Lástima no poder llevarme a más de uno por delante, mecagüen Dios

En mi anterior entrada hay un comentario de alguien que se identifica como 'Ahora nos congelan la pensión' y que yo he borrado. Creo haber hecho esto quizás cuatro o cinco veces en casi cuatro años de blog. En todas las ocasiones anteriores el motivo ha sido o bien que el comentario utilizaba insultos inasumibles, o bien que era propaganda encubierta o claros off topic. El comentario que he borrado ahora no es ninguna de las dos cosas.

La persona que me lo ha dejado hace una muy somera reflexión al hilo de mi entrada, pero al final aprovecha para, hábilmente, dar una larga cambiada y cargar contra quienes queremos recuperar la memoria histórica, sacar a la luz los crímenes del franquismo y de los los franquistas y juzgar por lo penal a quienes queden vivos, y ética y políticamente a quienes estén muertos y a su régimen.

Quien se esconde tras este pseudónimo nos pone un enlace a un video nauseabundo en YouTube, en el que se aprovecha un anuncio que varios artistas españoles grabaron apoyando esa recuperación de la memoria histórica para, usando unos subtítulos vergonzosos, verter mentiras tras mentiras intentando calumniar y anular lo que los artistas dicen.

El video se esconde, cobarde como sus autores, promotores y distribuidores, tras la excusa de un pretendido pacifismo que aboga por el "dejen ya de remover la mierda, los muertos están muertos y no hay que airearlos, porque eso nos llevará a una guerra civil como en aquellos tiempos el odio y la violencia llevaron a una guerra civil".

Pero a la guerra civil no llevó el odio y la violencia en abstracto. Llevó una rebelión militar y la mierda que en las cabezas y en los corazones tenía toda una casta de cerdos inútiles, de señoritos hijos de puta, de desechos de la historia que quisieron mantener privilegios inhumanos por encima del hambre y la muerte de los demás. Llevaron al odio y a la violencia un hatajo de curas pederastas y sacrílegos de su propia religión, una masa de cerebros asabañonados que sólo conocían una forma de salir del hambre: aprovecharse de los demás poseyendo sus mentes y sus miedos. Llevaron al odio y a la violencia, en fin, unos militares que no eran más que lo que habían sido siempre: cobardes escondidos tras un fusil y un uniforme.

Con el paso de los tiempos, los hijos y los nietos de esos cerdos inútiles, de esos cerebros asabañonados y de esos cobardes, aupados en una victoria violenta y odiosa, siguieron durante cuarenta años manteniendo los privilegios inhumanos, el miedo en las mentes y la cobardía en el brazo. Llegaron hasta los años setenta y se toparon con un hecho atroz: las generaciones herederas de los vencidos volvían a levantarse y les volvían a poner contra las cuerdas. Y tirando de sus millones, de su cobardía y de su práctica en el engaño, se postraron a los pies de quienes estuvieran dispuestos a pasarles todo por alto: el asesinato, el robo, la podredumbre, la mala sangre, los fusilados de las cunetas, los cortes de pelo al cero, el aceite de ricino, la desposesión absoluta, la violación y los caídos no por Dios y por España, sino desde las ventanas de la Dirección General de Seguridad.

Y ahí estuvieron el PSOE y el PCE ofreciendo sus atentos brazos para ayudarles a cruzar esa calle tan concurrida y violenta que estaba a punto de atropellarles. Les buscaron un pisito de mantenidas y, a cambio de que no se llevaran su dinero a Suiza y dejaran el país en la ruina, les decoraron el piso con cuantos carteles de Falange y cruces gamadas quisieran colocar. Sólo que sí se llevaron el dinero a Suiza, hoy mismo hemos sabido que al menos 6.000 millones de euros están en cuentas de bancos suizos, propiedad ilegal de españoles que heredaron los millones y las cruces gamadas de sus padres y de sus abuelos. Y encima les avisan de que en quince días les van a reñir en serio. Hasta los inspectores de Hacienda se han quejado del trato de favor. ¡Qué vergüenza para cualquier gobierno, pero qué vergüenza mayor aún para gentuza que se dice socialista!

Y ahora, cuando va habiendo cada vez más voces hartas de callar sin saber muy bien por qué han callado; cuando los imbéciles del Instituto Cervantes tienen la ocurrencia de proponer una votación en Internet para ver cuál es la 'palabra del día' elegida por los españoles... y resulta que ésta es, con gran diferencia de votos, 'república'; cuando ese que dicen que es rey, pero que también dicen que es un borracho y poco menos que un ladrón, lleva meses sin hablar, y no porque le hayan operado, que semanas antes ya no hablaba mucho. Ahora que con insistencia reclamamos el recuerdo y la justicia, salen mierdas como éste que pretende distribuir su bazofia a través de mi blog, y nos dicen que todo eso no es más que odio. Y además, un odio que nos va a llevar a otra guerra civil.

Tengo ya cincuenta y cuatro años y, mecagüen Dios, se me han limado mucho las aristas. Pero me iría con gusto a la tumba con tal de llevarme por delante a varios de los que distribuyen videos como éste, por no hablar de los pistoleros que, con pistola o con cuenta corriente, nos atracan a diario el bolsillo y el alma.

Tengan carnet de Falange, del PP o del PSOE.

Comentarios

Garate ha dicho que…
Según mi entender, tienes razón en muchas cosas, pero no en todas.

Muchos hijos de los que lucharon en el bando ganador de aquella sublevación, golpe militar y guerra (1936) han estado, y siguen, en las filas democráticas.

Incluso muchos de los voluntarios (a los carlistas, me refiero aquí) ya eran o pasaron muy pronto al antifranquismo.

Por el contrario, muchos renegados de la represión y matanzas de, y posteriores a, dicha guerra están felices compartiendo cama y mesa con los sucesores de los asesinos de sus familias.

La cuestión es compleja, no debemos simplificarla
J. G Centeno ha dicho que…
Asumo como mío tu análisis, incluso en lo que se refiere a la actitud del que hoy, no entonces, es mi Partido, aunque estoy en general de acuerdo con las matizaciones que incluye Gárate. Lo que no puedo es cagarme en Dios, mas que nada porque su existencia es científicamente imposible, me cagaría en la nada y lo pondría todo perdido.
Salud, República y ¡Hala Madrid!
SPOOK ha dicho que…
Con menos ira, pero idéntico análisis de los hechos me sumo a su manifiesto.
Un cordial saludo
RGAlmazán ha dicho que…
D. Antonio, también yo, nada más verlo, borré ese comentario, anónimo y vil. Se ha dedicado el susodicho a llenar de basura muchos blogs. El mío lo he llevado al tinte después del comentario de semejante energúmeno.
Y sí, puede haber gente que se ha cambiado de bando. La minoría. La gran mayoría siguen en las mismas filas.

Salud y República
Anónimo ha dicho que…
me sumo, me sumo, mecagüen el altísimo por alto que esté.

mitxel
Usuaia49 ha dicho que…
Don Antonio, disculpe usted que no me cagüendiós, pero sí me cagoentos'ellos. A estas alturas no son capaces de asimiliar que quienes tienen a sus familiares en cunetas y barrancos sólo quieran darles una sepultura digna. Creo que sólo es eso. Miedo y más miedo. No conozco a nadie que en esa situación desee algo más.
Lo del vídeo era de esperar.
Salud, Socialismo y No Revanchismo.
Abrazos.
EGS ha dicho que…
Yo comparto con la misma ira y rabia. Pero nada ha acabado aún, aún estamos en la lucha.

Entradas populares