Ningún banco central pondrá dinero para las familias ahogadas por sus hipotecas

Nunca he sido un conocedor de la economía, esa ciencia que el capitalismo convierte en arte gracias a su tendencia a caotizar todo lo que toca. Sin embargo, me parece que no hay que ser un experto para forjarse una opinión sobre lo que está pasando en estos días con la Bolsa.

Ese templo de la especulación que tan caseramente es bautizado desde tiempos inmemoriales como "el parqué" está en horas bajas debido a los movimientos de un mercado concreto propio de Estados Unidos pero que, gracias a la traducción que el capitalismo hace del término 'globalización', hace llegar las ondas del aún pequeño maremoto hasta las costas europeas.

Si el neoliberalismo que tan desaforadamente predican y aclaman algunos se pusiera efectivamente en vigor, en este momento lo único que pasaría es que quienes hayan invertido en USA en los fondos que cuentan entre sus activos con las hipotecas de alto riesgo que son fuente del problema, o con acciones de los bancos que más hasta el corbejón están metidos en esas hipotecas, entonces, digo, todo quedaría reducido a las pérdidas que esos inversores experimentasen. Y en Europa, por el efecto rebote, perderían otros inversores en otras cosas. Ya está. Pero no, claro. Lo bueno de esta aplicación del liberalismo es que se practica en la medida en que dé beneficios y se olvida si da pérdidas.

Es por eso que los tres bancos centrales más poderosos del mundo han decidido inyectar dinero a la economía gobalizada, de manera que el reflejo que las malas noticias bursátiles tienen en los inversores (retirada de su dinero de los fondos de inversión) se compense con la inyección efectuada y de esa manera continúe habiendo abundancia de efectivo circulando.

Pero, claro, ese dinero es de las arcas públicas. De esa forma, son esas arcas (las de usted y la mía también, ¡ay!) las que financian el desastre. Que no es lo mismo que ocurrirá cuando los miles de familias hipotecadas hoy no puedan cumplir con su hipoteca en un futuro próximo. Entonces no habrá bancos centrales que corran en su auxilio. Se comerán el marrón ellas solitas (las familias) y se hundirán con todas las de la ley. Habrá honra, pero no barcos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
"Nunca he sido un conocedor de la economía"

¿Vd. no se da cuenta de el espantosos ridículo que hace cuando lo primero que dice es eso? ¿por qué tendría yo que tomarme en serio sus consignas y por extensión, las de sus correligionarios ideológicos si reconoce abiertamente que no sabe nada de economía?

Con este numerito que está pasando estos días de los bancos centrales los liberales nos jugamos mucho: frente a la progresía desvergonzada y manipuladora que sin pudor alguno tildará el episodio de "un ejemplo más de la inestabilidad y la inseguridad del neoliberalismo bla bla bla". Bien, es hora pues, de dejar claro que se trata de lo contrario: USTEDES y solo ustedes son los culpables de lo que pasa, que es otro episodio de irresponsabilidad, keynesianismo y socialismo monetario.

Joder, primero lo de los leones en la selva y ahora esto.

Venga.


(http://www.liberalismo.org/bitacoras/1/4588/)
Stewie Griffin ha dicho que…
Devería de dejar de hacerle el juego a los culpables.

Al menos tiene la suficiente decencia para reconocer que no tiene ni idea de economía. Así todo el que no sea un descerebrado ignorara el contenido del post.
Stewie Griffin ha dicho que…
edito: Debería (maldito error tonto)

Me hago responsable de mi propio error. Haga usted lo propio. Gracias.
AF ha dicho que…
Don Stewie, yo no cometo errores. Es su confusión mental la que le crea la sensación de que estoy equivocado, pero en cuanto se vacune usted en la forma reglamentaria que recomienda la Organización Mundial de la Salud, podrá usted deshacerse de esa incómoda sensación.

No se preocupe, el liberalismo no es irreversible, se cura leyendo.

Un saludo.
Stewie Griffin ha dicho que…
Una vez conocí a un skin que decía que "el fascismo se aprende leyendo". A lo mejor es lo mismo que lee usted.
AF ha dicho que…
Alomojó

Entradas populares