Holocausto Cinco Estrellas

El embajador de Israel en España, Victor Harel, se ha molestado en dirigirse personalmente a la alcaldesa de Ciempozuelos (Madrid), la socialista Susana León, para expresar su queja por el hecho de que el Ayuntamiento de esa localidad haya convocado un acto de "conmemoración del genocidio palestino" en el "Día de Memoria del Holocausto". Resulta que la denominación de esta última conmemoración no es tan corta como el señor Harel cree, ya que su nombre completo, desde hace tres años, es "Día Oficial de la Memoria del Holocausto Judío y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad". Parece obvio que con esa cobertura, la queja del embajador es improcedente.

Pero, más allá de cuestiones técnicas, lo importante, me parece, es la soberbia con que Victor Harel aborda el problema: genocidio -parece decir- sólo hay uno, y a ti te encontré en la calle. El embajador aduce que "no existe" el tal genocidio palestino y que insistiendo en dar publicidad a ese inexistente hecho, lo que se hace es dar oxígeno al terrorismo islámico.

En otras palabras: el Holocausto judío fue el "top 5" de todos los Holocaustos, y eso justifica que sólo pueda uno conmemorar ése, y no ningún otro. Podría decirse que la visión que el Estado de Israel tiene respecto a sí mismo es la misma que la AVT española tiene respecto a su papel: se consideran la encarnación única de las Víctimas (así, con mayúscula, sin importar de qué víctimas se trate) y niegan que naide más pueda hablar en representación de ellas.

Ciertamente la definición de genocidio es objeto de polémica, pero si en lugar de centrarnos en los intentos de interpretación de lo que hasta ahora está legislado, se observan los ejemplos que se mencionan para ilustrar el significado del término, entonces se ve más claro si lo que el Ejército israelí viene haciendo contra la población palestina en su conjunto, es o no un genocidio.

Por otra parte, ya que el señor Harel acumula tan alto grado de impertinencia al atreverse a quejarse airadamente contra la decisión soberana de un Ayuntamiento de conmemorar lo que le parezca conememorable en la fecha que le parezca adecuado hacerlo, habrá que contestarle de una de estas dos maneras:

1. "Lamentamos la interpretación que hace usted de las intenciones que nos han movido a organizar la mencionada conmemoración con el perfil y los contenidos que lo hemos hecho. No ha estado en absoluto en nuestro ánimo ofender a las víctimas del Holocausto judío durante la Segunda Guerra Mundial, víctimas que reconocemos como reales y a las que creemos que se debe eterna memoria, al igual que al resto de víctimas de genocidios organizados en no importa qué época o lugar. Tanto es así, que en las ediciones anteriores de esta conmemoración hemos abordado casi exclusivamente los hechos ocurridos al pueblo judío, motivo por el cual hemos decidido en la de este año abordar otros lamentables ejemplos de genocidio. Dado el carácter formativo de buena parte de los actos previstos dentro de esta conmemoración, y dadas las reservas que usted expresa respecto a la misma, tenemos el placer de invitarle a estos actos para que pueda conocer y juzgar con mayor conocimiento de causa, quizás, los hechos sobre los que trateremos".

2. "Es usted un impertinente. No es usted quién para protestar por lo que queramos conmemorar, y lo único que le reconocemos es su potestad -no en calidad de embajador, sino de ser humano- para disentir de lo que se pueda exponer en la conmemoración aludida."

Elijan ustedes.

Comentarios

Bits RojiVerdes ha dicho que…
Bueno.. me has evitado escribir un artículo para los biTs...

En este sentido, merece la pena que se lea un artículo de Ilan Pappe que versa sobre terminología en el caso de Palestina. Es un profesor de la universidad hebrea de Haifa, historiador y politólogo:

Genocidio en Gaza, limpieza étnica en Cisjordania

no encuentro el enlace original, pero si éstá entero como comentario en un post del blog:

http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=836#comment-92717
Anónimo ha dicho que…
Buenos días,

El problema es muy sencillo. El genocidio contra el pueblo palestino no existe.
Creo que todo el mundo está de acuerdo que durante la ocupación de Gaza y Cisjordania el ejército israelí ha cometido acciones que van contra el Derecho Internacional Humanitario. Pero ninguna de ellas se acerca, ni de lejos a lo que se define como genocidio. Al menos a la definición mundialmente reconocida, la que ha adoptado el Tribunal Penal Internacional. Por eso solo se puede decir que la alcaldesa de Cienpozuelos peca de ignorante o de manipuladora. Un saludo
Groovy ha dicho que…
Todos los exterminios merecen ser recordados, no sólo el judío. Pero eso no significa que haya que eliminar el recordatorio al holocausto nazi y reemplazarlo por otro.
Primero, como ha dicho el anónimo en el anterior comentario, aunque el ejercito israelí pueda haber cometido acciones desproporcionadas contra el pueblo Palestino, no se puede igualar a lo que es un genocidio.

Segundo, si alguien lo quiere considerar genocidio palestino, se puede haber conmemorado otro día.

Los 6 millones de judíos exterminados no tiene culpa de lo que pudiese hacer el gobierno de Israel. Son simplemente seres humanos que merecen ser recordados.

Un anti-sionista o alguien crítico con el gobierno israelí no tendría problema con que se conmemorase el Holocausto, porque se supone que tiene prejuicios contra el sionismo o contra el gobierno israelí, no contra los judíos en sí. Ahora bien, el tal anti-sionismo o la critica al gobierno israelí, evidentemente, es solo un disfraz con el que cubrir su rampante racismo y anti-semitismo.
Iván M ha dicho que…
Y era de esperar que cuando se habla de Israel, salga a relucir como siempre la palabra Antisemita.
La verdad, es que ya por acostumbrado, ni me ofende, se perfectamente que como pacifista que soy, he de condenar todos los asesinatos que se produzcan, siendo indiferente el lugar donde se cometan, y la persona que los cometa, asi como la causa que supuestamente busque defender con esos asesinatos.
AF ha dicho que…
Groovy:

Hay que tener poca vergüenza para argumentar que recordar todos los exterminios no debe impedir que se recuerde el de los judíos, cuando el problema es exactamente el contrario: el recuerdo del exterminio de los judíos se ha conmemorado exhaustivamente, año tras año, en distintas comunidades y no sólo en la judía, y ha servido para tapar siempre otros exterminios, genocidios o como queramos llamarlo.

Me la suda cualquier acusación de antisemita.

Entradas populares