Sobre ascuas


¿Hay algún periodista que pueda decirme cómo va el partido que está jugando Emilio Botín en los juzgados? ¿Va perdiendo, va ganando? Empezó a finales de noviembre, pero es que en la prensa se lee poco al respecto, y eso que reconocidos profesionales del periodismo han calificado el juicio por el asunto de las cesiones de créditos (aquéllas de los años 80) como el más relevante de la historia de los procesamientos por cuestiones financieras en España. Me tienen sobre ascuas.

Nada menos que ciento y pico años pide la acusación particular, compuesta por una asociación de abogados y por Iniciativa per Catalunya, a Botín y otros que por aquella época actuaron con él en este tema. Tema consistente, en resumidas cuentas, en captar fondos de dinero negro (no menos abundantísimo entonces que ahora) para realizar con ellos inversiones en las que, suene lo alucinante que suene, los que ponían el dinero quedaban en el anonimato.

Hacienda dijo en su día que aquéllo no podía ser y pidió a todos los bancos y cajas (porque todos participaron en ese suculento pastel) que identificaran a los que ponían el dinero. Todas las entidades aceptaron finalmente identificar a sus clientes a excepción del Santander. Misteriosamente, pocos años después de que los señores de los impuestos iniciaran trámites contra el Santander, éste no sólo dejó de ser perseguido por el Ministerio, sino que los máximos responsables políticos del país, a nivel gubernamental, exculparon de manera insólita al banco y sus directivos. La fiscalía dejó de sentir interés por el tema y de hecho ahora mismo no está personada en el juicio como acusación.

La rocambolesca y atemorizante historia de este caso pueden leerla muy bien resumida en este artículo de Nuria Almirón para la revista Viento Sur. No se lo pierdan, que es apasionante.

Comentarios

Entradas populares