El toro

Veo en Facebook esta foto colgada por don Curro en la que se aprecia una pintada en el pollete de una tranquila plaza ripense, ubicada en el llamado Casco Antiguo del municipio. La frase que la pintada muestra es violenta, con esa violencia babosa que produce la ira ciega, la ira ignorante, la ira del que íntimamente se sabe zopenco y paleto y, desesperado porque todos se ríen de él, arremete zopenca y paletamente contra lo primero que encuentra.

¿Quién o quiénes pueden haber sido los autores de esta muestra de literatura procaz? Difícil saberlo porque es obvio que no ha sido nadie de izquierdas, ya que, si no compañeros de la concejala aludida en la pintada, al menos serán seguramente simpatizantes o, como poco, neutrales respecto a ella. De cualquiera de los dignos representantes de la población más o menos apolítica no cabe ni siquiera dudar acerca de la autoría del arrapiezo de frase, ya que su escrupuloso equilibrio no les permitiría arrastrarse hasta semejantes lodazales. Y de la civilizada naturaleza de los señores y señoras de derechas en Rivas (o en cualquier otra parte) es de esperar un alejamiento de actitudes tan hoscas y malintencionadas como las que la fotografía sugieren. No me cabe duda, a este respecto, de que las y los concejales del Partido Popular de Rivas, así como el de Ciudadanos de Rivas y el resto de la oposición, esté o no representada en la Corporación Municipal, condenará vigorosamente la frase y a aquellos o aquellas que la hubiesen escrito.

¿Quién puede haber sido, pues, el autor de la pintada? ¿No lo saben? ¿No lo adivinan, al menos?

Pues muy fácil, señoras y señores, menos mal que aquí estoy yo, tan listillo siempre, para desvelarles el misterio. El autor es el auténtico menospreciado por la eliminación de la fiesta taurina en el marco de las Fiestas de San Isidro ripenses. El autor es aquel que no podrá exhibir su fortaleza, su virilidad incesante (si bien mermada por la edad), su casticismo galopante.

El toro.

Comentarios

Entradas populares