El dilema de Equo

Hoy se ha presentado oficialmente en Madrid Equo como partido político que tendrá una candidatura para las Elecciones Generales de 2012. En la presentación, su cabeza más visible, Juantxo López de Uralde, ha hecho saber que buscarán alianzas con distintas fuerzas en distintos sitios con el fin de poder tener presencia en todas las circunscripciones posibles. Es una afirmación que, al mismo tiempo, denota debilidad y fortaleza

La debilidad es obvia: Equo no tiene militantes suficientes para presentarse en todas las circunscripciones. López de Uralde asegura que el problema es darse a conocer porque "cuando nos conocen les interesamos", pero es claro que Equo aún no se ha dado a conocer suficientemente. La fortaleza está en la claridad con la que se plantean esa debilidad y la resolución con que buscan pasar por encima de ella.

Lo que ocurre es que a la hora de buscar acuerdos hay pocos interlocutores a los que dirigirse. Un partido que hace su presentación pública en Madrid, renuncia de antemano a encontrar en las fuerzas nacionalistas a sus socios. Ojalá me equivoque, pero creo que ningún partido nacionalista de izquierda verá en Equo un socio "recomendable", por más que tampoco lo considere enemigo.

Izquierda Unida acaba de experimentar una mejoría, pequeña, pero mejoría. Es una novedad en los últimos tiempos, a lo largo de los cuales las citas electorales siempre han sido fuente de frustración para la coalición. Esto significa que, al menos como "tic" político, sus dirigentes serán menos propensos ahora al acuerdo que antes. Menos aún con una fuerza que es una incógnita en cuanto a su comportamiento y recorrido electoral, pero que en cualquier caso se barrunta como competidora de IU (cualquier fuerza de izquierda lo es en este momento).

¿Quiénes quedan? Pequeñas (o no tan pequeñas) fuerzas o candidaturas que en anteriores ocasiones han conseguido algún éxito y que pueden ver en Equo el paraguas más adecuado bajo el cual cobijarse. Son pocos casos y suelen tener un radio de acción muy limitado. Así que, ¿cómo concretará Equo su programa de acuerdos, y con quién?

Me gustaría entrever una respuesta, pero no lo consigo. Espero, eso sí, que la escasez de candidatos para el acuerdo no lleve a Equo a empezar con mal pie, encontrando en fuerzas que nada tienen que ver con las aspiraciones sociales y políticas realmente progresistas, a esos socios que quizás no encuentre en otros lugares. Es un dilema poco favorecedor para una fuerza política naciente, pero así son las cosas.


Comentarios

Sergio - La Tribuna ha dicho que…
Hola Antonio, soy Sergio Vallejo, coordinador de la revista de opinión La Tribuna. Nos ha gustado mucho tu Blog y quisiéramos proponerte una colaboración sencilla para que ambas partes nos demos a conocer en nuevos ámbitos.
Ya participamos de ésta forma con los Blogs Ciberculturalia y Kabila, entre otros.

Te dejo el enlace a nuestro último número.

Si deseas conocer más detalles, por favor escríbenos un correo a LaTribunaDeOpinion@yahoo.es y te informaremos encantados.

Recibe un cordial saludo.

Att. Sergio Vallejo

Entradas populares