El Vaticano pierde el liderato

Vean la memorable escena de Meaning of life (El sentido de la vida), de Monty Python, que les ofrezco aquí. Por si no funcionase el enlace, la resumiré: un obrero católico irlandés llega con aspecto abatido a su casa, abre la puerta y se encuentra con una escena habitual: una treintena de hijos le esperan junto a su mujer. El obrero les anuncia que la fábrica en que trabajaba ha cerrado y que ya no podrá alimentarles, de manera que, como única solución, tendrá que venderles como cobayas para experimentos científicos. Los hijos le piden explicaciones y el padre les cuenta que, por ser católico, nunca ha podido derramar la más mínima gota de su semen, porque eso ofendería a Dios. "Cada gota de esperma es sagrada". El resultado es una prole inmantenible.

Lo que esta magnífica pieza pone de manifiesto no es otra cosa que la tradicional política que en materia sexual ha seguido el catolicismo, consistente en ignorar el placer sexual y centrarse únicamente en la procreación como único objetivo del sexo. Gracias a ello, la católica ha sido, desde que existe la posibilidad de realizar estadisticas fiables, la religión con más fieles adscritos.

Pero hete aquí que gracias a la inveterada costumbre de la jerarquía católica de no permitirse el más mínimo atisbo de autocrítica y mucho menos de cambio, y debido también al descenso masivo de la natalidad en los países occidentales más ricos (en los que hasta hace muy poco el elemento musulmán era testimonial y el católico, mucho más importante) el número de sus fieles ha ido descendiendo al tiempo que, según ella misma declara, ha ido aumentando el de otras religiones, en especial los musulmanes. La razón, según el Vaticano, es que estas otras religiones son seguidas por gente que tiene un índice mucho más alto de natalidad.

Así pues, ahora resulta que los chicos del Vaticano han pasado a ocupar el segundo puesto en la clasificación general, con tan sólo un 17% de fieles, cediendo el primer puesto a los musulmantes, con un 19%. Como si de un Parlamento se tratase, a los católicos les queda la posibilidad de formar un gobierno de coalición con ortodoxos, anglicanos y protestantes, con quienes juntando las fuerzas aglutinarían al 33% de la población mundial. No se sabe qué posibilidades tienen los musulmanes de lograr un pacto in extremis con budistas, hindúes, sintoístas, taoístas y otros, para intentar alcanzar una mayoría exigua, pero suficiente para gobernar.

Que hablen con Zapatero, que se va a acabar volviendo un experto en esto de juntar gente.

Comentarios

Antonio Rodriguez ha dicho que…
Antonio
La iglesia se esta ganando a pulso estos resultados con su actitud ante los problemas sociales, el aborto, los matrimonios homoxesuales, su beligerancia en la política, su atutud ante los problemas del tercer mundo y un largo etc.
Lo raro es que siga habiendo personas que continuen profesando esa fe.
Salud, República y Socialismo
Maripuchi ha dicho que…
Esa peli es genial toda ella... la escena del grupo de soldados marchando plaza arriba y plaza abajo porque no encuentran nada mejor que hacer (hasta que lo encuentran) ... o el gordo que revienta... el aparato que hace píng...
Respecto al quid de la cuestión, en fin, ellos que se sigan mirando su ombligo, y ya verán qué rapidito se les empiezan a cortar las prebendas...

Beso, Antonio.
J. G Centeno ha dicho que…
Creo que deberían convocar a su Junta Directiva Internacional, creo que la llaman Concilio y propiciar un cambio de estrategia. En cuanto a su política de alianzas, bien con los ortodoxos, pero los protestantes están, a su vez, divididos en multitud de sectas que compiten con ellos para arrancarles clientes. ¡Cuidado con ellos!

Entradas populares