Cuidado al comprar su coche: pida que le garanticen las piezas de recambio en menos de un mes

Tres semanas hace que llevé mi coche al taller para que vieran a ver por qué le fallaba la inyección. Una válvula en mal estado, me dijeron, era la causante del mal funcionamiento. Me aseguraron que al día siguiente, o como mucho al otro, la tendrían allí y la reparación después era cosa de unas horas. Pues lo dicho: hace tres semanas de esto.

Hace unos días, alarmado por la inconsistente tardanza, llamé al taller. "Por mucho que le sorprenda, si no le hemos llamado es porque la pieza no nos ha venido, y además la casa no da fecha de cuándo la va a enviar". Tanta vergüenza parece darles, que me ofrecen la posibilidad de llamar yo a otros talleres , con la referencia de fábrica en la mano, para ver si tiene la pieza y me la pueden cambiar. Llamo hasta a cinco talleres de Madrid, y ninguno la tiene. En uno de ellos me dan la clave: "Es que como se han quitado tanto personal en fábrica y almacenes, las cosas tardan ahora muchísimo".

O sea, que se hinchan a ofrecer descuentos, promociones especiales, a aprovecharse del dinero que el Gobierno pone (que no lo pone de su bolsillo, no sé si se dan ustedes cuenta), y al final resulta que tras la bonita fachada de unos automóviles más baratos y con más prestaciones, lo que se esconde es la triste y tramposa realidad de un producto enormemente caro que después de vendido, si falla, tiene garantía de boquilla. Porque una garantía que tarda en ejecutarse un mes (o hasta cuatro, como me advirtieron en uno de los talleres), ni es garantía ni es nada.

Mi coche es de la marca Renault, pero después de enterarme de esta movida he ido preguntando a gente con coches de otras marcas, y me cuentan problemas parecidos en los últimos meses con marcas como SEAT o Volkswagen.

Zapatero: ¿qué podrías hacer al respecto? Una solución quiero.

Comentarios

Gracchus Babeuf ha dicho que…
¿Cómo se pide esa garantía? Su post es un aviso, pero seguimos con las manos atadas. Si no viene la pieza, lo que dice mi amigo Fabra.
AF ha dicho que…
Excelente don Gracchus, el problema no es cómo pedir la garantía, que es obvio (verbalmente o por escrito), sino cómo conseguirla, que supongo es poco menos que imposoble. No obstante, probablemente sea un pelín menos imposible ahora que hace dos años, por poner un ejemplo.

En cualquier caso, reconozco que el consejo respecto a pedir la garantía es más un recurso literario que algo realizable.

Felices vacaciones y un saludo.

Entradas populares