Huele a verano

Ya huele a verano. Llega uno de trabajar a las ocho o las nueve y si hace tan sólo un par de meses habría tenido que añadir "de la noche", ahora aún tienes casi una hora de luz. Entras en el edificio y los vecinos ya están en el patio, con sus crios o sin ellos, charlando como todavía son capaces de charlar los vecinos de una comunidad recientemente formada.

Doy una vuelta por internet y se me va el pensamiento a las imágenes. Se me antoja la de un campo en verano, amarillo y perezoso. La busco y la encuentro (aquí la tienen). E inmediatamente oigo unos grillos que comienzo a buscar también en internet, y los encuentro aquí (pero Blogger no me permite colgarlo en un enlace en la propia entrada; limitaciones absurdas hoy por hoy). Así que me hacen ustedes el favor de imaginárselo.

Y en medio del lapsus me paro a pensar dónde estarán los gritos de la derecha y las voces hoscas de ETA. Dónde los ayes y meas culpas del PSM y dónde las miradas de mala persona de Aznar. Y no los encuentro, no soy capaz. Parecen insignificantes por el mero hecho de que yo estoy tranquilo y a otra cosa.

¿Existirá algún equivalente de algo tan sencillo como un campo en verano y unos grillos cantando, pero aquí, en pleno Madrid, o en Barcelona o en Bilbao? ¿El secreto está en el campo o en nosotros?

Comentarios

RGAlmazán ha dicho que…
El secreto está en nosotros, D. Antonio. El día que creamos, de verdad, que necesitamos cada vez menos y que tenemos que aprovechar lo que nos ofrece la naturaleza y la vida de forma gratuita (una exposición, un paseo por el Pº del Prado, una reunión con amigos y desde luego lo que Ud. dice: Un paseo por el campo y observar un grillo o una simple margarita), habremos gnado la guerra.
¿Por qué nos complicamos tanto la vida? Quizá la única razón válida sea para que podamos hacer cualquiera de las cosas anteriores y que hay energúmenos que nos lo ponen difícil.

Salud y República
J. G Centeno ha dicho que…
Estribillo, estribillo, estribillo,
el canto más perfecto es el canto del grillo

A pesar de todo estoy de los nervios con lo de mañana en Zaragoza.
Blanca ha dicho que…
Javi, lo que dices de los nervios para mañana me recuerdan otros nervios... con mal final... en Tenerife... (con perdón).

Yo, sin embargo, no estoy nada nerviosa, aunque quisiera que ganara la liga el Barsa (ya que el Aleti lo tiene harto difícil), pero mi forofismo no llega a ponerme mariposas en el estómago. Lo único que me las hace poner es ver a mi marido cuando hace unas horas que no le veo, cuando me viene a recoger al trabajo, o cuando le veo aproximarse despues de hacer un recado ambos por separado... y eso si que da gustito, porque sé que cada día va a ser igual, porque quiero que lo sea hasta la consumación de los siglos...

Lo demás es coyuntural y teniendo en cuenta lo que ganan esos mangantes que hacen sufrir tanto a los pobres futboleros, mientras se ligan a la modelo de turno más maciza y se gastan los miles de eurillos en cambiar de peinado (cada vez más gilipollas), o enfundarse en la moda más fashion (cada vez más gilipollas) o, lo que es peor, llevar una vida bastante poco deportiva y familiar mientras vosotros, tontines, andáis nerviosos.

Mañana, salid a disfrutar la primavera y a la hora del partido, id al cine y ya veréis que bien lo pasáis.

Un abrazo,

Entradas populares