La economía como chantaje

Hay menos trabajadores cotizando, e incluso la previsión es de que la cifra decaiga más aún, y por tanto el gobernador del Banco de España considera que las pensiones están en peligro a unas pocas décadas vista. Dado que es quien es y que se le reputa de economista, considera que debe hacer unas declaraciones que ayuden a la masa ignorante a situarse ante los problemas de la vida, en concreto ante éstos relacionados con los dineros de los abuelitos. Y dice el señor Fernández Ordóñez que nos vayamos preparando para no ver un euro en concepto de pensiones, o ver muy pocos (que para el caso, es lo mismo), en cosa de veinticinco años lo más tardar.

Hace poco dijo algo más que también quiso ser, qué duda cabe, una ayudita para que las embrutecidas mentes del común de los españoles pudieran vislumbrar la salida del túnel en que nos han metido. Nos dio el sabio consejo, totalmente gratis, de que se dejaran, aquellos que trabajan por cuenta ajena, despedir con una indemnización de sólo veinte días por año trabajado, en lugar de los cuarenta y cinco que actualmente son de rigor. También vino a aconsejar al Gobierno que modificase algo tan cochambroso e inservible como la negociación colectiva, que tan deplorables resultados ha traído de cara al aumento de la contratación, y que la fuera sustituyendo por un sistema que "se ajuste de forma suficientemente diferenciada al entorno laboral y productivo al que se enfrentan las empresas". O sea, que la empresa pague a cada trabajador lo que le venga en gana. Bonito, ¿no?

Fernández Ordóñez parece haber sido puesto en el cargo que ha sido puesto con el objetivo de que éste (el cargo) sirva de aval y prueba de solvencia para las andanadas que suelta en plan altavoz de la Patronal de este país. Cuando hace estas propuestas, él que no tiene entre sus funciones las de hacer declaraciones públicas ni en ese ni en otros sentidos, lo que busca es un conocido efecto "test": lanzo esta propuesta y así podemos ver y valorar las reacciones que produce, calibrando mejor la forma, el momento y la intensidad en que se debe proponer su puesta en práctica de manera más inmediata.

Pero además de su función de test social, también es una forma de chantajear a la pobre y atemorizada masa de trabajadores que, privada de sindicatos que la amparen y de organizaciones que la muevan, se limita a mirar con ojos cada vez más espantados la batería de ataques que contra ella se dirigen, sin terminar de divisar en el horizonte cuándo amainará la tormenta y cuándo se le permitirá de nuevo tener unos cuantos cientos de euros al mes para sobrevivir.

Lo que resulta un misterio es por qué esa misma masa de trabajadores, o al menos una pequeña parte de ella, no se decide a mirar el problema con otros ojos, a darse cuenta de que el fondo de pensiones puede volver a llenarse como dice Fernández Ordóñez o de otras maneras, tan legítimas o más que esas. Puede llenarse, por ejemplo, estableciéndose una cotización voluntaria, para la banca y para todas aquellas empresas cuyos beneficios hayan superado una determinada cifra en los últimos años, de un 10% de los mismos (es un suponer, podría ser también un 9%). O aumentando la parte de la cotización a la Seguridad Social que correpsonde a las empresas, en las nóminas de sus empleados, sin detrimento del sueldo de éstos.

Merece la pena pensar otras medidas, pero lo que es seguro es que para llevarlas a cabo hará falta un Gobierno comprometido con los intereses de la mayoría de la población española, y no sólo con los de una flagrante minoría que poca defensa exterior necesita.

Comentarios

Arnold Schwarzenegger ha dicho que…
No soy capaz de comprender a qué se refiere.
SPOOK ha dicho que…
Me parce un poco “chusca” su propuesta.
Pero comencemos por el comienzo.
El gobernador del Banco de España tiene una responsabilidad, vigilar y controlar el sistema financiero y en coordinación con el BCE mantener el valor de la moneda, lo que significa evitar la inflacción.
Hasta aquí su responsabilidad institucional, para nada incluye ofrecer propuestas personales en los medios de comunicación. A este señor le invitan a dar conferencias en distintos ámbitos y aprovecha para “largar” a título personal lo que no puede decir como institución.
Por lo demás unas propuestas consecuentes con una ideología conservadora de derechas, con una escuela económica monetarista defensora del capitalismo que ha gobernado y conducido la globalización económica en los últimos 25-30 años al desastre que estamos sufriendo.
Si sus declaraciones sirven para que los trabajadores renuncien a una más justa distribución de la renta sólo es prueba de éxito para él y sus amigos, cuanto menos se lleve la renta del trabajo más queda para renta del capital.
Es así de sencillo, el producto de la economía se reparte entre dos: capital y trabajo, el que más tira más se lleva. Y el sistema capitalista da todas las ventajas al capital para que se lleve la parte del león.
NO. No es misión de MAFO defender a los trabajadores, ni es misión del gobierno, ni de ningún partido con vocación mayoritaria (partido omnibus).

En cuanto a las jubilaciones, el asunto no es tener la bolsa llena. Mire, los seguros de jubilación por capitalización son un timo, empieza a descubrirse con la actual crisis y en los próximos años se manifestará la ruina de tales fondos. La mega-deuda pública que están sumando los estados va a pagarse con inflacción lo que implica devaluación de esos fondos a medio plazo.
NO, no es cuestión de llenar la bolsa para la vejez, es cuestión de exigir leyes que garantizen un seguro de jubilación solidario entre las generaciones.
Sus propuestas son inaplicables, el aumento de impuestos o cargas sociales por encima de otros paises de la CEE conduce a mayor defraudación fiscal y/o huida de las empresas o bancos al pais vecino. Ponga usted el gobierno que más le guste: el resultado es el mismo.
Los trabajadores han de volver a la escuela, han de volver a aprender que o se salvan todos o se hunden todos, la posibilidad de mejora personal sirviendo individualmente los intereses del capital ha conducido a la precariedad y el mileurismo sin excepciones individuales. Esa es la lección que han olvidado.
faidit ha dicho que…
Me parece muy bien que el señor Fernandez Ordoñez tenga su opinión. Y como yo también la tengo, pues tampoco me voy a callar. Las medidas que proponen este tipo de personajes siempre pasan por recortar y recortar más y más los derechos de los trabajadores. Y además, esta receta es milagrosa ya que vale para solucionar todo: la crisis, el paro, el déficit de las pensiones, la precariedad en el empleo y hasta la pertinaz sequía si me apuras.
Estoy de acuerdo con D. Antonio en el tipo de medidas que proponen, medidas que concuerdan con el carácter social que, en teoría, debe tener nuestro estado democrático y de derecho, como claramente expresa esa Constitución a la que determinados sectores hacen caso cuando les viene bien y cuando no la obvian de manera insultante. Toda la sociedad debe implicarse en la solución de los problemas y no se puede, en ningún caso, hundir a la clase trabajadora y hacerle pagar por los "cirios" que han montado los que siempre se salen de rositas.
Un saludo

Entradas populares