Un paso clarificador

Rosa Díez se ha ido del PSOE y ha fundado un partido nuevo junto a Fernando Savater y otros. De las características políticas de este nuevo partido, lean ustedes aquí una disección en mi opinión muy buena, con lo que me evito hacerla yo no tan buena. Mi comentario al respecto va en una línea algo distinta.

Yo estoy bastante contento de que la Díez haya dado ese paso. Es más, me encantaría que la siguieran los seguramente no pocos militantes del PSOE que encuentran poco de su gusto los actuales guiños "izquierdistas" que parte del equipo de Zapatero hace a su militancia y al público. Otros dirán que eso no hace más que dividir a la izquierda. Yo, con Chesi, creo que no, que esa gente no es en absoluto de izquierda. Ni siquiera de centro.

Y no es que no lo sean ahora. No lo son desde hace mucho tiempo. Hace mucho que son ejemplos muy adecuados de la perversión del término "izquierda". En cierto momento, incluso, jugaron, cada uno desde su sitio, el juego de la confusión haciendo bandera de una supuesta regeneración de la izquierda en los términos en que ellos concebían tal cosa: pasarse con armas y bagajes a las filas de la derecha más clara.

Con este paso, el PSOE ganará una posiblilidad de claridad que hasta ayer tenía en menor medida. En cierto modo, ocurre como cuando se expulsó a la camarilla inmobiliaria de Balbás y Cia. Entonces, por decirlo de alguna manera, los socialistas ganaron en honradez lo mismo que perdieron de desvergüenza. Sin que crea yo que Díez y Savater tengan nada que ver con esa banda de desaprensivos, lo cierto es que ahora el PSOE ganará en claridad lo que pierde de confusión.

Comentarios

Blanca ha dicho que…
Cuando uno se presenta a unas elecciones, sean a presidente de tu comunidad de vecinos, o a Presidente de la nación... hay que saber que puedes ganar y perder.

Saber ganar es mucho más sencillo, al menos para algunos (Aznar no está entre ellos, le pierde la soberbia), pero perder... creo que hay que ser muy grande por dentro para asumirlo con dignidad...

Y Rosa Díez no asimiló la derrota en las primarias que ganó Zapatero, podía haber tomado nota de Bono, más curtido en estas lides. Y desde entonces se dedicó a lo que se dedicó, retratándola como persona, con lo que se demuestra que estuvo muy bien que no ganara. Ahora, desde la nueva formación política que aparece en el horizonte, podrá exponer su programa y sus ideas sin dañar la honorabilidad de sus antiguos compañeros, que no se merecían, seguramente, la traición que les dedicó. Y conste que me da mucha pena.
Eduardo ha dicho que…
Considerar que una persona es de "derechas" por el único motivo de rechazar públicamente la política antiterrorista de su partido no me parece un argumento de peso. Hay muchos socialistas que piensan igual que Rosa Diez pero que callan por los motivos que todos imaginamos.
¿Que te hace pensar que Rosa Diez se ha pasado a la derecha? ¿Apoyar al PP en un punto en concreto? ¿Qué me puedes decir acerca de sus posturas sociales y económicas? ¿Han cambiado también hacia posturas conservadoras?
Un saludo
Daniel Isaac ha dicho que…
Y digo yo que más que preocupar al PSE o al PSOE, esto debería preocupar al PP, ya que estos partidos empiezan a aflorar ocupando el centro...(independientemente de su fondo)
Jessica ha dicho que…
los socialistas ganaron en honradez lo mismo que perdieron de desvergüenza. Amén, hermano.

Rosa Díez se pasó a la derecha en el momento en que vino a Catalunya a hacer campaña por un partido de derechas (Ciutadans), en lugar de hacer campaña por el PSC. Y como sabe cualquiera que haya visto almenos dos discursos de Albert Rivera en el Parlament de Catalunya, Ciutadans es la correa de transmisión de la ideología del PP a nivel nacional, que no encuentra eco en Piqué, como lo del castellano amenazado y demás tonterías.

Si un personaje hace campaña por un partido de derechas, se gana la prerrogativa de que se le considere de derechas, ¿no?
AF ha dicho que…
Eduardo:

No basta con poner determinadas cosas en un programa (si de tal forma podemos llamar a las cuatro pinceladas apuntadas por los promotores del nuevo invento), hay que contrastar esa teoría con la práctica, que siempre ha sido determinante.

Sobre todo cuando se enmarca uno en la tradición de decir una cosa y hacer otra muy distinta, sin remordimiento alguno.

Un saludo.
Eduardo ha dicho que…
Af,
Exactamente por eso me parece cuanto menos prematuro definir su ideología como de derechas.
Lo único que hay son unas pinceladas de proyecto político, que es de izquierda (llámalo de centro-izquierda si lo prefieres) ¿Por qué consideras que van a hacer todo lo contrario, si todavía no han empezado?
Un saludo
animalpolítico ha dicho que…
Si el nuevo partido es de izquierdas, Jiménez Losantos es bolchevique.

El análisis que hace Chesi es fantástico. No hay nada 'de izquierdas' en sus propuestas. Y de lo que se trata es de atacar al principal partido de la izquierda española con argumentos tan insidiosos como que Zapatero ha roto el Pacto Antiterrorista o que tiene una personalidad no sé cómo.

Eso no es izquierda. Trabajan para la derecha, como Ciudadanos, pero puede salirles mal. Primero se reían y los recomendaban, hasta que se han dado cuenta de que a quien pueden quitar votos es a ellos.

Finalmente, Zaplana nos lo ha dejado claro: "les animo a que piensen en unirse al PP, pues lo que defendemos es básicamente lo mismo".

Saludos
Alba y Alvaro ha dicho que…
Soltar lastre...

Besos
J. G Centeno ha dicho que…
El PSOE está continuamente necesitando como agua de mayo procesos de regeneración, para poder distinguir el grano de la paja. En la época de Felipe González fue la beautiful people en principio y las tramas torturadoras como final las que les acabaron derrotando, ahora son supuestos socialistas los que deben desaparecer, y no sólo Rosa Diez o Nicolás Redondo Terreros sino otros muchos con un lenguaje patriotero de bandera y chunda chunda los que deberían buscar su acomodo en otro sitio. Militar en un partido tiene sus normas y una de ellas es la obligación de discutir y debatir dentro de la organización las posturas propias, para después asumir el resultado del debate como colectivo y defenderlo como propio, o abandonar dignamente el partido si ese resultado es inasumible. Hoy la mayoría inmensa de la militancia del PSOE está de acuerdo con la línea de negociación del Secretario General Rodríguez Zapatero, y las minorías que están en desacuerdo tienen la obligación de defenderlo en los órganos correspondientes, y si no lográn convencer a sus compañeros la obligación de guardar silencio o abandonar el Partido. Se llamen Rosa Diez, José Bono, Juan Carlos Rodríguez Ibarra o Alfonso Guerra.
Blanca ha dicho que…
O María santísima.

Entradas populares