Hombres y superhombres

Una vez más me quedo perplejo ante la absoluta originalidad y el carácter contradictorio del ciclismo. La publicidad de TVE que rodea la retransmisión del Tour lo dice todo respecto a la glorificación del ciclismo como deporte de titanes, de héroes que, independientemente de si ganan o pierden, realizan una gesta cada vez que terminan una etapa. Por otro lado, ninguna otra práctica deportiva acumula tantos escándalos por dopaje.

Mi pregunta es la siguiente: ¿en qué medida puede una práctica de doping hacer que un ciclista sobresalga sobre los demás en una etapa, que los deje tirados en un demarraje? De Vinokurov se dice, si no he entendido mal, que el doping consistió en transfundirle sangre de su mismo grupo sanguíneo, pero de otra persona. ¿Sólo con eso ya puede convertirse en una moto y sacarle dos minutos al segundo clasificado en una contrareloj? O dicho de otra manera, ¿de no haberse dopado, habría perdido la etapa? ¿Rasmussen se habría quedado clavado tras el primer ataque de Contador, en la etapa de ayer del Tour, de haberse presentado a los cuatro controles antidoping a los que faltó antes del Tour?

Somos muchas las personas que pensamos que la culpa de todo el follón del doping la tiene la hipocresía que rodea a este deporte. Una hipocresía consistente en pretender, por un lado, que los ciclistas profesionales suban pendientes del doce por ciento y más a velocidades de vértigo, tras panzadas de más de doscientos kilómetros y que, además, lo hagan cada año en menos tiempo; y, por otro lado, que eso lo hagan a base de comer judías verdes y filetitos de pollo.

Lo que se les pide a estos hombres no es propio de hombres. Es propio de seres superiores que sólo existen en la imaginación portentosa de los gerentes de las vueltas ciclistas y en la sórdida certidumbre de los laboratorios químicos.

Comentarios

Maripuchi ha dicho que…
En cualquier deporte en el que sea imprescindible una fortaleza física superior (los deportes de equipo, por ejemplo, premian también la táctica, la inteligencia, el savoir faire), el dopaje estará presente.
No sólo en el ciclismo: en la natación, en la gimnasia, el atletismo...
Por la razón que tú estás apuntando...

Sinceramente, preferiría que los deportistas no se chutaran, pero ¿qué sería de unos JJOO sin récords? ¿de dónde saldrían los patrocinadores?

Es todo un AJCO

Entradas populares