Batacazo de E-On, batacazo del gobierno alemán

Nada he comentado de lo que me parece que ha sido la operación más relevante en lo que a economía española se refiere en los últimos años, que no es otra que la relacionada con las distintas OPAs sobre Endesa. No lo he hecho, en primer lugar, porque mis conocimientos sobre economía son escasos y básicos y, en segundo lugar, porque me daba cuenta de que nada estaba cerrado en ninguna de las ocasiones en que pareció estarlo.

Ahora, después del acuerdo forzado entre las tres empresas que se disputaron el control de la eléctrica española, es posible emitir un juicio, aunque sea uno pequeñito y no de índole económico-empresarial, sino política. Porque es evidente (por más que se haya querido negar siempre) el lado político de toda la movida. El sector energético es estratégico para cualquier economía y Endesa se había convertido ya en una referencia en el contexto europeo. Que cualquier gobierno español pudiera o no tener un acceso a las decisiones más de fondo de una empresa como Endesa, podía hacer que variaran muchas cosas.

Las decisiones estratégicas de estas empresas tienen que ver, claro está, con la obtención de beneficios para sus arcas y sus accionistas. Pero se mueven en un orden de cifras tan gigantesco que se les hace necesario ir de la mano de los gobiernos en casi todas sus estrategias. De ahí la interdependencia entre unas y otros.

Y aquí de lo que se trataba era de una empresa mayor aún que Endesa, de innegable obediencia a los intereses políticos y económicos de Alemania (la negación de esto era ridícula por parte del gobierno alemán y de todos los interesados defensores de la OPA de E-On), que se iba a quedar con un instrumento de control de algo estratégico en los planes de cualquier gobierno: la energía.

No lo ha podido hacer. Los comentarios de la prensa alemana queriendo quitar hierro a la derrota del intento de su empresa son también un poco ridículos y suenan claramente a rabieta de niño rico acostumbrado a coger lo que le gusta, cuando no puede hacerse con un valioso y deseado juguete. El prestigioso Frankfurter Allgemeine Zeitung reconoce que la estrategia de E-On estaba "reventada" desde la entrada en escena de Enel y Acciona (y parece que caben pocas dudas acerca de lo animadas que estas dos empresas han estado por parte del gobierno español). El Financial Times Deutschland se erige en portavoz de los más enrabietados y asegura que el mayor perdedor en todo esto es el propio gobierno de Zapatero, ya que va a seguir quedándose sin Endesa, mientras que E-On, al menos, va a conseguir importantes activos de la española. Es una forma de ver las cosas, pero no oculta el batacazo que se ha llevado E-On y, de rebote, Angela Merkel. Zapatero puede que no haya logrado mantener a Endesa fuera de las "garras" de una empresa de otro país (Enel es italiana), pero nadie puede acusarle de no haber sabido mover hilos muy complejos y en gran cantidad para batallar contra su homóloga alemana.

Comentarios

Maripuchi ha dicho que…
Que el asunto Endesa era más político que otra cosa se pudo ver desde el principio, con el PP vociferando contra esos "extranjeros" de Gas Natural ...

Sigue habiendo algo aquí que se nos escapa ..... a mi, por lo menos.
Alba y Alvaro ha dicho que…
Es que cuando hay demasiados ceros...

Saludos desde el agua
mercedes ha dicho que…
La cara desencajada y descompuesta de Rajoy era un verdadero poema y muestra que acusa un golpe más grande de lo que uno pudiera vislumbrar en toda la jerga bursátil (que a lo mio es cercano al analfabetismo). Sus declaraciones además, partiendo Endesa entre "dos" compañías extranjeras (cosa que no entiendo porque es peor que dejarla en manos de una sola extranjera tal y como ellos querían) como si Acciona no existiera y fuera uno de los mayores accionistas eran un poco penosas la verdad.
J. G Centeno ha dicho que…
Soy poco, o nada, ducho en cuestiones bursátiles, por tanto a mi que ENDESA se la quede E-ON, Gas natural, ENEL o Acciona, francamente me da igual. Si que me gustaría es que quien se la quede sea cuidadoso con temas medioambientales, algo que dudo, y que el recibo de la luz saliera más barato al consumidor, cosa más improbable todavía. Lo curioso es que he oído a gente, tan analfabeta como yo en estos temas dando unas opiniones financiero-energético-nacionalista que,como se dice ahora, me han dejado flipando. El inefable Fedeguico el glande, ha llegado a decir en su taza del váter herziana, que el gobierno español de Zapatero prefería a los italianos porque allí nació la mafia.
Yo creo que en este debate la postura sensatamente progresista es la de nacionalizar los sectores públicos básicos, y uno de ellos es el energético, lo demás "bacalás".
Anónimo ha dicho que…
Bueno, E-on, Enel y Acciona ya han pactado. Los ricos, TODOS, se vuelven mucho más ricos a costa, en primer término, de los accionistas minoritarios que al actuar sin el caudal de información de los iniciados vendieron en los primeros compases y en segundo término, no lo olvidemos, de las potencialidades de extorsión futuras a los obligados consumidores españoles, que desde hace decadas - en tiempos no democráticos - financiamos con impuestos y gabelas a las eléctricas.

Hay que destacar, en medio del fragor informativo, algo que a ninguno de los grandes contendientes - en su discusión entre caballeros y grupos de presión - les ha interesado recordar: Endesa era pública hasta hace poquísimos años, fué privatizada por un valor muy inferior al alcanzado en un corto periodo de tiempo. NO tienen nada que decir el PP privatizador de entonces y el PSOE, que tan idéntico a él suele ser en politica económica, con este dispendio del patrimonio público.

Como nota al margen, observar la división de voto de CC.OO. en el Consejo de Cajamadrid. Se nota la larga mano de Antonio Gutierrez y su papel de ser sin estar en el PSOE. ¿O no?.
AF ha dicho que…
Totalmente de acuerdo con el último anónimo. Por cierto, siempre animo a firmar con un nombre, me da igual que sea falso. Me parece que da otras posibilidades a la conversación.

Entradas populares