La comisión de Garantías de IU asoma la patita

Don Ricardo RVM me da un tirón de orejas en el comentario a la nota anterior a ésta, y lo hace con razón aunque de manera un tanto estricta. Aunque la nota quedó publicada muy tarde en la noche del 7 (ya en el día 8, formalmente), la escribí en la tarde de ese día 7 y por entonces en los medios que consulté y en la página de IU-Federal nada había al respecto (cierto es que en este momento en que escribo, tampoco hay nada en ella, lo que dice bien poco de la importancia que para IU Federal tiene su cara informativa oficial).

No obstante, es de escasa importancia si yo he sabido informarme a tiempo o no, por cuestión de horas, respecto a lo sucedido. Lo de mayor importancia es si la resolución de IU Federal cuadra más con alguna de las alternativas que yo planteaba. A mi modo de ver, la comisión de Garantías ha dictado una resolución que permite seguir luchando a quienes se oponen a Pérez, pero no les da el apoyo necesario para ganar en la pelea.

Y esa pelea no es limpia. Ángel Pérez y los de su entorno llevan años dedicándose a corromper cualquier legalidad estatutaria y cualquier legitimidad política con tal de mantenerse o volver a ostentar los cargos que les den entrada en las instituciones. Para ello no han dudado en manipular estatutos, asambleas y órganos diversos de dirección de la formación política. En esos términos, de nada vale obtener legítimamente mayorías políticas que se enfrenten a una dirección.

Esa dirección corrompe censos y altera votaciones, anula decisiones legítimas y hace todo lo necesario, con el mayor descaro, para presentarse después ante quien corresponda con el acta firmada de un órgano de dirección que no es más que el resultado de haber eliminado previamente a todo aquel que molesta, sea o no mayoritario.

Permitir ese estado de cosas no sólo no dice mucho en favor de IU Federal, sino que habla en contra de esa instancia. En la Comunidad de Madrid hay una mayoría de gente con muy diverso enfoque político que, sin embargo, podría estar ventilando legítima y normalmente sus diferencias en el seno de la organización, pero que en este momento se ve obligada a dedicar sus mejores esfuerzos a encontrar la manera de frenar el golpe de estado que en los hechos plantea día sí, día también, la dirección de Ángel Pérez.

En tales circunstancias, lo decente es tomar partido y frenar los abusos. Y la comisión de Garantías se ha limitado a decir (no demasiado fuerte, en mi opinión y sobre la base de la nota publicada por Soledad Alcaide en El País digital) que ha existido un abuso, pero no ha frenado el brazo de quien se dedica a repartir asiduamente los mamporros.

Comentarios

Entradas populares