El lapsus traidor de Aznar

Leyendo una entrada de don Júcaro en su estupendo blog 14 de abril (al cual aprovecho para dar la bienvenida y enlazar) en la que comparaba a José María Aznar con una medusa, me detuve a considerar la frase que el bloguero resaltaba de las dichas por el gurú del zurcido en relación con los responsables de los atentados del 11-M: "no están en desiertos lejanos ni montañas remotas". La frase me atraía, daba vueltas en mi cabeza, me obsesionaba..

De repente me di cuenta de por qué ocurría aquello: en ella se encontraban un sustantivo (montañas) y un adjetivo (lejanos) que hacían sonar una campanita en mi cerebro cincuentón. A él quería acudir una ridícula cancioncilla fascista de otros tiempos: "Montaaaañas lejaaaanas, bande-e-ras al vieeeento..." Pero, ¡qué lástima!, la similitud quedaba en eso. No se podía acusar a Aznar de tener un lapsus de esos que hacen época, porque sus montañas eran remotas, y sólo sus desiertos eran lejanos. Y en la canción no hay "desiertos lejanos". ¡Maldición! Otra vez será.

Pero, aguarden, ¿no merecerá la pena escuchar en directo las declaraciones de este gurú de la calceta? Ni corto (mido 1'87) ni perezoso (mi fealdad no guarda relación con el simpático animalillo), me dirijo al enlace aportado por don Júcaro y pulso el play para ver el video.

Y en medio de los acordes del Magnificat que en mi cerebro sonaban como por ensalmo, oigo al gurú del macramé pronunciar una detrás de otra las palabras mágicas: " (...) los que idearon estos atentados no están en desiertos remotos ni en montañas lejanas (...)".

¡Así que era cierto, la memoria le había jugado una mala pasada al gurú del ganchillo! En su abigotada cabecita las palabras aparecieron solas: "montañas lejanas". Este hombrecito ha debido ser un admirador de Falange Española y de las JONS. De pequeño tuvo que mirar con envidia cómo sus amiguitos podían acudir, varonilmente ataviados, a las excursiones montañeras de la OJE, mientras que él era cruelmente repudiado por su corta estatura y su algo atiplada vocecita. Allí podía imaginar a sus camaradas, en lo alto de la montaña lejana, con la luz del atardecer dorando sus cabellos y con una tranquila y orgullosa expresión en sus ojos y sus faces todas. Pero él no estaba, él tenía que quedarse, el rostro lleno de espinillas, en la triste sala familiar a la espera de la llegada del señor sacerdote para el besamanos de por la tarde.

Y hoy ha querido homenajear a sus camaradas de ayer y de hoy, desviando de ellos cualquier sombra de sospecha: los listos que planearon los atentados que finalmente realizaron los tontos recientemente condenados por la Audiencia Nacional, no están en las montañas lejanas. No están en ese querido rincón de la memoria del gurú del punto de cruz, donde sólo permanecen, impasible el ademán, esos camaradas suyos que noche tras noche hacen guardia sobre los luceros.

Comentarios

El Valín ha dicho que…
Me alegro de que vuelva a estar a ese lado del Rubicón. Sigue siendo un placer leerle.

Un saludo
animalpolítico ha dicho que…
Y le digo más, D. Antonio: ¿qué tal FAES como FAlange ESpañola?

Muy bueno...
Blanca ha dicho que…
Las montañas y los desiertos.... hummm... me recuerda a aquel enigmático personaje que aspiraba a ser presidente del gobierno y quedó descabalgado... ¿como se llamaba?... ah, Torcuato Fernández Miranda. Este señor asturiano, con el paisaje de su niñez en la cabeza, mangó un discurso de despedida de la actividad pública plagado de montañas lejanas, neblinas, bruxas y coruxas, que me recuerda al que ahora larga el pequeñín del bigote, inmerso en un delirio parecido...

Ay, que tocados de la cabeza quedan los que se creen elegidos para la gloria y se encuentran descabalgados del poder en el último momento y tienen que dejar ese despachito contra su voluntad.

Por cierto, ese individuo debería marcharse a esas montañas o desiertos que tanto menciona... y escuchar lo que opinan de él. Da lo mismo que sean lejanos o cercanos, en ninguno de ellos querrían su compañía.
J. G Centeno ha dicho que…
Voy a pasar por alto su meción a la estatura de este caballerete. Es bajito, es madrileño y es madrididsta, tres notorias cualidades (lo completaría ser un poco bajo de pecho)a pesar de las cuales se trata de un repugnante individuo, con la talla intelectual de Leonardo Dantés y el salero incrompendido de Antonio Burgos
AF ha dicho que…
¡¡Excelente lo de FAES, Animal!! Habrá que investigar, habrá que investigar, porque nosotros también QUEREMOS SABER.

Don Javier, no se ofenda, usted no es bajito, simplemente no es todo lo alto que habría podido ser de haber nacido en Suecia o en el norte de Alemania. Pero en ese caso también habría sido usted rubioy habría hablado notoriamente raro, aunque sí que podría haber sido del Madrid.
Freia ha dicho que…
Navegando por la red me he encontrado con esto . Es una curiosa carta escrita en 1969 en la que Ansar se declara "falangista independiente".
Si es que ya apuntaba maneras...
Un abrazo,
animalpolítico ha dicho que…
Hombre, si os interesa, podéis ver en un post mío antiguo El abuelo Rodríguez y el abuelo Aznar, hacia el final unas declaraciones del nietito mostrando hasta qué punto le ha influido políticamente su abuelo FALANGISTA.
clepsidra ha dicho que…
¡No me digais que FAES es Falange Española! Lo que se aprende en los blogs...
Anónimo ha dicho que…
Por amor a la precisión y exactitud, he de indicar que el himno a que te refieres, empieza con MONTAÑAS NEVADAS, no LEJANAS, La rima es asonante y se parece pero no es lo mismo. De cualquier manera, lo de Azanar es freudiano el problema y no digo lapsus porque no es un despiste, es una convicción idológica mezclada con una obsesión y complejo que puden determinar algún problema psicológico. Tal vez si Castilla del Pino anañlizase sus escritos...
AF ha dicho que…
¡¡Cierto, cierto, don Anónimo, cómo he podido tener yo este otro lapsus, acompañado al parecer por otras/os comentaristas!! En fin, debe ser que me han podido las ganas de adjudicarle a nuestro amado ex-líder el sambenito que, no obstante, no lo es, sino pura realidad.

(Y además, dado el cambio climático, ¿quién puede negar que cualquier montaña nevada estará, de aquí a muy poco, lejana, muy lejana?)
Imperialista ha dicho que…
Perdóneme, pero ha vuelto más despistado de lo que se fue, si es que eso es posible. Se ha quedado usted anclado como el Wyoming y ya sólo hace el mismo chiste una y otra vez. Cómprese usted el libro de don José María -yo ya lo tengo- y aprenda, hombre, aprenda.
AF ha dicho que…
¡Vaya, don Impe!, hablando de anclajes, ¿no cree que el libro de su Súper me podrá asesorar bastante en materia de quedarme anclado?
Anónimo ha dicho que…
Hello everyone! I don't know where to begin but hope this site will be useful for me.
I will be glad to get some help at the beginning.
Thanks and good luck everyone! ;)

Entradas populares