Los inacabables escándalos del Yak 42

Vicente Navarro, general del Cuerpo Médico del Ejército, parece una persona acostumbrada a codearse con la mentira. A mí, al menos, es a eso a lo que me suena su declaración ante el juez justificando su incuria en la identificación de cadáveres como un reflejo caritativo hacia los familiares de las víctimas del Yak 42. La verdad, no me lo creo en absoluto. Si fue capaz de falsificar identidades al pie mismo de una pila de ataúdes, ¿cómo puedo creer que es un individuo capaz de decir la verdad en el juicio seguido contra él?

Y si sospechoso resulta el general Navarro, ¿qué podremos decir del coro de dirigentes del PP que se han apresurado a repetir la cantinela del militar como si fuera de obligada creencia? Que Esperanza Aguirre diga que no hay que pedir responsabilidades penales para quien actuó por un impulso generoso y caritativo de acortar el sufrimiento de terceras personas, es un escarnio hacia Luis Montes, hacia el equipo de médicos que trabajó con éste durante años y hacia todas las familias a las que esos médicos ayudaron y que fueron tildadas poco menos que de parricidas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, directamente o a través de sus consejeros.

Y ya de paso, sería bueno recordar que en el caso de los muertos del Yak 42 el escándalo de las falsas identificaciones de cadáveres tapó otro escándalo, en mi opinión mayor aún, como fue el del absoluto desprecio por las vidas de esos militares a los que Trillo y Aznar en aquella época decían amar tanto. Un desprecio materializado en la contratación, para transportarlos, de un avión en evidente pésimo estado y que no reunía las necesarias garantías para volar. Un ahorro que no me extrañaría hubiese acabado en el bolsillo de algún dirigente político del momento.

Comentarios

Tercera Opinión ha dicho que…
Al final lo del Yak sólo era un juego. Un juego para entretenerse, para no olvidar aquellos maravillosos años en los que nos entreteníamos con el quién es quién.

http://www.terceraopinion.net/2009/04/05/quien-es-quien/

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Lo que mal empieza mal acaba.62 Personas haciendo el trabajo sucio, que muy pocos voluntariamente harían, todo en favor de otras personas desvalidas, y ni tan siquiera les pusieron un avión decente para volver a casa. Y para terminar el Sr. Trillo ascendiendo al General Navarro por poner nombres a boleo a 30 bolsas en 3 horas. Y continúa el show...

Entradas populares