Chávez pone el dedo en la llaga

En varias ocasiones he manifestado mi posición no diré que contraria, pero sí alejada del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Creo que su refrito de recetas y frases hechas no alcanza para ver en él a un revolucionario, y nunca he creido que su amistad con Fidel Castro le otorgue marchamo de tal. Más bien creo que representa un nuevo modelo de populismo sudamericano tanto más alejado del tradicional modelo peronista o peruano, cuanto que la realidad de hoy requiere ideas más contrastadas con una práctica coherente, a diferencia de un pasado no tan lejano en que el peronismo o el aprismo campaban cómodamente entre esa clase media satisfecha de contar con instrumentos partidarios que reuniesen en mística urdimbre las esencias patrias con la modernidad social (toma ya).

Pero una cosa es que no tenga uno a Chávez por un revolucionario de tomo y lomo y otra bien distinta, que no se dé cuenta de cuándo está poniendo el dedo en la llaga. Y ahora lo ha puesto, al igual que lo ha hecho en otras ocasiones. Colombia es hoy en día un islote de reacción y de corrupción en un mar de oleaje bravío que está poniendo patas arriba un continente con larga tradición en tan acrobática postura. Álvaro Uribe es uno de los pocos servidores fieles que le quedan a los restos del imperio norteamericano. Un imperio que algo ha cambiado en la chapa y en la pintura, pero cuyos motores siguen alimentados por los mismos poderes fácticos, desde el lobby judío hasta la mafia o el complejo militar-industrial. Y esos motores tienen a Uribe por buen amigo, un amigo de los de antes, de los que concede ambablemente lo que sea menester con tan sólo maquillarle el argumento con unas gotas de lucha por la democracia.

Por eso, aunque parezca melodramático el llamamiento a prepararse para una guerra (llamamiento que seguramente también tiene algo de propagandístico, porque a Chávez parece que le seduce mucho el teatro), no me parece inapropiado haberlo hecho, porque las bases norteamericanas que el gobierno colombiano ha permitido en su territorio van a servir sin duda para operar contra Venezuela. Quizás no sólo contra ese país, pero seguro que también contra él.

Oigamos a partir de ahora las noticias al respecto con esa clave, seguro que veremos venir los acontecimientos.

Comentarios

Migue ha dicho que…
Para mí, Hugo Chávez es el mejor presidente que hay ahora en el mundo. Y también es el más criticado, sobre el que más manipulan y desinforman los medios. La guerra ahora es mediática. Venezuela no va a atacar a nadie. Colombia y EEUU la están amenazando. ¿Por qué no puede decir Chávez que hay que estar preparados? Y repito, Chávez no va a declarar la guerra a nadie ni incita a ello.
SPOOK ha dicho que…
Felicidades.
Su opinión sobre el presidente de Venezuela es un ejemplo de sensatez, prudencia y equilibrio.

un cordial saludo
daniel ha dicho que…
No estoy de acuerdo con el comentario; sinceramente y sin animo de trolear. No creo que sean unas declaraciones responsables por parte de un jefe de estado, lleve razón en lo que dice o no. Desde mi punto de vista, aunque no diga que vaya a atacar a nadie si que crea una alarma innecesaria.

Entradas populares