Una simpatía comprensible

No es de extrañar que Chavez caiga bien en círculos de la izquierda. Yo ya he dejado escrito que me parece una persona con rasgos populistas evidentes (hablo del populismo como corriente clásica, tal y como es entendido por la izquierda marxista en general, lo que nos llevaría a dirigentes con evidentes diferencias pero también con evidentes semejanzas, como Alan García, Perón o Fujimori), pero comprendo la simpatía que provoca.

No hay más que leer esto y ya le parece a uno que este Chávez es más majete.

Comentarios

Tanhäuser ha dicho que…
A mí, es que Chávez no me hace tilín. Hay pruebas, más que evidentes, de que utiliza el poder para pertetuarse en él.
Saludos
AF ha dicho que…
Coincido bastante con usted. La mayor de esas pruebas es ese proyecto de permanentizar la elección del presidente (o sea, de sí mismo).
Maripuchi ha dicho que…
Yo con Tanhäuser ...
Si en vez de decir las cosas que dice (que he de reconocer que a veces tiene un punto simpático que me hace reír) dijera otras de signo contrario, me llevaría las manos a la cabeza ...

Y ni lo uno, ni lo otro...
Blanca ha dicho que…
Chávez provoca odios y amores, como buen populista que es. Tenemos ejemplos a montones de todas las tendencias. Yo no tengo claro nada con el, la verdad, aunque en algunos lugares me acusen (no sé por qué, porque jamás he hablado de el) de ser amiga suya, jejeje...

Hace cosas que aplaudo, para inmediatamente hacer otras que deploro... prefiero a Castro mil veces, aunque cuando oigo al venezolano cantando o poniendo verde a Bush os confieso que me encanta...

Pero dicho lo cual, me quedo con los que son menos simpáticos y dicharacheros, pero hacen cosas de enjundia, pasito a pasito... me encanta el nombramiento de Bernat Soria.

Entradas populares