El nacionalismo también preocupa a los catalanes

Leo en el blog de Ricardo RVM una nota que él mismo ha titulado: "Lo que de verdad preocupa a los catalanes". Desde la certeza de pensar muy parecido a él en este tema, me gustaría puntualizarle una cosa al respecto.

Y es que he de contradecirle, RVM. Esta carta que Ud. publica, a la que me apresuro en aplaudir por presentar tan sistemática y documentadamente una queja de tal calibre, no creo que sea "lo que de verdad preocupa a los catalanes". Sí creo que es un tema que preocupa mucho, y más si lo extendemos hacia el plano más general de la falta de empleo digno y la dificultad para encontrarlo. Pero no es "lo que" preocupa, sino "de las cosas que" más preocupan.

El nacionalismo en Catalunya, como en Euskadi o en Galiza, no son fruto de una moda pasajera. En cada lugar ha tenido una gestación diferente, pero es innegable que existe y que es un sentimiento que se va a expresar mientras las aspiraciones que en ese plano tenga la gente que se siente parte de una nación, no se vean colmadas. Esto es evidentemente muy subjetivo, pero así son estas cosas.

Así pues, nos parezca bien, mal o regular (a mí, particularmente, me la chufla el nacionalismo, pero empezando por el español, como creo que le ocurre a usted), no puede negarse sin correr el riesgo de excluir y marginar a los nacionalistas. Y siendo pragmáticos, cuando los nacionalistas son muchos éso no es conveniente.

El trabajo asalariado (o la falta del mismo) siempre ha sido una preocupación para todos aquellos que necesitaban de él para vivir y no lo han tenido, o lo han tenido muy malo, fueran o no nacionalistas, incluso dentro del mismo territorio de una nacionalidad oprimida. Igualmente, la falta de trabajo asalariado no ha sido un tema de interés para aquellos que, nacionalistas o no, no han necesitado de él para vivir.

Pero, por suerte o por desgracia, eso no coloca al nacionalismo en el plano de las entelequias o las quimeras. Es real y gana o pierde elecciones.

Comentarios

RicardoRVM ha dicho que…
Oiga, que a mí no me contradiga, que ya sabe que aluego me cabreo.

Es posible que a los catalanes les preocupe el tema de su nación, como les puede preocupar el asunto de la Santísima Trinidad y la paradona de ser uno y trino, perro no veo por qué se lo tienen que imponer a los demás.
aflorezleon ha dicho que…
No se encocore, Don Ricardo, que se le sube el colesterol malo. La razón de que deba usted preocuparse por las cuestiones planteadas por los nacionalistas es que, de lo contrario, no podrá comer con plena delectación ni el marmitako, ni la butifarra con munchetas ni el lacón con grelos. Excuso decir los males sin cuento que tal abstinencia podrían causarle.

Entradas populares