Cojos y mentirosos

Me molesta mucho -lo admito- dar la razón al editorialista de El País en tema tan relevante, pero es que la tiene. El gobierno de Zapatero se ha lanzado a una carrera de funambulismo electoralista que no parce tener tasa ni medida y curiosamente lo está haciendo en un momento en que acaba de recibir la buena noticia de que la distancia que le separa del PP en intención de voto se ha ampliado hasta los seis puntos.

¿Por qué, entonces, esta catarata de promesas-bomba? Intuyo que la crisis económica que se perfila en el horizonte nos está enviando nubarrones que se encuentran ya más próximos de lo que nos quieren hacer creer. Creo que el gobierno Zapatero prevé una plena explosión de esa crisis económica en menos tiempo del que tardarán en llegar las elecciones, y quiere acumular buena imagen, buen rollito que se dice ahora...

Si es cierto que se coge antes a un mentiroso que a un cojo, el PSOE debería tener mucho cuidado con lo que podría calificarse del equivalente de las mentiras del refrán, no vaya a ser que en la recta final de las elecciones le adelante el cojo que ya se creía definitivamente dejado atrás.

Comentarios

Entradas populares