Intoxicación pro-monárquica de la televisión pública

Esta noche, la primera cadena de TVE ha perpetrado un acto de intoxicación masiva de la ciudadanía española, mediante la emisión del publireportaje titulado "23-F. El día más difícil del Rey". Sólo con ese título, ya pueden darse ustedes cuenta de que, una vez más, la televisión pública acude en ayuda de la imagen, tremendamente deteriorada en los últimos años, de un monarca acosado por los asomos de escándalo.

Pocas cosas han dejado de decirse de Juan Carlos Borbón en lo que respecta a su pulsión hacia la buena vida y el incremento desmesurado de su fortuna personal, así como sobre los medios más que dudosos con los que ha ido engrosándola. Y cada vez que se ha corrido tal o cual rumor, inmediatamente ha surgido una campaña de enaltecimiento de la monarquía, así escrito, con minúscula, primero porque quien la ostenta no merece más y, segundo, porque la institución misma, caduca y reaccionaria, debe ser descrita de ese modo antes de que la historia la barra a uno de sus oscuros rincones.

Y siempre se trata de rumores, puesto que el férreo pacto de silencio tutelado por los dos grandes partidos españoles, PSOE y PP, acude siempre en socorro de este monarca bien sea bajo la forma de actuaciones desmesuradas e inconstitucionales de la Fiscalía, bien sea bajo la maliciosa y falsaria conducta de los medios de comunicación (en buena y fraternal compaña, aquí sí, los públicos y los privados), que ocultan y maquillan lo que sea menester.

Pero la meliflua apuesta que esta noche ha lanzado La Uno (complementada con la segunda parte que piensan emitir el próximo jueves y con la versión más cínica que Antena 3 ha emitido esta noche a la misma hora) supera en mucho cuantas memeces he tenido que soportar en los últimos dieciocho años, desde aquel malhadado 1981 hasta hoy. En la versión de ahora, al personaje de Juan Carlos le ha faltado echarse a llorar por la traición de sus queridos generales y por ponerle éstos en boca de golpistas, como si fuera consentidor y hasta partidario del golpe. ¡Vamos, hombre, mencionarle a él como cabeza del golpe de Estado, con lo demócrata que había sido siempre y con lo mucho que se había distinguido siete años antes (pongamos por caso) por su oposición a Franco, de todos conocida!

Claro que, bien pensado, tanta muestra fanática y descabellada de adhesión inquebrantable a la Corona no puede significar más que ésta se encuentra insegura, que todos piensan que su prestigio ha mermado extraordinariamente y que el día menos pensado, quizás tras el fracaso de alguna alianza civilizatoria, la ciudadanía de este país puede dar una sorpresa de esas que se dan a veces en la historia, y dejar con un palmo de narices al monarca y a sus súbditos. Que súbditos parecen todos cuantos le bailan el agua tan servilmente, y no ciudadanos, como se supone que son.

La última república que en España hubo se instauró precedida de unas elecciones municipales. Ojalá que la próxima, si la hay, entre por la puerta grande de una reforma constitucional como es debido, que certifique lo que esté en la mente de una mayoría de españoles sin necesidad de ocultaciones ni puertas traseras.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Afortunadamente los reyes no gobiernan, se limitan a esquiar.
Por eso los principales enemigos de la libertad son los subsecretarios de comercio, los inspectores lingüísticos y los concejales. Contra ellos ha de ir la furia ácrata.
Alimentemos a los Borbones, son baratos. Son un capricho de la democracia, un símbolo de nuestro poder. Igual que tener un león domesticado en el jardín.
Anónimo ha dicho que…
Durante los primeros 15 minutos pensé que el niño Felipe nos salvaría del golpe, eso sí después de salir de esa máscara de pobre niño rey.
Pd. Eso de que nos salen baratos es discutible. Entre otras cosas cada vez son más.
Antonio Rodriguez ha dicho que…
Don Antonio hemos coincidido en la valoración del evento. Cuando empecé a ver la serie, me pregunté: ¿A que viene esto? Si no hace ni 25, ni 30 años del deleznable suceso, para que nos vengan con un programa conmemorativo del mismo. Y todo caso debería ser algo que llegase a la raíz y al fondo del hecho, pero no a una exaltación del Borbón.
Ante esta falta de justificación solo quedaba una: mejorar la deteriorada imagen de la monarquía. Porque viendo la serie parece que el Borbón fuera un demócrata convencido de toda la vida, un padre modélico, un esposo amante y fiel, etc. es decir una persona integra y a imitar, cosa que las malas lenguas se empeñan en demostrar lo contrario. Me recordaba a esas conmemoraciones de la transición o de la constitución donde se exaltan la figura de Suárez y el Borbón como verdaderos artífices de la democracia en este país. Vamos Que un día ambos se levantaron con el pantalón de demócratas y dijeron al unísono: ¡Hágase la democracia! Y la democracia se hizo.
En fin iba a hacer una entrada sobre el tema pero me ha ahorrado Vd. el trabajo adelantándose con otra con la que coincido plenamente.
Hoy más que otras veces.
Salud, República y Socialismo
Carles ha dicho que…
Al iluso que los considera baratos le aconsejaría intentara investigar las propiedades borbónicas, luego ya le enviaré tabaco a la trena o flores...
Todos los golpistas que escribieron libros (aunque dictándolos por las faltas) afirman que lo hicieron por el rey. Y dijo que saldría a las 12 a poner orden pero ¿eran casi las dos? ¿Saben mientras qué pasaba en los ayuntamientos? ¿Cuánta gente se difuminó a las cinco de la tarde como humo de te? ¿Cuántos a las doce y cinco cuando vieron que no salía o cuando apareció vestidito de capitán general en pleno carnaval? ¿Que en muchos lugares los camaradas se armaron para recibirles si venían?
¿Y el papel de la CIA?
Menda no se traga un bodrio así ni atado, antes Guantánamo. ¡Con la patochada original tuve de sobra! Salut.
Carles ha dicho que…
http://lacasaeuropa.blogspot.com/2009/02/contra-el-caciquismo-fascista.html
Franesco ha dicho que…
Varias preguntas: ¿qué tiene que ver el hecho de que se sea republicano (lógico) con criticar el guión de la miniserie? ¿Es que, acaso, los hechos no fueron como se cuentan? ¿Hay que vivir en la idea de la conspiración permanente? ¿Tú mismo apuestas por la idea del “autogolpe”? ¿En 28 años que han pasado desde aquello nadie ha podido demostrar, ni siquiera ofrecer otra versión, que las cosas no fueran como parecen, pero aún así hay que tratar de que la gente comulgue con ruedas de molino? Versión CESID dando un golpe para asustar y fijar la Monarquía... ¡Contención!

Que el rey no debería serlo es una cosa, y otra es no reconocer que en aquella ocasión salió en defensa de la democracia, probablemente porque hubo un momento en que se dio cuenta (él o Sabino Fernández Campo) que defender la democracia suponía defender su propio puesto. Pero si los militarotes hubieran visto que él flaqueaba, ¿acaso piensas que le hubiesen dejado ser Rey en un país donde ellos pudieran mandar? Si Armada hubiera conseguido que Juan Carlos picara (y todo apunta a que estuvo muy cerca), se planta en la Zarzuela y desde allí primero anula la Constitución, luego pasa varios meses con el Rey como títere y, si este no acepta ese papel, le fuerza a exiliarse y comienzan otros tantos años de acuartelamiento.

Porque la verdad es que, a diferencia de los del 17 de julio del 36, el proletariado (si es que a esas alturas de siglo existía) no supo o pudo salir a defender la Constitución. Aquí lo que había era pánico... Imagino que conoces a alguien que tuvo que ponerse a quemar sus archivos. Yo sí.

Un saludo.
J. G Centeno ha dicho que…
Estan ustedes,todos ustedes, toditos, a punto de ser empurados, por sospechar que el pogramita en cuestión estaba destinado a promocionar la monarquía. Les ha molestado, que les conozco y sé lo resentidos que son esa imagen campechana y familiar de S.M. Juanito, lo mucho que quiere a su mujer, a sus hermanas, a su cuñada, e incluso al oso Mitrofan al que se limitó a aplicar una eutanasiaactiva.
Naveganterojo ha dicho que…
Fuiste capaz de tragarte ese bodrio??.
Amigo, que estomago tienes!!!.
En mi humilde opinion la monarquia española tiene el mismo destino que la francesa,(salvando las distancias y los cuellos ), es decir, desaparecer por las cloacas.
Y que no me vengan con historias cutres las cadenas de television, para cuando van a emitir toda la serie completa de la BBC sobre la guerra civil española?????.
Eso seria preocuparse por la historia de este pais, y descubrir a los verdaderos heroes españoles.
Un saludo
Salud y republica.
animalpolítico ha dicho que…
Yo el bodrio me lo tragué, pero lo almibarado del guión me pareció ridículo. Independientemente de temas de más calado histórico, como el modo de retratar la relación personal del rey con Armada, por ejemplo, me pareció ridícula la relación de complicidad del rey con la reina y los príncipes... Vamos, que ni la "primera familia" perfecta de un telefilme americano.
Santi Benítez ha dicho que…
Pues agárrese usted el jueves, que es la segunda parte.

Ôo-~
Anónimo ha dicho que…
Sinceramente, hay cosas que me preocupan bastante más en mi Pais.Comparto lo que dice Franesco en bastante medida y, ciertamente, no son "tan caros". ¿Qué le pasará a este Pais que "intentó" dos Repúblicas y no consiguió sacar adelante ninguna? Aunque, la verdad,si nos sale un Berlusconi, u otro Aznar con aires de emperador a "cargo de mis impuestos"....sin olvidar que por el sur se votó un Gil y Gil..... como decía el chiste "virgencita, que me dejen como estoy". Salud.
AF ha dicho que…
Hay una forma de ver esta y otras cuestiones que me produce grima. Se trata de esa que tan delicadamente retratan los dos anónimos (por algo lo serán, digo yo, a pesar de lo cual me gusta permitir que se explayen) de los comentarios primero y último. Es una forma de ver las cosas que parte del hecho incontestable de que las cosas son como son y de que no sólo no hay muchas posibilidades de cambiarlas, sino que además no merece la pena intentarlo. El corolario grotesco de esa forma de razonar (si tal puede llamarse) es aquello que sentencia nuestro último anónimo: "si nos sale un Berlusconi, u otro Aznar con aires de emperador a "cargo de mis impuestos"....sin olvidar que por el sur se votó un Gil y Gil..... como decía el chiste "virgencita, que me dejen como estoy"".

O sea, que ese es el destino de cualquiera que se atreva a poner en entredicho lo que hay. La imaginación podía haber tenido un vuelo un poco más amplio y haber amenazado con caer en manos de un Videla o un Pinochet; total, es gratis...

Hay otra forma de ver las cosas que no pone en cuestión, sino que siembra dudas "positivas", que es el caso de don Franesco. ¿Por qué ser tan neurótico y ver constantemente conspiraciones en todos lados? ¿Por qué las cosas no pudieron ser como nos las han contado? No hay pruebas de que pasasen de otro modo, así que, ¿por qué insistir en poner en cuestión la versión oficial?...

Pues mire, don Franesco, la cuestión no me la pregunta a mí, más bien respóndase usted mismo y haga de su capa un sayo. Porque sobre la base de semejantes preguntas, no es posible discutir, sino solamente llegar a la siguiente conclusión: "¡Ah, sí, claro, pues es verdad, pudo ser como lo cuentan. O pudo ser al contrario de como lo cuentan. Así que, tú con lo tuyo y yo con lo mío". No demasiado mal comparado, es como el debate con los creacionistas: no es posible realizarlo porque el planteamiento de éstos es que las cosas "pudieron" no ocurrir como planteó Darwin. Y por poder... puede ser cualquier cosa.

La cuestión no es si pudo ser así o de la otra manera, sino cómo cree cada cual que ocurrió. Hay indicios, hay argumentos, hay hechos... Tómelos usted, don Franesco, y elabore su teoría. pero no me diga que no hay pruebas de que las cosas no fueron como nos las han contado y que ve uno conspiraciones en todas partes, porque, señor Franesco, un golpe de Estado es... una conspiración.

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
AF dijo: "Hay una forma de ver esta y otras cuestiones que me produce grima. Se trata de esa que tan delicadamente retratan los dos anónimos (por algo lo serán, digo yo, a pesar de lo cual me gusta permitir que se explayen) de los comentarios primero y último."
Veo que no hace comentario alguno a lo planteado por mí (soy el 2º anónimo)sólo se queda en la anécdota, pero me encanta lo que dice: ".... me gusta permitir" ¿Quizá le tienta "prohibir"? A mí tanbien me gusta que le guste "PERMITIR". Gracias por su generosidad.
vivo ha dicho que…
Hola a todos, la verdad yo no ví la película, pero vamos después de haber leído algo al respecto uno se dá cuenta de que por aquellos tiempos el heredero del dictador no estaba atravesando su mejor momento (creo que no era muy querido).Supongo que se podrían haber utilizado muchas fórmulas para aumentar un poco el prestigio de este señor, eligiendose al final la más teatral y visto los resultados la más efectiva (de momento). Un pueblo entero rindiendo pleitesía a su salvador, objetivo cumplido. La alemania nazi con su ministro goebles (creo que se escribe así), nos mostró como se puede manipular a un pueblo entero; ¿por qué la españa postdictatorial no iba a ser menos, estando vivos tantos maestros de la manipulación y el teatro?. También me gustaría comentar de que no soy un paranoico y que la verdad, como bien a dicho el señor AF, es relativa.
AF ha dicho que…
Anónimo que escribe dos comentarios antes que éste que están ustedes leyendo: no he respondido nada a su comentario porque, si he entendido bien, no veo nada que responder: estoy de acuerdo y me parece que usted lo está conmigo.

Y, como puede apreciarse por el comienzo de este post, sería mejor poner cualquier nombre, ya sabemos que puede ser falso, no importa. pero es más operativo.

Un saludo.
Blog de Paco Piniella ha dicho que…
Totalmente de acuerdo, la serie se ha montado para que nazca un nuevo héroe de comic "Super-King", ya había en Burger-King y mi amigo Joa-King. Son las cosas de esta España de Berlanga.
El Valín ha dicho que…
Yo es que me perdí el final del segundo capítulo y me queda la duda de saber quién ganó.
Patrick ha dicho que…
He visto la seria, que me ha parecido históricamente fiel a la realidad.
He vivido los eventos desde Francia, no conozco en detalle esta etapa de la historia de España, lo que he visto no ha cambiado mi opinión al respeto: Mejor un monarquía constitucional que una dictatura militar.
En 1981, Mitterrand suprimo las cacerías presidenciales, herencia del poder monárquico, veo que aquí hasta los ministros socialistas disfrutan de este placer de origen monárquico.
En este contexto dudo que la idea de una republica pueda avanzar como dudo que el relato de un parte importante de la historia reciente de España pueda ser una intoxicación.
La republica puede ser la republica de las luces y del conocimiento o la Republica del terror.
Creo que se debe y puede abordar todos los temas, incluyendo la del 23F, no creo que los profesionales que han realizado esta seria sean todos manipuladores e intoxicadores.
Mi idea de lo que puede ser una republica perfecta no me impide reconocer que el rey de España jugo un papel digno e importante el 23F.
AF ha dicho que…
Don Patrick, la valoración personal sobre la actitud del rey es eso, personal, y nada tengo que echar en cara a quien tenga una valoración positiva. Los hechos, como tantas otras cosas, no es que sean interpretables, sino que tienen varias caras depende de quien las mire y desde dónde lo haga. De una tardanza de más de dos horas en salir a "dar la cara en televisión" yo saqué en consecuencia que Juan Carlos se reservaba la opinión hasta ver si la cosa podía salir adelante o no; en la serie sacan la consecuencia de que esperó tanto para evitar que los golpistas fueran a por él. Creo que, en el fondo, es lo mismo: no salió a dar la cara hasta que no se sintió seguro. Pero que cada cual saque sus propias conclusiones.

Ahora bien, en cuanto a las disyuntivas que usted pone y la elección que hace en ellas, no me parece de recibo, porque usted plantea (supongo que sin mala intención) una elección tramposa: monarquía constitucional o dictadura militar. Si nos referimos a aquel momento, no era necesario optar por la primera, porque ya estaba instalada. Y si nos referimos a después de aquel momento (a ahora mismo, por ejemplo), la dictadura militar no es una opción presente. La elección realista sería entre monarquía constitucional o república, y aquí pone usted adjetivos que, de nuevo, introducen un factor trampa. Propone usted "república de las luces y el conocimiento o república del terror". Sé que muchos achacan a la república (un sistema político homologable con otros, como puede ser una monarquía) las atrocidades cometidas también en el bando de una república concreta en un país y un momento histórico concreto. Dejando a un lado el hecho de que las barbaridades comenzaron siglos antes, y no las comenzaron ningunos republicanos, queda el hecho de que ha habido y hay decenas de repúblicas en decenas de países y de épocas históricas que no se han caracterizado por vincularse en modo alguno al terror. ¿Por qué en la elección entre monarquía y república hay que introducir una variante en esta última que sugiere una posibilidad improbable, como es la de una república del terror?

Un saludo.
Carlos Gustavo ha dicho que…
La democracia consiste en poner bajo control el poder político. Es esta su característica esencial. En una democracia no debería existir ningún poder no controlado. Ahora bien, sucede que la televisión se ha convertido en un poder político colosal, se podía decir que potencialmente, el más importante de todos, como si fuera Dios mismo quien habla. Y así será si continuamos consintiendo el abuso. Se ha convertido en un poder demasiado grande para la democracia. Ninguna democracia sobrevivirá si no pone fin al abuso de ese poder... Creo que un nuevo Hitler tendría, con la televisión, un poder infinito. Karl Popper 1996

Entradas populares