Balance

Unas cinco entradas bastante buenas; aproximadamente cien, buenas a secas; doscientas cincuenta, sin pena ni gloria; cien maluchas; y unas cuarenta y cinco, malas de solemnidad. Un balance como cualquier otro, propio de un escéptico sobre sí mismo.

He llegado a conclusiones, no crean: los liberales son más bien malos; los del PSOE querrían ser más buenos de lo que el posibilismo les deja, y a veces lo consiguen; los de IU miran al de al lado antes de ser buenos, no vaya a ser que el otro quiera serlo antes; los del PP son malvadamente malos, menos don Impe, que lo que le pasa es que es del Atleti; se pueden hacer mejores post con la música como tema que con la política; un periodista que lo es de verdad, vale más que cien palabras; Olivier Besançenot en Francia y los del Bloco de Esquerda en Portugal lo hacen muy bien y si es posible hacerlo así en esos dos países, aquí debería serlo también. Rajoy tiene un primo.

Son cosas sencillas. Son esas cosas que nos hacen recordar este mundo absurdo que no sabe a dónde va.

Comentarios

J. G Centeno ha dicho que…
Un poco mustio le encuentro, y creo que hay motivos para el optimismo, aunque no desaforado. Esta sociedad empieza a moverse y a cuestionar valores, hasta ayer absolutos. Tenemos que agitar un poco la sociedad, sacudirla. Y en alguna medida su bitácora contribuye, a pesar de su escepticismo.
Blanca ha dicho que…
Sí, pero tiene razón Antonio en que no solo de política vive el hombre, sino que vive en realidad de todo lo demás, (salvo Zaplana, que está para ganar pasta, según el) y que a veces viene bien alejarse un poco y disfrutar de la vida, que es la que nos da alegrías y a veces penas... y está bien contarlo.

Un beso a los dos.
Freia ha dicho que…
Don Antonio, que es Vd. uno de mis pilares más firmes. No se me venga abajo, no más de los escépticamente necesario. Gracias a Vd. me enteré yo de por qué de repente El País estaba cambiando su línea editorial y que la guerra del fútbol no era más que una tapadera. También gracias a sus acertados análisis me desembrutezco políticamente poquito a poco y día a día (a Vd. y a algunos otros dignos miembros de la blogosfera). No me deje Vd. sin sus comentarios políticos, que ya siento el mono. Pero tiene razón en parte de lo que dice. Como apunta Blanca, no sólo de política vive el hombre. Haga renacer de sus cenizas el PRM, escriba (como Maripuchi) una carta a los RR.MM. con su hijo, disfrute y sufra con la Champion. Paséselo bien con los suyos, con sus amigotes, con su equipo de fútbol (el mejor del anterior milenio), con la buena mesa y el buen vino (con moderación, que sabe mejor) y dése un respiro y trátese Vd. un poquito mejor, que se lo tiene merecido.
Reconozco que la música da más satisfacciones que la política y es mucho más agradecida. Pero todavía está Vd. a tiempo de proponer un blog comunitario sobre andanzas y viajes del que bien podría ser el administrador. Le desengrasaría un poco de la res publica y podría compatibilizarlo. También puede intentar cruzar el Rubicón, de vez en cuando. Un abrazo gordo, gordo,
Imperialista ha dicho que…
No acabo de comprender la conclusión que saca sobre mí: los del PP son malvadamente malos, menos don Impe, que lo que le pasa es que es del Atleti.

Intuyo que pretende decir que soy o bien malvado o bien malo pero no malvadamente malo porque ser del Atleti sirve como atenuante o bien de malicia o bien de maldad.

De todas formas creo que exagera usted. ¿Cinco entradas bastante buenas? Ande ya...
AF ha dicho que…
Veamos: yo no tengo ningún tipo de depresión. Lo digo porque algunos comentarios me hacen pensar que he rtransmitido sin querer esa impresión, y no es verdad. Soy consustancialmente incapaz de deprimirme.

Tengan, pues, la certeza de que no va por ahí la cosa, sólo que aveces me canso (como ocurrió recientemente) y cuando vuelvo a la actividad no lo hago con tantas ganas. Eso puede pesar o quedarse donde está, pero no me preocupa lo más mínimo. Cuando hago el balance que hago es porque creo que es así, pero eso no me da ni fríuo ni calor.

Don Impe: le podría enumerar las cinco entradas, aunque ocuparía demasiado espacio (puede que más de dos líneas). Ser del Atleti, por otro lado, le hace a usted ser, no malo, sino simplemente rencoroso con la humanidad. Bueno, pues muy bien, no pasa nada.

Un saludo.
Manuel ha dicho que…
La política en España tiene el tremendo lastre de contar con unos representantes penosos. El nivel del discurso (suponiendo que exista, que ya es mucho suponer) es de alcantarilla. Yo también me aburro en medio este cotilleo de porteras. Le sugiero que mire al exterior o, por el contrario y como complemento, dentro de usted mismo. Seguro que encuentra cosas interesantes que subir a la Red: sus propios pensamientos sobra la vida y sus pequeñas cosillas. Que al final es siempre lo que de verdad importa.
eagle ha dicho que…
Thanks
This is grate
tech news

Entradas populares