Disculpe, ¿podríamos hacer la revolución, por favor?

Me entero por medio de don Javierm de la decisión adoptada por el Comité Federal del PCE en el sentido de renunciar a realizar la tradicional Fiesta que ese partido venía haciendo, en el mes de septiembre, desde su más temprana legalización, en 1977.

Varias de las razones que el PCE esgrime para explicar la decisión de no hacer la Fiesta tienen que ver con la privatización de la gestión del recinto de la Feria del Campo en que se hacía desde mucho años atrás. Comprendo las dificultades que hoy en día genera eso, pero lo cierto es que un partido que aspira a cambiar la sociedad debería plantearse una actitud menos resignada ante situaciones de esta naturaleza, porque imagínense que el zar Nicolás hubiera tenido como asesor a Ruiz Gallardón y, guiado por éste, hubiera decidido privatizar la gestión de los acesos al Palacio de Invierno. ¿Habrían tenido Lenin y Trotski que sopesar la posibilidad de renunciar a la toma del mismo debido a la intransigente actitud de los seguratas puestos por la empresa al cargo?

Ironías aparte, es totalmente en serio que estos palos en los lomos de las organizaciones de izquierda van aumentando su fuerza y el dolor que provocan en la misma medida en que va dejando de haber respuesta política a los mismos. En otra época, si te querían marginar buscabas la complicidad y el apoyo de La Gente, así, con mayúsculas. Se organizaban protestas, manifestaciones o lo que hubiera menester, y se intentba forzar a una cambio en la política del Ayuntamiento, del Gobierno o de quien fuese.

Yá sé que los tiempos han cambiado y que ahora no se puede movilizar con la facilidad de antes, pero es que precisamente el cambio de los tiempos ha venido en buena medida de la decisión, de gran alcance, de abandonar la política de oposición al sistema por otra de integración en el mismo y de respeto por las instituciones y las formas hata límites ridículos. Desde esa perspectiva, naturalmente, no cabe más que una abnegada aceptación, y si la gestión del recinto ferial de la Casa de Campo se ha privatizado y la empresa que lo gestiona pone condiciones que imposibilitan la realización de la Fiesta... pues a jorobarse y a tragar quina.

Con este precedente será difícil convencer después a nadie de que quieren cambiar la sociedad.

Comentarios

Manuel Ortiz ha dicho que…
Lo que yo pienso, sin embargo, es que se han querido cubrir las espaldas con este tonto pretexto frente a una más que escasa y vergonzante asistencia al acto.
Yass ha dicho que…
Pues es una pena... es una fiesta muy mítica..


Un saludo
Franesco ha dicho que…
¿Qué te parecería más apropiado en este caso, convocar a la Fiesta previo anuncio de que no se podría celebrar porque te cobran o anunciar en mitad del mitin central que se había decidido no pagar y que se avisaba por si alguien se quería solidarizar?

Yo tengo mis dudas, pero creo que lo verdaderamente revolucionario sería celebrar la Fiesta en un sitio que fuera gratuito: tipo la Casa de Campo (pero en medio de los árboles, en plan botellón) o el Parque de El Retiro.
Anónimo ha dicho que…
Buenos Dias querido Don Antonio!!!!
Ahora me quedo medio preocupado..entonces la de Barcelona ná de ná...
Pues sí que hay crisis en la izquierda...

!!!

Un fuerte abrazo, le sigo...
Daniel Isaac

Entradas populares