El laicismo en Turquía

Algunas veces la duda corroe la mente más firme, cuanto más la mía, que no lo es tanto.

Leo una referencia a un artículo del arzobispo de Esmirna, Ruggero Fransceschini, quien alerta sobre el laicismo turco calificándolo de "falso laicismo", ya que, en lugar de "respetar en las escuelas a cualquiera que fuera de credo diferente", exalta sólo "el valor de las conquistas militares y de una doctrina coránica enseñada obligatoriamente, en todas las escuelas, y muy frecuentemente por personas no preparadas". Y según Franceschini, cuando hablan del cristianismo resulta que "el empeño mayor de los docentes es negar la realidad del cristianismo, o disminuir su valor", tratando el Evangelio como "un relato inventado".

Hasta aquí, nada extraño. Nada más que las quejas de una minoría respecto al trato que le da una mayoría religiosa. Comprensible e incluso recomendable tener en cuenta estas quejas, por cuanto recientemente se han dado varios asesinatos de cristianos en Turquía que convierten a este tema en algo más que una mera polémica interreligiosa.

Pero es que además, en la misma publicación escribe Mustafa Akyol, editorialista del periodico turco Turkish Daily News, quien resulta ir más directamenteal grano. Akyol plantea que el laicismo predominante en la clase política turca en estos momentos no puede entenderse como tal, sino como un elemento aglutinador, una seña de identidad que da cuerpo a esa misma clase política. La excusa argumental para aposentarse en el poder y utilizarlo con el fin de perpetuarse como élite usufructuaria del mismo.

Y aquí es donde me entra la duda: ¿será un razonamiento tramposo más de los muchos a los que nos tienen acostumbrados los enemigos de lo laico? ¿o tendrán razón y los tramposos son los supuestos laicos turcos?

Ustedes ¿qué creen?

Comentarios

Entradas populares