A dos puntitos y subiendo...

Bueno, pues aquí estamos, a sólo unas pocas jornadas de acabar la Liga y con el Madrid a dos puntos de adelantar al Barça. Eso significa que con un solo pinchazo más de este último (cosa que podría ocurrir como ha ocurrido esta jornada) y manteniéndose el Madrid con todo ganado (cosa bien difícil, aunque salvar el escollo del Valencia no es poca cosa), los blancos podrían incluso ganar la Liga, siempre con el permiso el Sevilla.

Son esas elucubraciones que tanto nos gustan a los futboleros. Obviedades repetidas hasta el infinito que, dichas un lunes por la mañana en la oficina al tiempo que te machacas un cafelito con los colegas, adquieren el grado de verdad sublime, descubrimiento sabio que provoca la inmediata admiración y aprobación de cuantos te rodean durante unos segundos. Los justos para que salte otro del corrillo recordando que sí, que eso está muy bien, pero que no hay que olvidarse del Valencia aunque haya caído con el Madrid. A lo que inevitablemente se responderá que ni hablar, que cuatro puntos son una inmensidad a las alturas que estamos y que ésos ya pueden ir olvidándose de la Liga. "Y como se anden con el bolo colgando, no juegan ni la Champions".

Además de la obviedad, otro rasgo característico del comentario futbolero de lunes por la mañana es lo misterioso de las entretelas de la clasificación. Quien haya oído durante toda la Liga hablar del Madrid y su juego torpe, sin patrón, soporífero, poco peleón... pensará sin duda que a estas alturas se halla inmerso en las profundidades de la tabla. Y no, está arriba, muy arriba. ¿Cómo es posible? ¿Qué habría ocurrido si hubieran jugado bien tan sólo un par de partidos más? Lo mismo puede decirse del Atlético de Madrid. Si uno se limita a escuchar los comentarios en la radio o en la tele sobre el equipo y no mira la tabla de clasificación en toda la competición, a estas alturas lo que podría pensarse es que de nuevo está al borde del descenso. Y resulta que va sexto y en posición de jugar en Europa.

Yo creo que hay un profundo lazo invisible entre los periodistas deportivos y los aficionados al fútbol. Los primeros hacen el trabajo gris de inventar, de fabular polémicas, robos de partido, enojos de entrenadores, caprichos de las grandes figuras... y los segundos se encargan de tomarlos y manejarlos con esa magnífica prodigalidad malabarista que convierte una conversación sobre fútbol un lunes de mañana, en un continuo arrojar y volver a recoger opiniones y contraopiniones, como si de mazas en el aire se tratase.

Lo que importa es que, terminado el café, todos estamos listos para los comentarios de la próxima semana, cuando ya no nos acordaremos para nada de los de hoy. Como una hoja en blanco, bendita memoria de pez...

Comentarios

J. G Centeno ha dicho que…
Discurso muy centrista Antonio, impropio de alguien con su bonhomía y prosapia. Las conclusiones son muy otras:
a) El "cagómetro" de la plaza de Cataluña está que echa chispas.
b) El Sevilla no cuenta ni aunque acabe ganando la liga, esto es algo entre "ellos" y "nosotros".
c) Lo de los "indios" es patético pero esto no es novedad. El "niño" Torres, o se va de ahí, o lo más internacional que va a jugar es el "Trofeo de la galleta" de Aguilar de Campoo.
Mas entusiasmo Antonio, no se contagie ud por el espíritu mediocre de Capello.
¡Hala Madrid!
Imperialista ha dicho que…
No corran tanto, que aunque el rumor está en la calle, no es seguro que Pérez Lasa les pite en todos los partidos que restan de temporada. Ni siquiera Daudén.
AF ha dicho que…
Bueno, pero habrá algún otro árbitro razonable, ¿no?
Alba y Alvaro ha dicho que…
¿Pero también eres del Madrid? Toda una agradable sorpresa, desde luego.

Saludos desde el agua
AF ha dicho que…
Lo mismo digo. Saludos

Entradas populares