Ministerio para (algunas) Familias

Un Ministerio de la Familia. No crean, no me parece mal del todo, ya verán ustedes por qué. Resulta que al paso de los años y echando la vista atrás, he llegado a la conclusión de que los más progres de los sesenta y los setenta (los rojos, vaya...) cometimos algunos errores que ahora considero de bulto en cosas de importancia. De entre todos esos errores quiero destacar ahora el de haber hostigado a la institución vertebradora de la sociedad patriarcal y capitalista, osease la familia, guiados por la correcta conclusión a la que en su momento llegó Engels, don Friedrich, de que era una pesada losa puesta sobre las espaldas de todas y todos cuantos deseábamos un cambio radical y revolucionario de la sociedad. "Destruyendo la familia", decíamos, "destruiremos el pilar fundamental sobre el que descansa este sistema que queremos destruir".

No sé si conseguimos destruir tal institución (creo que no del todo), pero estoy convencido de que sí que conseguimos cambiar sustancialmente su ser. La familia a la que Engels se refería era un nucleo fuerte regido por el hombre en todo aquello que supusiera fijar el rumbo y gobernar la nave en los terrenos dífíciles, acompañado de la mujer en posición secundaria pero formando una camarilla fuertemente corporativista respecto al resto. Esta forma familiar ha perdido vigencia.

No me entristece haber descuartizado lo que hayamos conseguido descuartizar de ese tinglado. Pero sí considero que se nos olvidó por el camino algo fundamental (de ahí mi valoración de que cometimos un error): crear un repuesto.

Ahora se está intentando crear esos repuestos. No sé si en el futuro prosperarán las familias formadas con un nucleo homosexual, a la vista de que la familia monoparental -creo yo- ha fracasado estrepitosamente. No lo sé porque si algo ha aprendido uno con el paso de los años, es que nada está escrito y que todo puede ser... o no ser. Pero sí sé que, al menos, es una apuesta que puede tener futuro.

Sin embargo, el Ministerio de la Familia que Rajoy creará si gana las elecciones no ayudará a esas familias. Es dudoso incluso que les dé carta de naturaleza, porque, aunque ahora parezca una barbaridad, estoy convencido de que no les importará destruir todo cuanto en esta legislatura se haya hecho para hacer avanzar la sociedad, con tal de recuperar los sitios que Rajoy, Rouco y los suyos tienen destinados a cada cosa, y de colocar todas las cosas en esos sitios.

Mientras nuevas formas de familia no prosperen y asuman el control de la sociedad, me parece bien que el Estado ayude a la familia que conocemos. Pero el Ministerio que Rajoy, Rouco y los suyos quieren crear, sólo funcionará en favor del modelo de familia que ellos defienden. Será un Ministerio a favor de una familia y en contra de otra. Será una herramienta en contra de los ciudadanos.

Comentarios

Rave ha dicho que…
Y a mí que esto del Ministerio de la Familia me suena a los Ministerios de la Verdad o el Amor del "1984" de Orwell...
siria ha dicho que…
Y a mi a la caverna de platon. saludos majo

Entradas populares