Santa Rita, Rita

Resulta cansino pero irremediable, creo yo, dar otra opinión más sobre la Ley de Memoria Histórica (usemos ese nombre para entendernos). Yo la considero insuficiente y creo que no proporciona lo más necesario: la reparación moral y no sólo moral de los perjuicios causados por condenas injustas e ilegales.

Reflexionen sobre un aspecto: ¿a que si ustedes cogen a un grupo de personas de cincuenta o más años de edad, cuya ideología conozcan, aciertan al menos en un noventa por ciento la opinión que darán sobre este tema? Si son de derechas dirán que está muy mal, porque la Transición ya dejó ese tema cerrado. Si de izquierdas, que no se trata de tomar revancha, pero sí de dejar las cosas en su sitio.

Y es que los de derechas saben perfectamente que no les conviene menear lo relacionado con la Guerra Civil, la represión franquista, etc., ya que muy probablemente (ya sé que no en todos los casos, pero sí en los suficientes como para generalizar) ellos mismos o sus antecesores más directos estuvieron pringados en esa represión. Por ello usan el equivalente del "santa Rita, Rita, lo que se da no se quita". O sea: me diste en 1977 tu promesa de no remover el asunto, no me lo quieras quitar ahora.

Pero es que, incluso dando por bueno aquel pacto de la Transición (cosa que yo no hago), lo que pudo valer entonces para desatascar la renuencia de la derecha a aceptar los cambios políticos, no tiene por qué ser de recibo ahora. Ahora, no debería haber una derecha tan poco democrática que no se arrepintiera, ella la primera, de su ascendencia y vínculos originarios, más o menos cercanos, con el franquismo.

No tendría por qué suponer un trauma, pero resulta que sí, que lo supone. Y el solo hecho de que sea así ya da un rotundo enfoque sobre la esencia del PP y de las derechas satélites de ese partido: nunca han dejado de opinar que la rebelión militar fascista de Franco estuvo justificada, como creen que lo estuvo la de Pinochet en Chile. Siguen siendo mayoritariamente fascistas. Aunque algún despistado aún no se haya dado cuenta.

Comentarios

Entradas populares