), con el PNV o con el PP. Han calculado que con el PP pierden menos, y de ahí su decisión. Lo demás son argumentos ad hoc para justificar este cálculo.


La segunda, va sobre uno de los topicazos de la izquierda en nuestro país. El PNV es tan de derechas (o más) que el PP. Es de las típicas cosas que se dicen sin aportar argumento alguno. He vivido en el País Vasco y ahora en Madrid desde hace uno años, y les puedo asegurar que desearía con todas mis fuerzas que en Madrid tuviéramos la mitad de políticas y prestaciones sociales que en Euskadi, sólo la mitad. Si alguien no está de acuerdo que, por favor, aporte algún argumento y no me repita lemas remanidos.

Saludos

LUIS
Maripuchi ha dicho que…
Antonio, Rafa... os puedo asegurar que me duelen (creo que) tanto como a vosotros, las debacles sucesivas de IU (generalizo sigla).
En el PSOE hay tantas sensibilidades distintas como las podáis tener en vuestras filas... Vamos, por poneros un ejemplo fácil. Tengo más en común con Cayo Lara que con José Bono... las cosas como son.
Me duele que, con la que está cayendo, y habiéndoos quedado prácticamente sin representaciones parlamentarias, vuestro discurso siga siendo contra PSOE (ojo, podéis criticar lo que os parezca, faltaría más).. y no veo tanta crítica al PP, o a la corrupción del PP...
No.. últimamente, en vuestros blogs (perdoname, Antonio, que generalice), veo críticas feroces hacia el PSOE, hacia Obama y la manía que nos ha dado a todos por Obama... pero veo pocos gritos de apoyo a un gobierno que está a punto de sacar una ley despenalizadora del aborto (uf, la que nos espera)...
¿Que se podían tomar medidas más de izquierdas? ... pues ya me diréis con qué mayoría parlamentaria...

Sabes de dónde vengo, y sabes que vine al País Vasco por voluntad propia. Hay cosas que me encantan de esta tierra y otras que deploro. Me parecen lamentables algunas políticas que el PNV ha llevado a cabo (junto con la ¿izquierda? EA, EB...).
Si pongo en tela de juicio algunas de estas políticas es porque no me parecen tan buenas. Todo es rebatible en esta vida...
Lo que me parece raro es que EB haya preferido (hasta ahora) aliarse con nacionalistas de derechas que con otros partidos cuyas alianzas podrían haber resultado más naturales.
Puedes creer en el federalismo o en la pluralidad nacional de España o de Iberia.. o de como quieras llamarla. Pero eso no legitima una Euskal Herria de 7 provincias, ni convierte a todos los habitantes de Euskadi en euskaldunes cuando jamás lo han sido... ni el euskera es la lengua natural de todos los vascos (y vascas)... ni esto es comparable con Catalunya.
Y el PNV en España no es lo mismo que aquí. Allí hacen una política y aquí otra. Aquí prevarican hasta límites insospechados. Que no salga en la prensa, no significa que no ocurra... sólo tienes que mirar qué pasó dos días antes de elecciones y ver cómo se sacaron un concurso de la manga para recolocar altos cargos... y aquí es así todo. O eres uno de ellos o no lo eres.
Del tema de ETA y su entorno, qué quieres que te diga. Yo he ido en listas. Yo tomo alguna precaución. Los del PNV no necesitan hacerlo.
Tampoco los de EB... No utilizo muertos (vamos, que no.). Las cosas son así. Excepto en Vitoria (que es Euskal Herría para principiantes), dudo que nadie se atreva a salir a la calle con un globo electoral que no sea de un partido nacionalista... y eso se ve estando aquí.
Y por último. Me da por saco la ley de partidos. Me jode enormemente que nadie se sienta legitimado para deslegitimar un proceso electoral por estar "ilegalizado"... pero, en realidad, es una gran falacia: las ideas independentistas no están ilegalizadas. Ahí está Aralar.
Está ilegalizado el partido que se ha demostrado es heredero de Batasuna (PCTV, EH...etc) y se ha demostrado que Batasuna lo que hacía con los dineros que obtiene cuando está en el parlamento es utilizarlos para "la causa".
Besos (sin ninguna acritud).
Anónimo ha dicho que…
Para mi es incomprensible que critiquemos que Pachi Lopez se apoye en el PP para conseguir ser el Lehendakari solo porque el PP es el enemigo natural del PSOE y que seria mejor que pactara con el PNV.
Todos los pactos entre dos partidos tienen un programa comun conseusado y en el Pais Vasco creo que antes de consensuar un pacto que recoja algo del PP y algo del PSOE hay que conseguir una cosa fundamental que es el derecho A LA VIDA Y A LAS LIBERTADES INDIVIDUALES.
Ese es la razon por la que Pachi debe ser Lehendakari sin tener en cuenta quien le va a apoyar.
Al fin y al cabo el PP esta obligado a apoyar al PSOE. Alguien piensa que le va a negar su apoyo si no consigue nada a cambio?.
Por lo tanto al no apoyarse en el PP no se crea ese "FRENTE ANTINACIONALISTA" con que asusta el PNV a los vascos nacionalistas.
Despues que se forme un gobierno del PSOE y se ocupen todos los cargos por afines,ya podremos discutir si sigue una politica de izquierdas o de derechas, pero lo importante es que la persona que dirija la comunidad vasca sea una persona que luche por la VIDA Y LAS LIBERTADES.
AF ha dicho que…
Vengo observando que mis críticas a que Patxi López piense gobernar en solitario con el apoyo del PP se confunden con que me parezca mal que gobierne solo. Pues no, no me parecería mal si realmente gobernara en solitario. Pero, en primer lugar, para hacer eso estaría más legitimado el PNV, que tiene más votos y más escaños; y en segundo lugar, es que tengo clarísimo que el PSE no gobernará "a pelo", es decir sin pactar apoyos (al menos para cosas fundamentales, como la investidura y los presupuestos) con el PP. Remito a una entrada anterior en este blog (http://aesteladodelrubicon.blogspot.com/2009/03/que-le-dara-el-psoe-al-pp-cambio-de-su.html), leyendo la cual podrá cualquiera darse cuenta de por qué lo digo.

Y es que a cambio de su apoyo, el PP pedirá LO QUE MÁS NECESITE, que no necesariamente tiene que ser un apoyo intercambiado en otra comunidad (no los necesita en estos momentos), sino cosas de otra naturaleza.

Ese es lo que me da más miedo y lo que me produce rechazo. Aparte de ello, naturalmente, está el hecho de que las políticas de quien necesita los votos de otro para gobernar, siempre estarán mediatizadas por ese otro. Si los apoyos posibles son todos de derechas, la política del PSE se verá mediatizada hacia la derecha (aquella que tenga una inspiración de izquierda, que no creo que sea toda).

¿Queda otra opción? Desde luego, quedaría la opción de no dar al PP ni al PNV nada a cambio de sus votos. Eso llevaría a una gobernación inviable en muchos momentos, pero también a una permanente exposición de los dos partidos de derechas (PP y PNV) al juicio popular.

O quedaría la opción de quedarse en la oposición (ya lo hizo el PSOE en Navarra) siendo el garante de una vigilancia desde la izquierda a las políticas de quien gobernase (el PNV, de seguro). Esto último tengo claro que lo puede hacer el PSOE en una comunidad "pequeña", pero no en Euskadi, donde haciéndolo, perdería el efecto "golpe en la mesa" de tomar en sus manos el gobierno y donde perdería la opción de entrar en el reparto de puestos, tan buscado por todos (TODOS) los partidos.

Un saludo.
Santi Benítez ha dicho que…
Don Antonio, no le voy a negar que a mi esto de que el PP apoye la investidura de un socialista, sea en Euskadi o en Pekín, me incomoda bastante, pero es que igual me incomoda que el partido político en el que milito desde hace mucho llegue a acuerdos de gobierno con formaciones como el PNV o CiU - no me escandaliza más lo primero que lo segundo, me toca los mondongos las dos cosas-. Pero por otro lado tendrá usted que reconocerme Don Antonio que para poder gobernar, ya sea una Comunidad Autónoma o un Ayuntamiento, es necesario llegar a acuerdos de gobierno que, aunque en principio puedan ser, o son, contranatura, aseguran la estabilidad institucional y acercan al entendimiento a fuerzas políticas de colores y sentires diversos y diferentes. Ya lo dice el dicho la política hace extraños amigos de cama.

Una vez dicho esto, que, a mi forma de ver, es más que lógico, quisiera decir algo sobre el caso del PSE-EE en Euskadi y el posible apoyo a la investidura de Patxi López por parte del PP.

Quisiera diferenciar. Mientras que en otras partes ese tipo de apoyos, sean puntuales o no, se realizan a fin de lograr estabilidad institucional, en el caso de Euskadi nos encontramos con un panorama completamente diferente. Me explico. El PNV ha pensado, piensa y seguirá pensando que Euskadi es su feudo, y para ello no ha dudado en sacar tajada de la existencia de los violentos, aunque de cara a la galería hable de condena de la violencia, del hartazgo de los vascos por la existencia de ETA y de que los violentos no pueden marcar la agenda de la política en Euskadi, resulta que prohibir partidos políticos formados por esos violentos, por aquellos que jalean y les hacen la propaganda o buscan formas de financiar a los violentos... es una actitud antidemocrática. Bien, aceptemos pulpo como animal de compañía. Todos los demócratas, incluyo a la inmensa mayoría de los vascos, llevamos sufriendo Lizarra, y, por fin, Lizarra ha muerto. La agenda de ruta de la que tanto hablaba el actual Lehendakari - por poco tiempo- se ha convertido en papel mojado, y es así porque la mayoría de los vascos así lo han querido, no porque nadie haya impuesto nada, no. Los vascos han ido a las urnas y han dicho hasta aquí llegó el duro. Usted podrá decir que no es eso lo que demuestran los resultados, pero lo cierto es que el PNV no tiene mayoría para gobernar y que el resto de los partidos políticos no nacionalistas pueden desalojar, por fin, a los nacionalistas de lo que el PNV siempre ha llamado su feudo.

Y aquí viene la pregunta del millón, ¿Es más importante guardar las apariencias, alegrarse por los resultados, que han sido estupendos para el PSE-EE, y seguir permitiendo que el PNV mantenga el futuro de los vascos hipotecado en base a Lizarra, o los representantes legítamente elegidos, sean de una tendencia política o de otra, dejen a un lado sus diferencias y terminen de una vez por todas con el feudalismo vasco?

Bajo mi punto de vista creo más responsable lo segundo que lo primero. Si la ideología no nos permite trabajar codo con codo con otros demócratas por el bien común - aunque carezcan de ideología conocida o tengan rescondida alguna más que censurable-, la ideología no sirve para nada, es un lastre y debe ser desechada. ¿Es necesaria la ideología? Por supuesto, pero no puede ser alzada contra el bien común.

P.D.
Ojalá IU consiguiera que la dependencia para mantener la estabilidad institucional en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas no dependiera de los nacionalistas... pero es que están ustedes desaparecidos en combate, bajo mi punto de vista de forma completamente injusta, quede claro, pero es que amor no quita conocimiento Don Antonio.

Ôo-~
AF ha dicho que…
Bueno, don Santi, es una forma de ver las cosas. No la mía, pero reconozco que una parte del argumentario (lo de eliminar en la práctica feudos, por ejemplo) me hace tilín (¡qué cursi!)

Un saludo.
Carmen ha dicho que…
Soy Carmen la que intentaba expresar mi temor por no decir también estupor, en el blog de Maripuchi, sobre la alianza posible entre el PP y el PSE . En todo caso le escribo para decirle que efectivamente me dejó helada la reacción de "Maripuchi". Si ella se dedica a la política evidentemente creo que debería replantearse si es adecuada su intolerancia en el diálogo y su pérdida de formas en el debate. Al parecer cree que solo ella entiende lo que ocurre en el País Vasco y solo ella está en posesión de la verdad. Espero que cambie y admita diferentes puntos de vista pero lo dudo ya que sigo leyendo su blog y me sigue sorprendiendo su falta de flexibilidad hacia posturas distintas. Un saludo
Blog de Paco Piniella ha dicho que…
Bueno don Antonio, navega usted por mares tumultuosos. ¿Se imagina los que se tendrán que ir de un despachito a tenerse que pagarse la hipoteca del piso? solo con eso merecerá la pena que el PNV pruebe el banquillo ¿o no?
Ya sabe mi opinión que es algo diferente a la de doña Cristina y a la suya, pero es lógico pensar que los socialistas vascos esten sedientos de tocar balón, cuando se han jugado tanto por el hecho de defender unas posturas y unas posiciones tan difíciles en aquellos territorios.
La vida a veces no es blanco y negro, sino que tiene colores y sentimientos. Es difícil a veces ser frio en política, es fácil, desde mi Cádiz, enjuiciar lo que pasa en el Norte, pero los que viven allí quizás tengan dificil la mirada de la distancia y la lejanía.
Agur eta Gabon.

Entradas populares