Rajoy es un pésimo pólítico

Viernes, 30 de diciembre, terminal T4 de Barajas: José Luis Rodríguez Zapatero se encuentra con dos grandes problemas: en primer lugar ETA ha sorprendido su buena fe, como se decía antes, y, en segundo lugar, le han dejado a los pies de los caballos genoveses.

Una semana después, entre idas y venidas, diluyéndose como el preceptivo azucarillo en el vaso de agua, el potencial ofensivo de Rajoy y Cia. mengua y se ve sorprendido por la iniciativa de la izquierda, que convoca la manifestación de Madrid de este próximo sábado, y de los nacionalistas del PNV, que hacen lo propio con la de Euskadi.

Llamo la atención sobre una cuestión muy importante: ninguna de las convocatorias son del Partido Socialista, sino de la izquierda y del nacionalismo moderado. En el caso de la manifestación de Madrid, no cabe duda de que tanto UGT como CC.OO. cuentan con los parabienes del PSOE, pero lo cierto es que no han tenido que ser los propios socialistas quienes convoquen (lo que sí habría dado una sensación de convocatoria apurada, en defensa propia).

En el peor de los casos para el PSOE, ésto quiere decir que cuenta con unos apoyos de mucho más calibre que los que sustentan a Rajoy, cifrados básicamente en Francisco Alcaraz. Y a su vez, éso quiere decir que casi tres años de política intensiva de desgaste del PP sobre el PSOE dan como resultado que del lado del PP no hay nadie más que los que ya estaban hace tres años, y el resto sigue más o menos donde también estaban, no siendo socios incondicionales del PSOE, pero sí defendiendo políticas próximas.

En buena medida, ésto es debido al propio tremendismo de la política del PP, que cierra cualquier puerta a un hipotético apoyo de fuerzas que, en otras condiciones, podrían sintonizar al menos ocasionalmente. A éso le llamo yo ir a por todas (o a por nada): creen que si consiguen descabalgar al PSOE, obtendrán de nuevo el poder sin necesidad de ayudas, o sea, sin deudas que pagar a nadie.

A fecha de hoy, y en el terreno de la política antiterrorista, esa estrategia del PP va a verse refrendada o contestada por el fracaso o el éxito de las manifestaciones del próximo sábado. Pero por el momento, sólo con haberse puesto en esta situación dudosa cuando pocos días antes tenía casi todas las bazas en la mano, ya se puede decir que Mariano Rajoy y la plana mayor del PP son unos pésimos políticos.

Comentarios

Daniel Isaac ha dicho que…
Buenas noches!

...y qué decir de esta nueva pólemica( cuntas llevamos???) sobre las palabras y el lenguaje, sobre los lapsus y demas...

Están todos de un sensible metafísico con su metalenguaje y con su metapolítica...

Los que esten el sábado en Madrid, buenos serán, y los que no esten...La propia memoria de las dos victimas recordará siempre este funesto dato...


(tienes toda la razón, mi post es erroneo! era otro blog...Pido disculpas( estaba trabajando y lo he hecho a toda prisa!!!)

Saludos cordiales.
AF ha dicho que…
no hay ni que pedirlas, nos pasa a todos. Saludos

Entradas populares