No se puede condenar a nadie a perder sus derechos democráticos sin razón alguna

Nunca se me va de la memoria la sensación de enorme desasosiego, de repugnancia y miedo incluso, que dejó en mí la película El expreso de medianoche. La enorme desesperanza que provocaba la crudísima ambientación de la vida carcelaria en Turquía era capaz de perdurar varios días. No era posible evitar la pesadilla: ¿qué haría yo si me pasase lo que al protagonista?

Lo que hacía el guión tan insoportable era la circunstancia conocida de que se basaba en hechos reales. Para quien no la haya visto (a pesar de ser casi un clásico de los setenta), muy sucintamente resumiré que se trata de la historia de un joven norteamericano que es detenido en el aeropuerto de Estambul estando en posesión de drogas prohibidas en Turquía. Es inmediatamente llevado a la cárcel y entra así en el largo túnel de la incomunicación y el aislamiento, sometido durante años a un maltrato físico y psicológico bestial por parte de carceleros y reclusos.

Pues bien, esa pesadilla no sólo era realidad en Turquía. En los años ochenta las cárceles marroquíes eran infiernos idénticos a los del país asiático. Muchas fueron las denuncias de organizaciones políticas y humanitarias contra el régimen de Hassan II, el monarca padre del actual rey, Mohammed VI, por desaparición y conculcación de los derechos humanos de los reclusos (¡¡y no sólo de ellos!!).

Estoy convencido de que ninguna razón válida aconseja ceder a la demanda marroquí sobre esos territorios. Nadie respetaría ninguna garantía a sus habitantes si tal ocurriera. Éstos perderían de hecho sus actuales derechos democráticos sin razón alguna. No quisiera que nadie, cristiano o musulmán, tuviera que pasar por una de esas cárceles.

Comentarios

Maripuchi ha dicho que…
Una película impactante, sin duda.
A mí me repatean cien veces los adalides de las territorialidades....
javierM ha dicho que…
Pues tiene usted razón en cuanto a lo del carácter escasamente democrático ue se gastan por ahí abajo. Pero le hago la observación que según esos parámetros la descolonización en muchos sitios no hubiera sido posible. Imagínese el discurso de los británicos convencidos que eran ellos o la barbarie. O franceses, o...

Y le habla uno al que se la pela la territorialidad.

(Off topic: Las vacaciones blogueras, ¿bien?)
J. G Centeno ha dicho que…
Parece ser que ese es el eje sobre el que deben girar nuestras preocupaciones, la situación semifeudal en el que la monarquía alahuí tiene sumida a la sociedad marroquí, sin que Occidente diga ni mu. Y en esas condiciones plantearse el cambio de situación en Ceuta y Melilla es imposible.
De todas formas se me ocurren dos preguntas:
¿Es más democrático el régimen alahui de Mohammed VI que el baazista de Saddam Hussein?
¿Si estamos de acuerdo en respetar la voluntad de ceutíes y melillenses de ser españoles, respetaríamos la de vascos o catalanes en caso de no querer serlo?

PD: Debería usted hebr comenzado con un "Decíamos ayer"
animalpolítico ha dicho que…
Bienvenido de vuelta. Secundo lo de "Dicebamus hesterna die"
RGAlmazán ha dicho que…
D. Antonio, feliz Buena Nueva.
Me viene a la memoria, ya que Vd. habla de Turquía, el problema kurdo. ¿Cuántos kurdos habrá en las cárceles turcas, pasando las de Caín?
Y Arabia Saudí. Esos abrazos y besos que nuestro querido monarca se achucha con el saudita, me repatean.
En fin, la nuestra es una democracia imperfecta. La de esos muchachos es todo menos una democracia.

Salud y República
AF ha dicho que…
Gracias a todas/os por el recibimiento, no sé cómo de permanente será la vuelta.

Respecto al tema, soy consciente de la razón que les asiste a don Javierm y al resto cuando me señalan los reparos por el carácter colonial de Ceuta y Melilla. Yo tengo mis dudas (de verdad, no es retórica) sobre ello, ya que entiendo y comparto algunos de los argumentos comparativos que me exponen. Sin embargo, los argumentos históricos tampoco pueden ser totalmente desdeñados.

Con esa duda en mi cabeza, me decido por el mantenimiento de la salud, la economía y la vida de las y los ciudadanos de ambas ciudades, en el entendido que señalo en mi entrada: de pasar a formar parte de Marruecos, el descenso de la pérdida de nivel de vida no sería, ni mucho menos, lo más grave que les podría pasar.

Un saludo.
Filo de Espada ha dicho que…
Dicen por ahí que Ceuta y Melilla eran españolas antes de que existiera Marruecos. El pueblo que habita ambas ciudades se siente español y quiere seguir así. Para unos pocos sitios que quieren seguir perteneciendo a España, pues no la caguemos y a ver si se los vamos a devolver al "moro" despues del referéndum de Ibarretxe.
Menos mal que nos queda Portugal.
Bien venido Don Antonio.
Blanca ha dicho que…
Ante todo, mi agradecimiento por tu vuelta... que te eché mucho de menos.

Cuando escucho a los marroquíes hablar de Ceuta y Melilla inmediatamente viene a mi cabeza los miles y miles de pateras atravechando el estrecho desde hace décadas... llenas de marroquíes encantados con su país, su rey, su política, su pobreza y su falta de futuro... ¿qué nos vienen a contar a los españoles de Ceuta y Melilla?

Aunque solo fuera por éso, estoy con la españolidad de esas dos plazas, pero además, hay que respetar lo que quieren los ceutís y melillenses... ¿no se habla tanto del respeto a las autodeterminaciones? Pues a respetarlas todas.

Además, solo pensar lo que pasaría allí de convertirse en territorio marroquí... algo parecido a lo que pasó con Sahara... ¿para qué dijeron que lo querían?

El rey marroquí que se dedique a pensar más en su propio país, en sacarle de la indignidad en la que hace vivir a sus habitantes, que tienen que exponerse a morir en el mar por buscar pan y trabajo.
Jordi Gomara (itaca2000) ha dicho que…
Hombre, ¡¡¡camarada!!!, bienvenido; veo que has vuelto a las andadas blogueriles. Se te saluda con gusto, pues. ¿Qué habrás estado haciendo de malo por ahí durante estos días?

Bueno sobre tu artículo decirte que ya somos un poco ancianos, jejeje..., todavía hablando de películas como "El expreso de medianoche". Recuerdo bien que entonces tanto ésta como "Alguien voló sobre el nido del cuco" impactaron mucho.

Por cierto, supongo que tienes razón sobre lo de Ceuta y Melilla si recordamos el tema del Sahara Español y la Marcha Verde y todas aquellas cosas. Pero también digo lo mismo que "javierm" en cuanto al tema de las descolonizaciones.

Yo en todo caso, que soy de los que no pasan en absoluto de los temas de territorialidad, porque pienso que "la tierra y el territorio son para quién los trabaja", o sea que los territorios pertencen a los pueblos que se identifican con ellos, o mejor dicho: "creo en la libertad, autodeterminación y autogestión de todos los pueblos de la Tierra (entendiendo pueblos como individuos y "territorios" por supuessto), pienso que Ceuta y Melilla, como Gibraltar han de pertenecer a donde quieran sus propios habitantes decidiéndolo libremente.

Si quieren pertenecer a España que signa perteneciendo, si quieren ser independientes que lo sean, si quieren pertenecer a Marruecos pues así sea también. De Gibraltar diría lo mismo cambiando Marruecos por Reino Unido, y invertiendo el orden de los factores por supuesto.

Allá cada uno con sus ideas del todo respetables mientras respeten las ideas de los demás.

Salud compañero
Blanca ha dicho que…
En cuanto a la peli "El expreso de medianoche", no se me va de la cabeza esa película, pensando en los pilotos españoles que están ahora en el Chad.

Espero que a partir de este desgraciado caso se piensen más a quien alquilan sus aviones y sus tripulaciones todas las empresas de vuelos charter. Hay que ser más selectivo en los contratos y saber hacia donde nos dirigimos y con quien.
Shirikhawk ha dicho que…
Parto de la base que sería, ante todo, partidario de que sean los ceutís y melillenses quienes tuviesen, en última instancia, el poder de decisión sobre su futuro sin injerencias externas (ni marroquíes ni españolas).

Tampoco voy a negar que ambos casos representan los residuos coloniales de aquel "Reino de Castilla donde no se ponía el sol" y que tendría cierta lógica que se adhirieran al estado magrebí (así como que Gibraltar se adhiriese al estado español, aunque, como comento en mi primer párrafo, entiendo que la última palabra la tendrían los gibraltareños).

No obstante, y como el autor de la entrada apunta, a día de hoy el estado de Marruecos es incapaz de garantizar derecho alguno, ni siquiera a sus más propios allegados de sexo femenino. Es un estado donde aún pervive la Monarquía Absoluta (o casi absoluta) y, para colmo de males, resurge una "Inquisición Islámica" que se presumía en declive hace tan sólo unos cinco años.

Por esa razón, reconozco que hoy en día, ambas colonias están mejor donde están. Por ahora.

Agurrak.

Shirikhawk.
Freia ha dicho que…
45 días, 13 horas y 34 minutos...¡qué largo! Menos mal que ha vuelto Vd. de entre los hibernados blogueriles...
Ya le decía yo que es Vd. animal blogueril.
Pues mi opinión es como la de la mayoría. Aún teniendo en cuenta las preguntas de Bolche, y partiendo de la base de que lo lógico es que decidan ellos, hoy por hoy, creo que pertenecer al estado español tiene para ellos muchas más garantías, derecho y ventajas. Esto no es perfecto, pero es que lo que hay al otro lado...
Un abrazo AF

Entradas populares