Correctamente orientados

La edición digital de El País de hoy incluye en su sección de Sociedad un video en el que se dan algunos apuntes de una encuesta realizada a jóvenes sobre sus preocupaciones, gustos, etc..

A la manera en que se suelen tratar los resúmenes de estas cosas, el videoclip finaliza con una voz en off que recapitula de la siguiente manera: «[Los jóvenes encuestados] pasan de los políticos porque creen que los políticos no les escuchan. Sus mayores preocupaciones son la inmigración y el precio de la vivienda. Consideran que vivimos en un mundo con más riesgos que en el pasado. Un mundo en el que piensan que puede haber un ataque terrorista, una catástrofe medioambiental, una epidemia o una crisis económica».

Y dicho así, a uno le entra una cierta tristeza. Verán, es que se trata del catálogo más completo e ingenuo de obviedades que nos ofrecen día a día los medios de comunicación. Un catecismo como otro cualquiera, con los diez mandamientos no ya sobre lo que la juventud debe pensar, sino sobre qué debe preocuparse. Desde luego, si eres capaz de controlar tan totalmente lo que les preocupa, con mucha mayor facilidad controlarás la forma en que se enfrentan a esas preocupaciones. Su respuesta.

Si consigues que estén preocupados por la inmigración porque tú les induces a estar preocupados por ello, será muy fácil conseguir que su respuesta a la inmigración sea la que tú quieras que sea. Y claro que es normal pensar que puede haber un ataque terrorista, una catástrofe medioambiental, una epidemia o una crisis económica. Yo también creo que puede darse cualquiera de esas cosas. ¿Y?

El problema no es qué cosas nos preocupan, sino dónde creemos que están las raíces de esos problemas que nos inquietan y, sobre todo, en qué manera creemos que podemos afrontarlos, si es que son tan importantes que no podemos limitarnos a dejarlos a un lado.

Y ahí está lo que da tanta tristeza: se tiene claro qué respuesta dar a los precios abusivos de la música "legal" (hay que bajársela gratis por Internet), pero no se ve cómo enfrentarse a la crisis económica. Es que es complicado, ¿verdad? Y como pasamos de la política, pues claro...

No creo que esto sea cosa sólo de los jóvenes. Una mayoría de gente probablemente se plantea lo mismo que estos encuestados. A base de pensar de forma políticamente correcta, estamos comenzando a estar correctamente orientados. Así nos zurzan a todos.

Comentarios

Entradas populares