Aprender de quien lo hace bien

Un mitin de Gaspar Llamazares en Second Life de quince minutos de duración "atrapó" ayer a entre 80 y 90 personas. Fuentes de Izquierda Unida, citadas por Europa Press, aseguran que es un registro muy bueno porque equivaldría a un mitin real ante 10.000 personas. El propio Llamazares ha aceptado que organizaciones minoritarias como IU deben apostar fuertemente por las nuevas tecnologías de comunicación porque los medios tradicionales les cierran con demasiada frecuencia sus puertas, o mutilan y tergiversan su mensaje.

Creo que es cierto, sin duda alguna, pero también creo que Izquierda Unida tiene su propia responsabilidad en los problemas para llegar a la gente. En muchos casos, esos problemas están motivados porque la gente se desinteresa del mensaje. Tiene conceptuada a IU con un estereotipo: una fuerza auxiliar de izquierda que, cuando las cosas no están especialmente difíciles, es votable para dejar constancia de una aspiración más progresista de la que habitualmente da el PSOE, un partido con gran experiencia y bagaje de gobierno y, como tal, más propenso al pragmatismo de las políticas realmente posibles (o lo que se suele considerar como tal, que en muchas ocasiones es un treinta o un cuarenta por ciento menos de lo que realmente es posible hacer).

Cuando a una fuerza política la asimila su propio público con un determinado estereotipo, me parece que es un error intentar romper éste cuando, según se admite, no se poseen los medios de comunicación necesarios para ello. Creo que más bien habría que navegar a favor del viento y, por así decirlo, acompasar al máximo la imagen que se transmite con la de ese estereotipo. Y mientras tanto, mientras se ganan posiciones con ello, procurar ir acumulando una nueva experiencia que ofrecer, la experiencia de gente que gestiona y sabe lo que hace.

Creo que eso hace IU en Rivas Vaciamadrid, por poner el ejemplo que mejor conozco. Y lo hace muy bien. Quienes necesitan encontrar una fuerza que responde a sus necesidades románticas de adorar a un héroe, a un campeón de la izquierda, ahí tienen a un partido (llamémosle así para abreviar) que hace las veces del superhéroe justiciero. Que baja volando del cielo y recoge al anciano republicano del suelo justo cuando va a ser atropellado por el olvido. O que acoge en un abrazo a los mil colores de una humanidad que desea encontrar otro mundo posible dentro de éste que se va tornando imposible.

Pero, al mismo tiempo, construye casas, muchas casas, a precios mucho más asequibles de lo que estamos acostumbrados a ver. Y hace escuelas, adelantando de su bolsillo el coste de hacerlas, para que las y los chicos tengan su aula casi antes de llegar a vivir a su nueva casa. Y se equivoca, pero rectifica (cosa tan infrecuente que casi acaba teniendo más valor positivo la rectificación, que valor negativo tiene el error), como en el caso de los chalets agobiados por la torre de al lado, o el reconocimiento por parte del alcalde de que el famoso "pepelito" de la entrada de Rivas había sido una cagada o poco menos. Lleva doce años con mayoría en Rivas (con la colaboración del PSOE, pero asumiendo el grueso de la gestión) y aún se permite el lujo de hacer una campaña que, por primera vez, ha hecho que los medios quisieran sacar sus videos humorísticos antes que otras campañas.

No me parece que sea igual el panorama de IU en otros sitios. Sé que las experiencias no son automáticamente trasladables a otros lugares, pero sí creo que se puede y se debe aprender de quienes están haciéndolo bien. En la propia IU tienen mucha necesidad de ello.

Comentarios

javierM ha dicho que…
Sabias palabras, como siempre

Entradas populares