Otra publicidad engañosa del Gobierno

Se me cae el alma a los pies. Hace aproximadamente un año y medio, el entonces ministro de Sanidad, Bernat Soria, hombre llegado al ministerio con un gran prestigio a sus espaldas, hizo un anuncio que sonó a dulces campanas en los oídos de quienes tenemos un hijo celíaco: se iba a revisar la normativa sobre etiquetaje de los alimentos, de forma que se tuviera que precisar mejor si éstos tenían o no gluten en su composición (la enfermedad celiaca consiste en una intolerancia crónica al gluten y causa serios trastornos acumulativos con sintomatología muy variada).

Para que puedan ustedes hacerse una pálida idea de lo que esto implica, les diré que un servidor, como cualquier otro padre de celíaco, tarda del orden de tres veces más tiempo en hacer una compra tres veces más cara que quien no tiene ese problema. Es imprescindible leer etiquetas las más de las veces casi ilegibles por el tamaño, forma y color de la letra, y saberse de memoria la cambiante composición de varias sustancias habitualmente utilizadas por la industria alimentaria, como conservantes y colorantes que pueden estar hechos con almidones a base de cereales con gluten. La simple posibilidad de presencia de trazas de esta sustancia en un producto, anula normalmente la compra, porque la intolerancia, aunque puede variar en su virulencia, casi siempre es muy alta y las defensas del celíaco quedan afectadas con cantidades mínimas, situadas hasta ahora en los 20 miligramos por kilo de producto.

Esta medida de 20 mg./Kg., aceptada por la Sanidad española y por las asociaciones de celiacos asesoradas de forma independiente, suponía una garantía de que aquellos productos que fueran etiquetados con la leyenda "sin gluten" eran suficientemente seguros como para consumir el producto en cuestión con total tranquilidad. La normativa sobre etiquetado anunciada por el ministro socialista en su momento potenciaba esta tendencia a la seguridad y colmaba buena parte de las aspiraciones que las asociaciones de celíacos habían venido exponiendo durante décadas.

Pero hete aquí que ahora, de manera para mí sorprendente, se anuncia que España adoptará la normativa europea recién aprobada en materia de etiquetado de productos sin gluten. Esta normativa, al contrario de lo que puedan pensar algunos papanatas europeístas, no es mejor, sino peor que la existente hasta el momento en España. A continuación les ofrezco el comunicado que la Asociación de Celíacos de Madrid ha emitido a sus asociados explicando las normativas mencionadas y sus implicaciones, porque es meridianamente clara en el paso atrás y las graves consecuencias para la salud de los celíacos que esta adopción de normativa representará:



Reglamento (CE) Nº 41/2009 de la Comisión de 20 de enero de 2009
sobre la composición y el etiquetado de productos alimenticios para personas con intolerancia al gluten.

La Comisión Europea ha elaborado un Reglamento, sobre la composición
y el etiquetado de los alimentos aptos para personas con intolerancia al gluten.
Resumimos el contenido del Reglamento y realizamos, a continuación, una serie de
apreciaciones.

*Alimentos especiales:
- “exento de gluten”: aquellos cuyo contenido en gluten es inferior a 20 mg/kg.
- “contenido muy reducido de gluten”: aquellos cuyo contenido en gluten sea inferior a 100 mg/kg.
*Alimentos de consumo ordinario:
Sólo podrán indicar, de forma opcional, en su etiquetado la declaración “exento de gluten”, cuando garanticen una presencia de esta sustancia inferior a 20 mg/kg.
*Alimentos dietéticos (que no estén específicamente destinados a la población celíaca):
Sólo podrán llevar en su etiquetado, de forma opcional, “exento de gluten”, cuando aseguren un contenido inferior a los 20 mg/kg.

La Asociación de Celíacos de Madrid (ACM) se muestra contraria al contenido del actual Reglamento europeo sobre etiquetado de los alimentos sin gluten, que recoge entre otros aspectos, que los productos especiales de hasta 20 mg de gluten/kg deberán reflejar en sus etiquetas que son “exento de gluten”, mientras que los de hasta 100 mg de gluten/kg habrán de especificar claramente que tienen un contenido muy reducido de gluten”.

Para la ACM este Reglamento supone un claro paso atrás para el colectivo de celíacos que residen en España, donde, a pesar de no existir ninguna normativa al respecto, hace años que los productos elaborados que se etiquetan “sin gluten” no pueden contener en ningún caso más de 20 mg de gluten/kg.

El retroceso también es evidente al permitir, como hace el Reglamento europeo mencionado, que el almidón de trigo o la avena puedan utilizarse para la elaboración de estos productos en cualquiera de las categorías antes mencionadas, puesto que en el caso de España se había conseguido que ninguno de estos ingredientes, nocivos para la salud de los celíacos, formasen parte de las fórmulas de estos productos “sin gluten”.

Para la ACM, la entrada en vigor de este Reglamento supone más desventajas que mejoras para los celíacos y puede no traducirse en un aumento de la oferta de productos para celíacos, como afirmaba el Sr. Ministro en la presentación de este Reglamento. Ello es debido a que la aplicación del Reglamento en los productos de consumo ordinario es opcional, motivo por el que, en opinión de la ACM, numerosos fabricantes, de este tipo de productos, preferirán no incluir la mención “exento de gluten” para evitar controles por parte de la administración, el coste de las analíticas por parte de laboratorios, etc.

Por otra parte, la posibilidad de que productos, elaborados con almidón de trigo y avena etiquetados “exentos de gluten”, entren en la dieta de los celíacos implica que las personas con intolerancia al gluten comenzarán a probar si toleran estos productos o no, con el riesgo para su salud que esto conlleva.

En opinión de ACM, es totalmente necesaria una normativa sobre etiquetado de los productos sin gluten, pero tenerla a cualquier precio no es avanzar, es retroceder. Cualquier iniciativa que se tome en este sentido ha de garantizar la seguridad del colectivo celíaco y no, como ocurre con el Reglamento europeo, poner en riesgo su salud.

Volvemos a insistir, el Reglamento supone un paso atrás para el colectivo celíaco porque:

· Coexistirán dos niveles de gluten en los productos.
· Se permitirá el uso del almidón de trigo y la avena.
· Para los productos de consumo ordinario el etiquetado será opcional.

La entrada en vigor de este Reglamento será a partir de los 20 días de su publicación para los productos de nueva producción. (Ya está en vigor) y hasta el 1 de enero del 2012 para aquellos que ya están a la venta y son de larga caducidad (por ejemplo: conservas).


Es un nuevo y lamentable ejemplo de lo que se va definiendo como el estilo de este Gobierno: montar grandes propuestas con contenidos en muchas ocasiones sumamente progresistas, que al final se quedan en cáscara hueca. Es otro caso más de priorización de los intereses empresariales sobre la seguridad de un importante colectivo de ciudadanos (más de 400.000 celíacos en España, a los que hay que añadir sus familiares).

Comentarios

Maripuchi ha dicho que…
No es por hacerles publi, pero en Mercadona creo que etiquetan bastante aceptablemente sus marcas blancas...
Bechou
AF ha dicho que…
Así es, Maripuchi, la cuestión está en saber si con esta nueva normativa van a empezar a etiquetarlas peor, porque la presión que "sufre" cualquier empresa para hacer lo que más barato le salga, es siempre muy grande.

Un saludo.
Santi Benítez ha dicho que…
Si no he entendido mal, la normativa europea recien aprobada es peor que la ya existente en nuestro país que, de por si, ya era mala.

La opción en este caso sería que el Ministerio de Sanidad endureciera los mínimos de la normativa, es decir, que aunque exista una normativa europea más relajada la española fuera más dura... ¿Sabe usted si la Asociación de Celiacos española se ha dirigido a los europarlamentarios españoles, o si alguna asociación de celiacos de cualquier otro país lo ha hecho?

Porque a veces olvidamos que la mayoría de las normativas poco dependen del gobierno español, y sería bueno ejercer presión sobre los europarlamentarios de diferentes nacionalidades en el seno del Europarlamento.

Lo cierto es que no conocía el tema.

Ôo-~
AF ha dicho que…
Pues me enteraré, pero de antemano le digo que esta asociación es conocida por moverse mucho y bien a nivel institucional.

Muchas gracias en cualquier caso y un saludo.

Entradas populares