Cambio ma non troppo

Tengo la impresión de que no se ha podido, de que han pesado más las lejanías que las proximidades en el seno de Izquierda Unida. Algo se ha cambiado, no obstante, ya que el mero retraso de la elección de un coordinador o coordinadora general demuestra que se han visto las orejas al lobo, porque hace muy pocos años una "victoria" con el 50'5% de los votos habría dado lugar a una barrida inmediata de los representantes del otro 49'5% en aras de una "mayoría legítima y democráticamente obtenida".

Hay, pues, síntomas positivos, pero no ha habido, desde luego, refundación alguna. Ha habido novedades interesantes y buenos intentos, pero no hay resultados que cambien ni siquiera la cara. El experimento de ILoveIU ha estado muy bien, pero lo que había que reflejar no ha acompañado en materia de innovación.

Barrunto que la verdadera madre del cordero, en estas circunstancias, va a ser cómo considerarán que van a poder concretar sus posibilidades en el futuro cercano aquellos de IU que tienen cargos públicos en sus manos y posibilidad de renovarlos, si en el marco de IU o fuera de ella.

El tiempo (no demasiado, estoy convencido) nos dirá...

Comentarios

Manuel Ortiz ha dicho que…
Entiendo que desde dentro las cosas se vean de una manera. Desde fuera, el espectáculo fue bochornoso. Tampoco es que tuviera la menor esperanza de que fuera a suceder nada especialmente extraordinario, pero, visto lo visto, me reafirmo en mi postura de que lo mejor que puede hacer IU es desaparecer. Hay gente muy válida que estaría dispuesta a comenzar un nuevo proyecto sin tantas ataduras.

Entradas populares