La precampaña ha empezado... y algunos sin darse cuenta

Navegando por aquí y por allá caigo en una bitácora que de vez en cuando leo, El liberal ripense. Es la bitácora del actual portavoz del PP de Rivas Vaciamadrid, lugar donde he trabajado hasta hace poco como periodista local y donde sigo trabajando, aunque ya apenas lo hago en ese terreno. Hoy había en ella una nota que me perdonarán que comente kilométricamente.

Roberto Bermejo, que así se llama el liberal ripense, practica tímidamente la ironía respecto a la prisa de IU para empezar a trabajar en la precampaña electoral. Al leerlo me ha llamado profundamente la atención que esta apreciación, en evidente tono de crítica, venga de alguien que se supone debería ser el candidato de su partido a la alcaldía de Rivas en las próximas municipales. Y digo "se supone" porque no está nada claro, ya que existe por ahí rondando una sempiterna crisis interna en el PP que trae y lleva al candidato natural, José Maria García, del ostracismo a la cúspide local, y luego a la marginación, y luego otra vez a flote... según las aguas vengan encauzadas por Madrid o por Rivas.

Bermejo, que fue el candidato a la alcaldía en las últimas elecciones, ha venido contando, en la práctica, con el apoyo incondicional de Esperanza Aguirre. Gracias a él ha podido ir capeando distintos temporales, el más cercano de los cuales fue el hecho de verse apeado, él y su sector, de la dirección del PP de Rivas, precisamente a manos de un grupo entre cuyos dirigentes estaba José María García. El Grupo municipal quedó en sus manos y en las de su segundo (que muchos dicen que es el primero, pero eso igual son maldades...), César Rubio. Y desde entonces, lo que más ha habido entre el Grupo municipal y la dirección del PP local es...incomunicación.

Desde esa situación, Bermejo realizó un esfuerzo sobrehumano recientemente por sacar los pies del marasmo de inactividad en que las críticas de toda la prensa local le situaban. Para ello, obtuvo el secreto cósmico de la corrupción en Rivas y acusó al concejal de Urbanismo y Seguridad Ciudadana, miembro de IU, de poco menos que cohecho. El motivo: se había dado, según el portavoz popular, una licencia a un restaurante de lujo de la localidad para construir una piscina de vertidos que no cumplía con la legislación y que atentaba contra la integridad del Parque Regional del Sureste. El pago por tamaña monstruosidad, segun se insinuaba (porque en ningún momento se dijo abiertamente), habría sido... el regalo del coste del banquete nupcial del concejal, efectivamente realizado en el restaurante alrededor de un año antes.

Sacado a la luz en plena efervescencia de los ejemplos recientes más sangrantes de corrupción inmobiliaria, el caso atrajo la atención de alguna prensa nacional, y hasta un periódico tan sesudo como El País lo incluyó en algún lugar semiperdido de las páginas de uno de sus números. El mismo diario no fue capaz de mandar luego ningún periodista para tomar notas en la rueda de prensa que, poco después de la denuncia del PP, organizó el concejal aludido, y en la que ofreció todo tipo de documentación que avalaba que tal licencia no se había concedido y que la balsa de vertidos estaba aún en "litigio". A los concejales del PSOE, socios de IU en el gobierno municipal, no se les movió una ceja con este tema y sí que acompañaron al concejal de IU cuando desmintió la acusación.

Y ya está. A eso se reduce la actividad opositora del PP en los casi cuatro años de legislatura. Naturalmente, en varios plenos municipales han puesto sobre el tapete la denuncia de algunos vecinos sobre un boquete en la calle, una acera mal pavimentada, las farolas que no encienden, un fuego mal apagado... y dos casos de protestas de más alcance, ambos relacionados con vecinos que se quejaban de que la actividad constructora frente a sus casas, les había privado de condiciones de visibilidad, o de otros perjuicios similares. No obstante, en ambos casos la solución vino de la mano del acuerdo entre los vecinos y el gobierno municipal, sin que la actividad de la oposición significara ningún paso adelante en ello. También provocaron la suspensión de un concierto de rock con grupos vascos acusándoles de proetarras, cosa que la Audiencia Nacional había negado al absolverles por similar acusación.

EL PP de Rivas no ha sido útil ni siquiera a los propios militantes del partido en sus intereses municipales (dejando a un lado el aspecto político). Cuantificando esa labor de oposición y aplicando un cálculo que otorgue tanta más credibilidad política al Gobierno, cuanta menos oposición hay, deberíamos llegar a la conclusión de que el gobierno municipal de Rivas ha sido poco menos que modélico.

No creo que sea muy aventurado decirle desde aquí a Roberto Bermejo, con todo el cariño del mundo, que si es verdad lo que dice en su bitácora, más vale que vaya aprendiendo y se ponga las pilas. Porque la precampaña no ha empezado sólo para IU, también lo ha hecho para él. Si es que se ha dado cuenta.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Estimado AF, tu información es incorrecta, ya que nunca he sido candidato del Partido Popular a la Alcaldia de Rivas-Vaciamadrid, en el año 1999, forme parte de la candidatura en el puesto número 13 y en el año 2003 forme parte de la candidatura en el puesto número 3, espero que revises tus datos y comprobaras la veracidad de mis afirmaciones.
No voy a juzgar yo las manifestaciones que realizas sobre otras personas, ni sobre quien apoya a quien ó sobre quien es el candidato natural, ya sabes bien que sobre gustos no hay nada escrito.
Por otro lado tus opiniones sobre la labor de oposición realizada por el actual grupo municipal, son solo eso tus opiniones y por ello las respeto, aunque no las comparto, te podria indicar una por una todas las preguntas que el grupo municipal del partido popular ha realizado, aunque sincerametne creo que eso a ti, AF, poco te interesa.
Y por otro lado poco me conoces, aunque tu pensaras lo contrario nunca me oculto bajo seudonimos, y con ello te indico que la bitacora a la que haces mensión no es mia y desconozco quien o quienes la escriben.

Fdo.: Roberto Bermejo
AF ha dicho que…
Roberto:

Si estoy equivocado respecto al dato de tu candidatura a las elecciones, rectifico, no tengo problema, y pido excusas por la incorrección del dato. No cambia nada, en cualquier caso, respecto al fundamento de lo que opino.

Respecto a éso, ya me preocupo en mi nota de aclarar que la opinión sobre la falta de efectividad de la oposición que habéis hecho no es exclusivamente mía, diferentes medios locales lo han ido expresando directa o indirectamente a través de estos años. Otros medios no se suelen ocupar de estas cuestiones, por lo que no son referencia.

En cuanto a la autoría de la bitácora referida, si tú aseguras con tal rotundidad que no eres su autor, pues nada, no te preocupes, borra la cuestión en lo que respecta a este aspecto, y ya está. Te pido disculpas a ti y a quien sea el autor real de la página (¿Rubru?¿Álvaro Martín Fuertes?). Puedes publicar esta rectificación, si lo consideras oportuno, allá donde lo creas necesario.

El resto lo mantengo.

Entradas populares