La iglesia católica no es lo que era

La iglesia católica no es ya lo que era. Desde siempre, se ha distinguido por ser un puntito más intransigente y arrogante que las demás, a causa de lo cual ha sido capaz de "rebatir" la posición de la Tierra respecto al Sol o la teoría de la evolución. Ha sentado cátedra sobre los efectos de la masturbación en la ceguera masculina y sobre otros principios físicos y biológicos de indudable trascendencia, como el de la viabilidad del embarazo sin inseminación (caso este último en que, además, lo hizo con sorprendente adelanto a los actuales esbozos experimentales).

Y todo esto lo ha abordado la iglesia católica sin el auxilio de sesudos científicos -por más que la mayoría de ellos se hayan apresurado, a lo largo de los tiempos, en mostrarse de acuerdo con las conclusiones clericales-. Simplemente con la fuerza dogmática emanada de su sabiduría innata.

Asombra, pues, observar ahora cómo en tema tan señalado y crítico como el de la eutanasia, la iglesia católica admite y fomenta la opinión, a título de argumento de autoridad, de profesionales de la ciencia. La Santa Sede y su cabeza visible, el Papa de Roma, por medio de uno de sus servicios de noticias, recurre a declaraciones de profesionales médicos que ponen en entredicho prácticas eutanásicas llevadas a cabo en Holanda -cuna de tanto protestante-.

¿Cómo es posible que ante tamaño atentado contra la autoridad y la soberanía de Dios en materia de vida y muerte humanas, su Iglesia ungida no se rebele y administre a los holandeses una buena excomunión que aleje el espectro de la duda respecto a la infalibiliad papal?

Me encantaría presenciarlo, sobre todo por ver luego cómo ventilaba la papeleta el ministro de Exteriores del Vaticano en reunión a puerta cerrada con su homólogo holandés y con los representantes de Philips y Unilever. Que seguro que también tienen acciones.

Comentarios

Entradas populares