No me creo que Ruiz Gallardón se retire

Me ahorraré repetir los comentarios que he leído acerca de la exclusión de Alberto Ruiz Gallardón de la lista del PP para las elecciones de marzo. Pero no quiero ahorrarme señalar un aspecto sobre el que la mayoría de los comentaristas coinciden: que si después de Gallardón en Madrid va a haber una inflexión ultra-reaccionaria y maxi-casposa con la Botella a tiro de alcaldía; que si Aznar vuelve a campar por sus respetos aquí y allá... Todos esos comentarios parten de la base de creer a pies juntillas algo que Ruiz Gallardón ha dicho muy dolido y muy seguro de sí: que se retirará de la política tras las elecciones de marzo. ¿Se lo creen ustedes?

Estar en política al nivel en que está el actual alcalde de Madrid, implica muchas cosas que no tienen que ver estrictamente con el interesado. Cosas que implican a otros que se relacionan con el alcalde, bien favoreciéndole con sus "atenciones", bien recibiéndolas de él. Si alguien que ocupa ese cargo y que da o recibe esas atenciones dice que se va a retirar, inmediatamente se produce un pequeño terremoto entre todas aquellas personas que se hallan en torno a él. Se instala en ellos el síndrome del huérfano político.

No es tan fácil para alguien que ha llegado al punto en que ha llegado Ruiz Galladón abandonar la política realmente, dejarlo todo e irse a casa. Se traban muchas relaciones, muchos lazos duraderos, de esos que se alimentan casi a diario con esos favores bidireccionales de los que hablaba. Y dejar todo eso en el aire, dejar a toda esa gente colgada, no es algo que se perdone fácilmente, porque es mucho lo que hay en juego y mucho lo que se pierde. Y no siempre es fácil continuar sin sobresaltos la relación especial con aquél o aquélla que sustituya al dimisionario. La naturaleza de las cosas que hay en común es a menudo tal, que no puede trasferirse a terceros como si de una letra de cambio se tratase.

No digo que sea imposible, como casi todo en esta vida, pero veo sumamente difícil que Gallardón cumpla su promesa de abandonar la política el 10 de marzo. Al tiempo.

Comentarios

RGAlmazán ha dicho que…
Estoy con Ud. D. Antonio, Gallardón es un animal político (que me perdone el salmantino) de tomo y lomo. No se va a ir.
A mí me parece que está pensando en formar otro partido (una especie de CDS) que sirva de bisagra, entre los dos grandes.
Y si no ¿a qué viene lo de la reflexión después del 9 de marzo, él y su gente?

SAlud y República
Una sola habitación ha dicho que…
Estoy igualmente de acuerdo. Gallardón no se retirará, le gusta demasiado la política para dejarlo todo e irse de asesor/consejero a cualquier banco ( es la moda ). Lo que tendría que haber hecho desde ayer es presentar su dimisión ( con las enormes consecuencias a muchos niveles que eso traiga ), pero no retirarse de la política, sino del PP. Corren muy malos tiempos para Gallardón en el PP, el enemigo lo tiene en casa y por mucho tiempo. Si fuera una cuestión de un par de años, pero Esperanza Aguirre está bien anclada y será muy difícil moverla de ahí, la sostienen bien fuerte la COPE, Pedro J, Aznar y todo el núcleo duro de la derecha de este país. Así que Gallardón sabe que si permanece en el PP, o bien queda anulado y relegado o bien tiene que continuar peleando y sufriendo humillaciones ( él no sabe pelear tan bien como sus rivales en el PP ). Ahora bien, si se marcha del PP pero no de la política ( sea fundando otro partido o integrándose en alguno existente ) tendría más fácil la arena para batallear por sus ideas y contra sus rivales. Yo lo tendría claro si fuera él, me iría del PP, arrastraría parte del voto conmigo y renacería de nuevo.
Una sola habitacion ha dicho que…
Gracias por visitar mi blog. Yo tengo el suyo en mis favoritos. Nos leemos. Un saludo. Yuki.
Aynhat ha dicho que…
Yo tampoco me lo creo, eso si el espectáculo hasta entonces será maravillos, en palabras de curro corrales, digan lo que digan, en iu somos expertos en crisis y ahí hay una crisis, ojalá y lo paguen en votos.

Entradas populares