Ono y Telefónica

Si tienen la intención de pasarse de la ADSL de Telefónica al cable de Ono, piénsenlo. Un servidor se decidió a hacerlo hace cosa de un mes y me he encontrado con una falta de seriedad comercial por parte de Ono difícil de tragar. Veamos.

En primer lugar, el servicio de Internet de Ono se da mediante un router monopuerto que hace unos meses facilitaba un par o tres de direcciones IP, lo que permitía a los usuarios conectar a ese modem dos o tres ordenadores y tenerlos en red, siendo posible salir a Internet desde cada uno de ellos independientemente. Desde hace un par de meses, Ono ha cortado esa posibilidad sin que mucha gente haya sido avisada (¿lo ha sido alguien?) Ahora te informan de que la única forma de poder acceder a servicios de Internet y correo electrónico desde varios ordenadores en una casa, es a través de router inalámbrico.

Pues bien, el tipo de router inalámbrico válido para conectarse a la red de Ono, según uno de los comerciales con los que hablé, podía ser perfectamente cualquiera de los estándar del mercado, incluyendo los que Telefónica faclitaba a sus usuarios de ADSL. O sea, el mío. Una semana más tarde, puesto al habla con otra comercial que me llamó para interesarse por si quería contratar definitivamente el servicio, me dijo que no, que para ello necesitaba comprar el router inalámbrico de Ono, al precio de... ¡150 euros!

Escandalizado, anulé la contratación que ya casi había realizado y me olvidé del asunto. Unos quince días después, otro comercial me llamó para interesarse por mi decisión. Le conté el caso expuesto y le hice saber lo monsqueado que estaba. Este nuevo comercial me aseguró que no entendía cómo era que su compañera me había dicho eso, porque el router de Ono al que se había referido estaba en oferta, a sólo 50 euros. Me quedé sorprendido, pero finalmente le dije que después de tantas versiones diferentes, para contratar el servicio quería que me confirmara por escrito lo que me estaba diciendo. Esta es la piedra de toque, porque todos dicen invariablemente que no pueden mandar correos electrónicos. Me negué a seguir tratando el tema.

Otros quince días, más o menos. Nueva comercial que vuelve a mostrarse sorprendida por lo que le cuento y me ofrece el router inalámbrico de Ono... ¡gratis! Le vuelvo a exponer la necesidad de me confirme por escrito y me vuelve a decir que eso no puede hacerlo, pero que como ella redacta el contrato que el instalador lleva, lo hará constar para que yo, antes de firmar, pueda verlo impreso. Le digo que vale y concertamos una cita para que el instalador pase por casa.

Llega el día antes de la cita establecida y veo en la web de Ono que hay una oferta consistente en un regalo de un IPod de 2 Gb a quien contrate los servicios que yo había pedido. Llamo preguntando por la comercial que me había atendido, para decirle que yo quiero esa promoción y me dicen que ya ha terminado su jornada, pero que me llamará al día siguiente.

Pasa toda la mañana del día en cuestión (por la tarde del cual me tenía que venir el instalador) y nadie me llama. La cita para la instalación era a las 5 de la tarde, y a las 4'30 llamo al teléfono de Ono. Le explico el caso a un señor que me asegura que él no puede hacer nada y me pasa con otro. Este segundo me dice que la oferta del IPod sólo es válida si contrato por Internet, y no por teléfono. Intento razonar con él diciéndole que no tiene sentido que me estén llamando e intentando conseguir de mí un contrato cuando utilizando otro canal puedo conseguirlo en mejores condiciones, pero se muestra inflexible. Le digo que en ese caso llame a su instalador y le avise de que queda anulada la contratación.

Esta vez es definitivo. Tal cadena de idas y venidas, aparte de parecerme poco seria, me aburre, como me imagino que os he aburrido a quienes leáis ésto. Una vez más, la indeseable opción de Telefónica se muestra como lo malo conocido del refrán, que dicen que es mejor que lo bueno por conocer. Así se pudran todos.

Comentarios

Doble-C ha dicho que…
Si os sirve de referencia pongo mi caso.

Habiendo hablado con ellos el dia 2 del 12 por internet y al poco por telefono me dicen que no hay problema a mi caso.

Mi caso era que me iba a vivir a un piso a primeros de año y queria contratar alli pero me interesaba lo de la promocion ipod y que a partir del 2 de enero que podian pasar a instalar.

El dia 8 de enero les llamo porque no me llamaron y les digo que ya estoy alli y que quiero me lo instalen me dicen que no hay problema que pasara el tecnico el dia 10.

A dia de hoy no ha venido nadie he llamado mas de 3 veces con llamadas de 30 minutos a 902, nunca te pasan con reclamaciones pues como puedes pedir una copia por derecho no les interesa.

Estoy en Navarra, en su dia antes de que lo absorbiera ONO fui cliente de RETENA y daba gusto ahora esto es una mierda.

Solo consegui que una comercial me llamara para decirme que tienen un problema y que no me lo pueden instalar, en mi edificio sin embargo hay ONO comprobado con vecinos etc

Vamos que ya le dije que si no me los instalan antes del 30/01 que llamare el 30 para darme de baja.

Me dice que lo intentaran subsanar pero no me asegura nada.

Imaginate que tienes algun problema con la linea con la seriedad que tienen.

Claro con los precios no tienen competencia pero si tienes que estar 6 meses sin internet ya me diras.

Me parece que ONO se quiso comer una tarta muy grande el solito y se le esta atragantando el pastel.

Saludos.

Entradas populares