Espléndido, Obama, espléndido...

Hoy, más de 30 millones de norteamericanos pobres pueden soñar con ser atendidos en un hospital con cargo al Estado si, por poner un ejemplo, resultan atropellados (¡no los 30 millones a la vez, por favor!). Hasta ayer, si no tenían una tarjeta de crédito con suficiente saldo, habrían quedado tirados en la calle con el equipo de una ambulancia parado a su lado esperando que alguien se hiciese cargo del pago de sus servicios.

Los maniacos liberales estarán ya seguramente, a estas alturas, desgranando su letanía de estupideces acerca del incontrovertible carácter socialista de Barak Obama y su gobierno. Y lo más sangrante es que muchos de estos enfermos puede que estén a un paso de ser beneficiarios de tan progresista medida como la legislada por el señor Obama. Supongo que, en ese caso, sufrirán los tormentos del infierno cavilando en su cama de hospital cómo librarse de tan nefasta e insidiosa red que el diabólico socialismo ha tejido a sus pies para hacerles caer en la salud, en lugar de dejar que mueran en la enfermedad, pero libres de toda traba o imposición al Santo Mercado.

Anda y que les folle un pez.

Comentarios

SPOOK ha dicho que…
Era una anomalía que el derecho a la salud, un derecho básico, no estuviera garantizado para toda la población en el pais que tiene la mayor economía del mundo.
Esta carencia del mínimo derecho a la salud beneficiaba al capital propietario de las compañías de seguros (propietarios y/o socios a su vez de los centros hospitalarios y patrones de los empleados sanitarios).
Los lobbies representantes de los intereses de estos “chantajistas de la salud” han apelado con el más impúdico cinismo al individualismo pretendiendo que los ciudadanos se opusieran a esta ley en nombre de la libertad individual.
Libertad individual…?? No es posible la libertad si no existe la garantía real de ejercer los derechos básicos de la persona, y uno de ellos es la salud.
Repetimos: Para que una sociedad sea libre es condición necesaria que los ciudadanos tengan garantizados sus derechos básicos.
Con esta ley Obama ha hecho un gran servicio a la libertad.
Ahora el trabajo es de los ciudadanos, si de verdad desean ser libres aún les queda por conquistar el resto de derechos básicos que en EEUU son mera enumeración en textos de teoría política sin realidad práctica.
Por citar alguno, sin pretensión de exhaustividad:
Derecho a una justicia igualitaria
Derecho a la educación
Derecho a la libre información
Derecho a la seguridad

En resumen, el único derecho realmenre existente es el derecho a la protección de la propiedad individual, precisamente el menos universal pues sólo afecta a los propietarios.
Si, vale, ya sé… no es solo EEUU donde la libertad es imposible por falta de garantía de los derechos personales.

Un cordial saludo

Entradas populares