Trabenco: una permanente educación para la ciudadanía

Dicen que solamente ha habido ochenta y cinco objeciones de conciencia a la tan traida y llevada asignatura de Educación para al Ciudadanía. La menos que anecdótica cifra habla bien a las claras de dos cosas: la falsa importancia que según en qué cosas tiene la influencia de la jerarquía católica sobre la población fiel a esa religión; y la vaguedad y adaptabilidad tan notoria que el diseño de la asignatura ha tenido por parte del Gobierno. Sin embargo, aunque sea en número muy reducido, existen experiencias educativas en España que vienen de lejos (tan lejos como treinta años) y que insisten, desde mucho antes de esta EpC de nuestros pecados, en una educación laica y humanista en el mejor sentido de la palabra. El proyecto educativo de Trabenco es, creo yo, una muy buena muestra de esos casos excepcionales.

Los problemas que Trabenco de Leganés está teniendo desde hace meses vienen dados más por los mecanismos participativos de los que se ha dotado el centro, que por las características de su proyecto en el terreno curricular. Es la cuestión que el Consejo Escolar del centro se rige por unas normas que dan capacidad de decisión a padres y a alumnos en muchos temas que hacen que al gobierno de Esperanza Aguirre se le pongan los pelos de punta cuando piensa en la posibilidad de que tal experiencia pudiera extenderse. Por ello, la consejería de Educación de la Comunidad pretende a toda costa que sus oponentes traguen con lo que parece un mero formalismo, pero que es mucho más: dice Lucía Figar, consejera de Educación, que la dirección del centro debe ser el único interlocutor válido, y que la reivindicación del colegio de que la Comunidad les ponga dos profesores de apoyo y que éstos sean seleccionados por el propio consejo escolar del centro, no es asumible.

Se escuda la consejera en un argumento que espera que cale en la opinión pública, y es que esta pretensión es elitista y produciría, en caso de concederse, una situación de desigualdad con otros centros. Lo cierto es que allá otros centros con su proyecto educativo, si consideran que deben pedir lo mismo, que lo pidan, y si no, pues que no lo pidan. La libertad de enseñanza reconocida en la Constitución debería amparar estas cosas. Por su parte, el consejo escolar del Trabenco no quiere admitir esa representatividad única de la dirección del centro respecto al resto de su comunidad escolar, porque al hacerlo estarían renunciando de hecho a esa libertad de enseñanza, e insiste en la necesidad e ser ellos quienes selecciones al profesorado en función del proyecto en el que van a tener que actuar.

Además, un proyecto educativo como el de este colegio es muy exigente, tanto con los padres y madres, como con las y los alumnos y con el personal docente. Eso significa que si es la consejería de Educación la que se encarga de seleccionar a las personas que vayan al colegio a cubrir las tareas que el centro quiere, acabará enviando a gente o bien contraria ideológicamente al proyecto educativo, o bien conflictiva en lo que a cumplimiento de sus obligaciones se refiere, con lo que introducirá una enorme piedra en el engrasado mecanismo del colegio y facilitará su descalabro.

Y eso es lo que todos estos padres, alumnos y profesores están queriendo evitar y denunciando con su acampada en el patio del propio colegio. Es algo muy infrecuente hoy en día encontrarse con una protesta de tal nivel y tan masiva por un tema como éste. Sólo esa rareza ya expresa suficientemente a las claras el compromiso y las cualidades del proyecto educativo que aquí se está ventilando. Un proyecto en el que sí que se enseña Ciudadanía. Permanentemente.

Comentarios

Gracchus Babeuf ha dicho que…
Pero en los colegios concertados, la salvaguardia de su ideario es fundamental. ¿Por qué los padres de los colegios públicos no tienen derecho a escoger un proyecto educativo, y los de los colegios de curas sí?
AF ha dicho que…
Pues ahí está, don Gracchus, ahí está...
Anónimo ha dicho que…
Hola

Esta es mi aportacion desde las Islas Canarias

http://vivirt.blogspot.com/2007/10/educacin-para-la-ciudadanasi.html

Saludos

Entradas populares