Policías con conciencia

Rompo el silencio de más de dos meses que hicieron que viera este blog como una herramienta en vías de extinción, para referirme a algo, a una pequeña cosa entre las diez mil que están ocurriendo (tantas, que su excesivo número me incapacita para hablar de ellas), que me ha parecido de extraordinaria importancia, ya ven ustedes.

Me refiero a este comunicado del Sindicato Unificado de Policía (SUP) (agradezco a @LaPlaza su envío) que pone el dedo en la llaga y deja sobre la mesa el tema al que nos tendremos que enfrentar a corto plazo cuantos estamos por intentar revertir el desastroso rumbo de nuestra sociedad. Me refiero al choque, inevitable, se lo aseguro, de la ciudadanía con las fuerzas del orden, que en su momento se verá que sólo defienden el orden de quienes están dictando leyes ilegítimas en una sociedad que se definió defensora del Estado del Bienestar.

Nos manifestaremos (ya lo estamos haciendo, y yo mucho menos que otras y otros) y esas manifestaciones irán creciendo en intensidad a medida que aumente la frustración de ver que nada conseguimos con ellas. Algunos verán clara en ese momento la necesidad de responder a los abusos de los poderosos y buscarán organizarse para ser más eficaces en la protesta y en la obtención de respuesta positiva a sus reivindicaciones. Lo intentarán siendo más incisivos y organizando protestas más duras. Y la respuesta llegará de la mano de la policía, tal como el propio sindicato reconoce en su comunicado. Es algo que tiene un inmenso valor y que hay que reconocer al SUP. Esperemos que sus miembros, llegado el caso, recuerden sus propios argumentos y, cuanto menos, hagan lo posible por aliviar el rigor de sus 'respuestas'.

Un vistazo a Grecia nos permite ver con los ojos de la cara, sin recurrir a los de la imaginación, lo que ocurrirá aquí en mayor o menor medida, antes o después. Allí, un importante sindicato policial (si es que no se demuestra un bulo, que en estos tiempos nada puede descartarse) se ha posicionado en contra de la política represiva gubernamental y ha expresado su intención de no reprimir las protestas ciudadanas. No sé si la noticia se ha confirmado ni si, en caso de haberse hecho, el sindicato ha sido ya disuelto (nada detendrá a los tecnócratas del poder en Grecia, si no es la legítima violencia ciudadana), o si no tiene tanta influencia como decían. Pero sé que es lo único que puede abrir un auténtico rayo de luz en el futuro de todas y todos nosotros: que quienes tienen a su cargo la coerción por la fuerza y la represión de la rebelión, lleguen a la conclusión de que también ellos son perjudicados por las medidas del poder y que cuando les mandan reprimir violenta e injustamente una manifestación, lo que están haciendo no es proteger el buen orden de la acción de una banda de desalmados antisociales. Lo que están haciendo es proteger a la banda de desalmados de la justa ira de la sociedad.

Pero eso suena a cuento de hadas. En la historia, sólo ha ocurrido unas pocas veces, y siempre de la mano de alguna revolución cuasi triunfante. Quién y cómo sea capaz de organizar una en España hoy, es algo que está aún por ver, pero sin ella, ninguna acción parlamentaria tendrá valor y la alegría de unos pocos votos más equivaldrá a la actitud del pobre hombre que miraba el dedo, y no a la Luna.

Comentarios

prestito inpdap ha dicho que…
Sì, tienes razòn, es un poco utòpico. Sin embargo, me alegro de que hayas vuelto.
Mnemoshistoria ha dicho que…
Estimado Antonio, habría alguna forma de contactar con usted vía email para una consulta personal?

Muchisimas gracias

Jose Emilio
Anónimo ha dicho que…
Quieren ganar en las calles lo que no han ganado en las urnas.

El pueblo andaluz nos dará otra lección de democracia volviendo a echar a los socialistas del poder.

Entradas populares