Crecer teniendo menos

En Altersocialismo, un blog que he recomendado varias veces y que me parece un modelo de discreción y falta de vedetismo, junto a un interés muy alto, se incluye ahora un texto de Paco Fernández-Buey sobre el decrecimiento. Muestra el filósofo su sorpresa por el hecho de que los jóvenes con quienes se relaciona en la Universidad se planteen este tema como uno de los dos que más interés les suscita. Intuyo que para Fernández-Buey, este interés y la actitud de los jóvenes al respecto es muy positiva.

Yo, sin embargo, tengo al respecto una antigua postura ambivalente: por un lado, comprendo los factores positivos que entrañan las conclusiones a las que suelen llegar quienes abogan por el decrecimiento; por otro, no puedo evitar pensar que para considerarlo como una alternativa positiva, una alternativa buena, primero hay que tener la cabeza puesta casi exclusivamente en considerar el crecimiento como lo entienden los defensores del capitalismo: crecimiento de la cantidad de bienes, tangibles o no, y acceso a ellos por parte de la mayor cantidad posible de personas, generando en ese acto de acceso, más riqueza material. En definitiva, la mercantilización de la vida entera.

Una de las cosas más revolucionarias en las que puedo pensar, sin embargo, es pensar en términos diferentes y buscar las formas teóricas que describan correctamente esos nuevos términos, y las fórmulas organizativas que permitan acceder a ellos.

Yo sí querría crecer, pero en términos diferentes a los que conocemos. No quiero tener más casas ni más coches, sino tener una casa razonablemente confortable y un medio de locomoción razonablemente eficiente. No quiero comprar más música, ni tampoco que los músicos se mueran de hambre. No más comida, por muy rica que esté. No más excesos, por favor; y, se lo ruego, algunos excesos más. Menos de unos, más de otros.

Hacernos mucho más pequeños para ser capaces de crecer hasta el cielo, y una vez allí comprobar, con tranqulidad, que no hay nadie, que estamos gloriosamente solos en este planeta.

Comentarios

Amei ha dicho que…
Gracias por tan inmerecidos y exagerados elogios al blog

Amei (Altersocialismo)
Manuel Ortiz ha dicho que…
Decía Hemingway que "el hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro comienza a vivir más sencillamente por fuera"

La austeridad es la mejor muestra de madurez, añado yo.

Un saludo.

Entradas populares