En torno a una caja de galletas

Observen esta caja de galletas. Es republicana, o al menos así parece denotarlo la bandera, cuya franja inferior es, aunque parezca más oscura en la foto, morada. Está fabricada para una empresa alemana llamada GDS FOOD Gmbh, y distribuida en España por una empresa catalana, lo cual le da doble morbo a la cosa.

El motivo por el que saco esta caja aquí es que precisamente he advertido la curiosidad hoy, 6 de diciembre, aniversario de la Constitución de 1978, que consagró un sistema político de los que en tiempos llamábamos (creo que con bastante corrección) democrático capitalista o democrático burgués, pero que también dejó firmemente establecida la conservación de lo fundamental que la Segunda República (último régimen legal y legítimo hasta éste en el que desde 1978 vivimos en España) había superado: la Monarquía. Incluyendo sus enseñas y símbolos, y, obviamente, la figura del rey y su bandera.

Esto, que no es de mi agrado ni del agrado de mucha gente que, sin embargo, defiende esta Constitución, ha sido puesto en entredicho por la vía de los hechos en varias ocasiones por parte de organismos o instituciones extranjeras. Recuerden, no hace tanto tiempo, aquel partido internacional amistoso de selecciones, de fútbol o de lo que fuese, en que la banda que interpretaba los himnos nacionales de ambas, atacó los compases del Himno de Riego, ante el descoloque generalizado de los jugadores y representantes federativos y políticos españoles. Esta caja de galletas es otro ejemplo, si bien más humilde y discreto, de lo mismo.

Ante la contemplación de esta etiqueta que aquí pueden ver caben, creo yo, dos posturas: la indignada porque haya quien falte al respeto a nuestro Estado, desconociendo tan clamorosamente sus símbolos oficiales (e independientemente de que se esté a favor o en contra de la República); y la regocijada porque haya desde fuera una puesta en cuestión fáctica de la legitimidad monárquica.

Curiosamente, yo me cuento entre los primeros porque no creo en absoluto en que la bandera republicana reproducida aquí sea un guiño político a nada ni a nadie (en cuyo caso, sí lo saludaría alegremente). Creo que es un simple desprecio, evidenciado por la despreocupada ignorancia que muestra, hacia un Estado que alberga tanto a quienes forjaron su peor historia y de lo peor de la historia de la humanidad, como a quienes ayudaron a escribir y escribieron ellos y ellas mismas páginas que se cuentan entre las mejores y más memorables.

Aun sin ser republicano, siempre reconoceré las virtudes y ventajas de ese sistema político sobre el monárquico. Pero también creeré siempre que las muestras de simpatía deben exponerse de manera que no impliquen desprecio o descortesía alguna. Es cuestión de formas, lo sé, pero es que las formas son importantes, o si no, no estaríamos discutiendo tanto por una bandera.

Comentarios

Maripuchi ha dicho que…
Fue en la copa Davis, jugando en Australia... glorioso...
Freia ha dicho que…
Maripuchi, como AF es "mucho mayor que tú" (de mi quinta) seguramente se refiera a un CHECOSLOVAQUIA-ESPAÑA, en Praga, en 1967 (tú no habías nacido). Tocaron el himno de Riego (sic) "...porque era la única partitura que tenían".
Lo peor fue que los jugadores españoles se creyeron que era el himno de los checos y lo mejor es que, como eran muy educados ellos, lo escucharon en posición de firmes. ¡Franco debió de revolverse en su butaca!
Sota ha dicho que…
De acuerdo en la segunda parte (así en líneas generales). Pero es que la cosa va más allá, porque TAMPOCO es la bandera de la II República (que tenía las tres franjas del mismo grosor). Se que es hacer de abogado del diablo, pero sin comparar con otros lotes, yo casi que lo achacaría a un fallo en la imprenta que a otra cosa...
Hugo ha dicho que…
Puedo ser muy mal pensado, pero creo que los checos lo hicieron con muy mala uva y que las imprentas y otras tecnologías similares solo se equivocan con periodistas como Ana Rosa Quintana. Por lo demás, también pienso que es una falta de respeto de una nación estranjera a otra soberana cuyos problemas políticos o de identidad solo nos concierne a nosotros. De reir gracietas como estas, el día menos pensado nos tocan el cara al sol. Se acuerdan del reproche de ZP a Hugo Chávez. Pues eso. Algunos ya saben que es muy fácil dividirnos.
Freia ha dicho que…
Antonio ¿cómo va la derecha?
Júcaro ha dicho que…
Esta entrada me recuerda cómo un dirigente mundial se atragantó al comer unas galletas. ¿Le ocurriría lo mimos al Borbón?

Si celebrara la Navidad, le enviaría una caja de éstas

(¡¡Blogger no admite la URL de mi blog!!)
Tanhäuser ha dicho que…
No sabía que habías regresado, querido amigo. Qué alegría.
Yo también habría apuntado lo mismo que Maripuchi pues desconocía la anécdota que recuerda Freia. Caray, 1967, el año que nací.
Un abrazo
AF ha dicho que…
La derecha va renqueante, me refiera a la mía o la otra, gracias Freia. Aclarar que en ralidad me refería a la ocasión que cita Maripuchi, de la otra ni me acordaba. Saludos, don Tanhäuser, siempre un placer. Don Júcaro, no es precisa su URL para mí, tengo linkada su 14 de abril en mi blogroll. Para los de+más, puede usted ponerla como firma en el texto.

Un saludo a todos/as.
Yassin Al-Hussen ha dicho que…
Buenas... de vuelta por fin

Me parece lógica tu manera de pensar, compañero... es pura ignorancia sin ningun guiño a nada, simplemente ignorancia



Un saludo
Manuel Ortiz ha dicho que…
Veo que últimamente escribes poco. ¿Te ocurre algo? Quiero que sepas que tu amigo Manuel te recuerda y te envía un saludo muy afectuoso con mis mejores deseos.
Humberto Contreras Soria ha dicho que…
Que las fiestas de fin de año sirvan para estrechar los lazos de solidaridad con todo el mundo, sobre todo con los mas necesitados (que son los más)... ¡Feliz Navidad! Abrazos fraternos.
AF ha dicho que…
Manuel, no me pasa nada excepto lo que ya comenté: me he roto dos dedos de la mano derecha, y con eso no me resulta fácil ponerme al tajo. Dado que esa rotura lleva seis semanas de curación, eswtoy aproximadamente en la mitad.

Muchas gracias por el recuerdo, me siento halagado viniendo de quien viene.

un saludo a todos/as y feliz año.

Entradas populares