La primera oportunidad para el diálogo está servida

En la torpe manera que la izquierda abertzale tiene de presentar sus propuestas, la inscripción de Abertzale Socialisten Batasuna (ASB) en el registro de partidos de cara a las próximas elecciones juega el papel de ficha movida para que, a continuación, el Gobierno demuestre si quiere seguir jugando el juego del diálogo. Desconozco los contenidos que en las bases de esta formación hay inscritos acerca del rechazo a la violencia, pero ateniéndose a lo que Otegi dijo al respecto en la entrevista de hace unos días en Catalunya Radio, los abertzales no deberían tener problemas en superar el escollo de la Sala del Supremo que mirará con lupa su registro.

Buena prueba de este carácter de test que Batasuna da a la presentación de este nuevo partido es la nota colgada en Gara, en la que se asegura que en medios abertzales "se espera que el Ministerio del Interior español proceda a oficializar la nueva formación". Interesadamente, desde luego, habla del Ministerio "español", y habla de "oficializar" para no usar verbos que en sus filas pueden sonar a bajada de pantalones. Pero la expresión de esa mera esperanza ya es elocuente.

Si el Gobierno quiere tomar nota de la encuesta aparecida ayer en El País, según la cual estaría de acuerdo con las iniciativas gubernamentales en busca del diálogo para la paz un porcentaje de encuestados mucho mayor que el de quienes estaría en contra, probablemente tenga que buscar qué gesto realizar para demostrar que está por la labor. Pero ese gesto no podrá ser la admisión de ASB como partido legal que pueda concurrir a las elecciones, por cuanto no es el Ministerio del Interior quien ha de decidir tal cosa. En ese sentido, Batasuna vuelve a errar en la dirección del dardo. Zapatero no podrá imponer al Supremo sus pretensiones, caso de que las tuviera respecto a estas cuestiones y que fueran distintas de las determinadas por los jueces.

Comentarios

itaca2000 ha dicho que…
Dices que el gobierno no puede imponer al Supremo sus pretensiones, pues que anule la ley de partidos, o la reforme, y eso sería una muestra también de que está por la faena de un proceso de paz dialogado y con todas las partes.

Digo yo, eh, que soy uno más entre todos/as

Salud!
Maripuchi ha dicho que…
En la Ley de Partidos no se especifica que haya que condenar explícitamente la violencia.

El problema puede venirles por el nombre o por haber ex batasunos en el "nuevo" partido.

Ya veremos qué dice la justicia.

Personalmente, creo que deberían darle el visto bueno. Si se quiere acabar con el terrorismo, hay que hacer que su brazo político se democratice. Ni más ni menos.

Saludos
Gracchus Babeuf ha dicho que…
Pero bueno, 'Batasuna' quiere decir unidad en vasco. ¿Cómo va a estar prohibido llamar 'Unidad' a una organización política?
Alba y Alvaro ha dicho que…
Otra vallita. A ver como la saltamos.

Saludos desde el agua

Entradas populares