Si la condena es injusta, la prisión también lo es

Casi todos los comentarios que venyo leyendo o escuchando de diferentes personas en referencia a la huelga de hambre de De Juana Chaos y la polémica sobre la conveniencia o no de aplicarle el tercer grado (prevención domiciliaria) se centran en la misma cuestión: ¿hay que dárselo, bien sea por compasión (que no se llegue a morir) o por cálculo (que no se convierta en un mártir); o no hay que dárselo porque queremos que apure el cáliz de su condena?

En esta forma de considerar el tema queda sin abordar lo que para mí es esencial: la condena de doce años (recurrida, lo que significa que un tribunal superior podría revocarla) por la que actualmente está en prisión preventiva De Juana Chaos, es una condena en mi opinión injusta. Los dos artículos del preso aparecidos en su día en el diario Gara no pueden ser considerados relacionados con el terrorismo en sí mismos. Y ésos eran los que se juzgaban, no el pasado de De Juana (y posiblemente el presente) que, sin duda, sí sigue ligado a ETA.

Le metieron doce años más porque una gran cantidad de gente consideró insuficientes los dieciocho que había estado preso cumpliendo otra condena anterior. Y ésta es la madre del cordero, ningún otro criterio puede pesar sobre éste. No se debe condenar a nadie a doce años de cárcel por escribir dos artículos (ni aunque ensalzaran el terrorismo, diría yo), porque escribir es escribir, y las letras no matan, por mucho rechazo que produzcan. Búsquense otros medios más proporcionados para castigar el ensalzamiento del terrorismo (si existe), pero no esa barbaridad.

Los jueces, en mi opinión, han respondido claramente a la presión social parcial que ha existido en este caso y han buscado una excusa para satisfacer los requerimientos de quienes querían no ver salir nunca de la cárcel a De Juana. En otras palabras, creo que se han puesto al servicio del deseo de venganza de una parte de la sociedad. Ni siquiera pienso que la respuesta a éso sea: "espero que hagan lo mismo en otros casos", porque no es verdad. Espero que NO hagan lo mismo en ningún otro caso.

Comentarios

Daniel Isaac ha dicho que…
Aquella condena la metieron con calzador.
Un ánimo revanchista que es nefasto cuando de la ley se trata.
Mira que me pesa decirlo, pero si se recurre la condena y se demuestra injusta, ese hombre, ese y cualquiera, creamos lo que queramos, no puede estar en la cárcel.
Si no, perderemos nuestras garantías, nuestros derechos, según el estado de opinión de muchos...
Santi Benítez (Sun_Tsu) ha dicho que…
Volvemos a lo mismo que te decía en el artículo "La venda sobre un ojo".

La condena de doce años, que aunque esté recurrida en los términos de dureza de apliación de los supuestos legales en cuanto a la cuantía de la sentencia haciendo caso omiso de los atenuantes, no así en cuanto a que el delito fuera cometido - eso sería imposible porque los artículos a los que hace referencia la sentencia son públicos y por lo tanto innegables como prueba de delito y en cuanto a su contenido-, se ajusta a derecho.
La sentencia no es injusta en cuanto al delito cometido, puede que sea demasiado dura en los supuestos que comprende, y es sobre eso sobre lo que el TS se pronunciará, es decir, sobre si la sentencia ha tenido suficientemente en cuenta los atenuantes exhibidos por la defensa, o no. No así sobre que el delito existiera, o no.

La percepción personal que haces sobre si los artículos en cuestión no pueden ser relacionados con el terrorismo... me da la impresión de que la defensa lo primero que intentó fue negar eso mismo - claro que eso no se sostendría porque el contenido es inequívoco, aunque sí interpretable-. El pasado de De Juana Chaos sólo es relevante en cuanto a su reincidencia, que como bien dices, De Juana ha sido condenado en relación a atentados de ETA y su vinculación con la banda terrorista, a la cual sigue ligado. Todo eso lo convierte en un reincidente.

La condena a doce años se ajusta a derecho, tanto por delito cometido como por la reincidencia del condenado, independientemente de si hay gente que no creyera suficiente su condena anterior.

Ah, y no sólo es que se pueda, es que se debe condenar a alguien a doce años cuando desde sus escritos - siempre que estos sean públicos- se hace apología del terrorismo o se hacen indicaciones para asesinar a personas o atentar contra cosas. La libertad de expresión tiene como única limitación la dignidad de las personas o la incitación al crimen. Me parece muy respetable esa apreciación que haces sobre que no se debe condenar a nadie ni por ensalzar el terrorismo, pero no la comparto, ni creo que la mayoría de los demócratas lo hagan.

Yo sí espero que se aplique la ley en todos los casos correspondientes, es más, espero que se aplique en todos los casos correspondientes independientemente de su importancia mediática, política o pública. Al igual que espero que se le aplique a De Juana, y a cualquiera, los supuestos correspondientes recogidos en la ley de Régimen Penitenciario en cuanto a peligro vital.

Ya digo, la ley es la ley.

Ôo-~
AF ha dicho que…
Santi:

Respeto total y profundamente tu comentario. Me parece absolutamente razonable. Sólo te hago una consideración, que es la misma que hice a otro comentario tuyo en un post anterior: cuando hablo de justo o injusto, o cuando me refiero a la "sensibilidad" de los juevces hacia la presión social, siempre me refiero a cuestiones que tienen que ver con la política, esto es, con el gobierno de la sociedad, y no con el ordenamiento jurídico en su aspecto técnico.

Voy viendo que tú dominas esta última cuestión y me parece muy honroso contar con comentarios de alguien que tiene esa virtud y capacidad. Tal y como decía en los comentarios al otro post, yo no me metgeré en ese berenjenal, para el que no me siento capacitado.

Pero, insisto, desde el absoluto respeto a lo que planteas en cuanto a las justicia de la condena, yo disiento porque la justicia es, evidentemente, algo subjetivo si uno se refiere al sentimiento de lo justo. Sik el actual ordenamiento y el código penal establece como adecuado el procedimiento y la pena impuestas, yo seguiré diciendo que me parece mal.

Entradas populares