En Irán también hay oposición

Es una buena noticia la que me ha llegado visitando la página de Esquerda, un bloque de izquierda radical portuguesa. Según la nota aparecida ahí, el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, fue abucheado e interrumpido ayer cuando pronunciaba un discurso en la inauguración de unas jornadas en una universidad de Teherán. Quienes le abuchearon eran, según la nota, estudiantes iraníes, y la protesta que realizaban tenía eminentes tintes políticos, ya que gritaban "muerte al dictador", sin referirse a Pinochet, que ya había muerto, y quemando fotos del propio Ahmadinejad.

No está de más decir que las jornadas que el presidente iraní estaba inaugurando tenían como lema: "Revisión del Holocausto. Una visión global". Ni qué decir tiene que están muy bien vistas por un régimen como el iraní, que bajo el mandato de Ahmadinejad, definido por todos los medios como islamista ultraconservador, se ha lanzado a diferentes iniciativas de reafirmación en los valores más detestables de esa filosofía. En este caso, se pretende seguir la estela de la tentativa que los nazis siempre han hecho de mantener que la "teoría" del Holocausto no es más que una gran mentira lanzada por los vencedores de la II Guerra Mundial. En otras palabras: que lo del genocidio es, en el mejor de los casos, una exageración.

Pero todo eso no elimina el buen sabor de boca por la aparición de esa protesta. Serían pocos, y seguramente pagarán las consecuencias, pero les guíe el objetivo que les guíe, con su acción han abierto posibilidades, lo que siempre ocurre cuando alguien se atreve a desafiar a lo teóricamente indesafiable.

Comentarios

Entradas populares